viernes, 28 de diciembre de 2012

"HEMOS VISTO SU ESTRELLA" (Mateo 2,2)

 
"HEMOS VISTO SU ESTRELLA" Así es como hemos llamado a nuestra campaña asociada a la festividad de los Reyes Magos. Hemos querido llamarla así por dos motivos:
 
Porque los Reyes Magos supieron ver en la constelación, en la inmensidad de estrellas, en lo anchuroso del cielo, una simple estrella, la que anunciaba el nacimiento del Señor, de Jesús, oculto en Belén, la última de las ciudades y aldeas de Judá...
 
De la misma manera, nosotros, como Asociación y como creyentes, como granadinos, hemos visto en el universo de la solidaridad en Granada, en la inmensidad del trabajo por el evangelio, en lo anchuroso de las necesidades de los hombres, la luz que emana de la labor y el trabajo de las Hermanitas de los Pobres con nuestras personas mayores, desd su labor callada y no siempre bien reconocida.
 
Porque los Reyes Magos, interrogados por aquella estrella se pusieron en camino, dejaron sus comodidades, su tierra, sus saberes, y con humildad y sus dones encontraron al Rey de Reyes, al Señor de Señores, a nuestro Salvador, y le honraron con oro, de su realeza, con incienso, de su sacerdocio y con mirra, para ungir su muerte y sepultura...
 
De la misma manera, nosotros, como Asociación, interrogados por esta entrega de las Hermanitas de los Pobres, de su cariño y dedicación por nuestras personas mayores, nos ponemos en marcha, para conocer su realidad y sus necesidades, que se traducen en aquello de lo que más gastan, productos de aseo para mejor atender a las personas mayores y productos de limpieza.
 
Y entonces porque "HEMOS VISTO SU ESTRELLA" os pedimos que colaboréis con vuestra aportación en:
 
LAVAVAJILLAS, TOALLITAS, CREMA HIDRATANTE, COLONIA, GEL y CHAMPÚ
 
Hemos confeccionado unas cajas de colecta que hemos instalado en varios puntos del barrio, con la esperanza de que otras personas, consumidoras y usuarios de dichos establecimientos, se dejen iluminar por la misma estrella que a nosotros nos guía, y se hagan partícipes igualmente de nuestro proyecto. Esperamos que la gente, siguiendo la estela de la luz, que brilla, en GRANADA, de la tarea de las Hermanitas de los Pobres con nuestros ancianos, sepa ver, igualmente, ese destello de luz que hay en los ojos de nuestras personas mayores, y que no es otra cosa, sino el destello de la sabiduría que da toda una vida.
 
¡Hasta el 4 de Enero!
 
Como Granada es muy grande, aunque la iniciativa se dirige a las Hermanitas de los Pobres del Zaidín, y nosotros nos encontramos en Cartuja, podéis colaborar igualmente recogiendo productos de esta naturaleza, pero no se los hagáis llegar a las Hermanitas de los Pobres hasta el día 5 de Enero, para no estropearnos la sorpresa...
 
Recordad:
 
 
"¡Ya vienen los reyes, por el arenal....!" -como dice el Villancico, "ya vienen" pero aún no han llegado...
 
(P.D.- Seguiremos informando mediante actualizaciones de este post)

martes, 25 de diciembre de 2012

UN NIÑO NOS HA NACIDO... ¡Y CON UN PAN BAJO EL BRAZO!

 
Antes de compartir con vosotros el desarrollo de nuestro proyecto navideño "Apadrina una cena de Nochebuena" desearos a todos, los lectores del blog, nuestros socios, colaboradores y amigos, una muy deseada y merecida...

¡FELIZ NAVIDAD!

Y ya estábamos en la mañana del día 24 de Diciembre, despiertos a las nueve de la mañana, y no tanto porque hubiese llegado el camión de HIPERCOR con los lotes que logramos reunir (unos veinte), sino por los nervios de que todo saliera bien, pues no era para nosotros, sino para los demás, recibiendo el camión que empezó a descargar los mencionados lotes.
 
 
Pese a lo sorpresivo de la llegada del camión, que no esperábamos hasta las once de la mañana (en este sentido dar las gracias al centro comercial HIPERCOR que ha hecho todo lo posible por adelantar la entrega para que la mañana no se hiciera muy larga y los voluntarios se pusieran en marcha cuanto antes), empezamos a descargar las cajas en el portal de nuestro domicilio social, en tanto en cuanto podamos tener unos locales o una sede fija.
 
 
Y aún no habían llegado los socios para ayudar con el reparto de los lotes, cuando el Señor nos bendijo a los más madrugadores con la aparición de Encarnación, una señora mayor del barrio, que vive sola, que por tener, no tiene ni reloj, y que a sus 78 años, no se había olvidado de su cita con nosotros para entregarle su lote ¡y eso que se lo dijimos casi con diez días de antelación! y es que ella iba también demasiado temprano al no saber la hora... En la foto, enseñándole a uno de nuestros socios el "papelito" en el que le escribimos la cita para que no se le olvidara. (Hay que decir que es la única foto que ponemos de un destinatario real de las "Cenas de Nochebuena" porque a ella no le importa, sin embargo, el resto de las fotos las omitimos, por salvaguardar la intimidad de las familias ayudadas, así como la de sus menores).
 
Aparte del contenido del lote convenido, el Centro Comercial HIPERCOR incorporó a cada uno de ellos un balón de fútbol, un juego de palas o raquetas y dos neceseres, o estuches, lo que bien mirado podía no ser nada, es decir, hubiésemos preferido más comida, aunque luego, reflexionando la gran cantidad de niños que hay en las familias ayudadas, no menos cierto es que no deja de ser una ilusión añadida a la hora de abrir los lotes en cada una de las familias destinatarias, lo mismo que la felicitación navideña, escrita de puño y letra por socios de la Asociación, que acompañaba cada lote, pues no se trata (y esto lo tenemos muy claro, de dar por dar, o hacer una caridad anónima, de esa que "acalla las conciencias", sino que se trata de devolver la dignidad a personas,  hermanas nuestras en la fe, que no son objeto de caridad, sino del legítimo auxilio que se prestarían los miembros de una familia entre sí, o unos hermanos, o si no, no nos llamaríamos "Familia Eucarística").
 
Nos quedamos con el sentimiento general de todos los participantes en este evento, no tanto por los socios, amigos y colaboradores de la Asociación, pues todos teníamos presente aquellas palabras del Evangelio (Lucas 17,10) “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos”, ni por las palabras de agradecimiento de los destinatarios, sino porque quizás, con esta bendita mañana del día de Nochebuena, en lo que nos toca, estábamos haciendo ya realidad el gozoso anuncio de los ángeles al mundo (Lucas 2,14): “Gloria a Dios en el Cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor”… Y con estos sentimientos nuestros voluntarios (ver foto) comenzaron el reparto.
 
Al menos una cosa había en la cara de todos, la sonrisa transparente de que sabe que hace bien, mientras que las lágrimas de emoción, esas quedan en lo secreto de la casa y el corazón de cada uno de nosotros.

 
ORACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS
 
Habíamos preparado, Señor, nuestro banquete,
el de nuestra casa, nuestra familia, nuestros amigos,
y viniste diciendo que no era suficiente,
nos querías saliendo a los caminos,
invitando a pobres, mendigos, necesitados,
y así lo hizimos, Señor, en tu nombre,
y llenamos un salón de invitados para ti.
¡ a nosotros, Señor, no a nosotros,
sino a tu Nombre da la gloria!
 
AMÉN


 


sábado, 22 de diciembre de 2012

BENEDICTO XVI PARA "FINANCIAL TIMES"

 
Reproducimos a continuación parte del artículo que ha sido publicado por su Santidad Benedicto XVI en el prestigioso periódico financiero "Financial Times" en el que reflexional sobre la pobreza y su significado cristiano:

"La lucha contra la pobreza de los cristianos se debe a un reconocimiento de la suprema dignidad de cada ser humano, creado a imagen de Dios, y destinado a vivir eternamente. Los cristianos trabajan por una distribución más equitativa de los recursos de la tierra en la creencia de que, como administradores de la creación de Dios, tenemos el deber de cuidar a los más débiles y vulnerables. Los cristianos se oponen a la codicia y a la explotación en la convicción de que la generosidad y el amor desinteresado, como fue enseñado y hecho vida por Jesús de Nazaret, es el camino que conduce a la plenitud de la vida. La creencia cristiana en el destino trascendente de cada ser humano urge a la tarea de promover la paz y la justicia para todos.

 

Debido a que estos objetivos son compartidos por muchas personas, mucho más fructífera es por tanto la cooperación entre los cristianos y otros creyentes. Sin embargo, los cristianos consideran que "hay que dar al César lo que le pertenece sólo al César, pero no lo que es de Dios." Los cristianos, no obstante, a lo largo de la historia, so siempre han podido cumplir con las exigencias del "césar". Desde el culto oficial al emperador de la antigua Roma hasta los regímenes totalitarios del siglo pasado, el "césar" ha tratado siempre de ocupar el lugar que le corresponde a Dios. Cuando los cristianos se niegan a inclinarse ante los dioses fy los valores falsos que se proponen desde la sociedad actual, no se debe a una anticuada visión del mundo. Más bien, es porque están libres de las limitaciones de cualquier ideología y son insporados por una visión noble del destino humano que no pueden casarse con cualquier cosa que la socave".

 
Interesantes palabras, que nos animan a seguir trabajando por los más pobres de los pobres, sin descuidar nuestra formación, para mejor servir a los fines sociales de la Asociación, que no son otros, sino aprender a vivir con mayor coherencia cristiana, radical si se quiere, al ejemplo de Francisco de Asís, a la luz de la presencia amorosa de Cristo en la Eucaristía, bajo la mirada amorosa de María, en su labor callada en su casita de Nazaret.

domingo, 16 de diciembre de 2012

INTIMA ECCLESIA NATURA

 
Dos acontecimientos han venido en coincidir, recientemente, en la vida y el devenir social de la Asociación:
 
En primer lugar la pregunta de una persona, interesada en formar parte de la Asociación, que planteaba de la siguiente manera: “¿Por qué una Asociación de ámbito civil y no canónica?”, a cuya respuesta, además, hemos de añadir el recién dado a conocer Motu Proprio de Su Santidad Benedicto XVI sobre la caridad y su ejercicio en la Iglesia, que lleva por título “Intima Ecclesia Natura”, que de la misma manera nos ayuda a reflexionar sobre esta pregunta.
 
Ante todo, casi explicando el mismo título del Motu Proprio, el documento comienza con las siguientes palabras, definiendo el alcance y sentido de la caridad y su ejercicio en el seno de la Iglesia:
 
«La naturaleza íntima de la Iglesia se expresa en una triple tarea: anuncio de la Palabra de Dios (kerygma-martyria), celebración de los Sacramentos (leiturgia) y servicio de la caridad (diakonia). Son tareas que se implican mutuamente y no pueden separarse una de otra» (Carta Encíclica “Deus Caritas est”, nº 25).
 
El servicio de la caridad es también una dimensión constitutiva de la misión de la Iglesia y expresión irrenunciable de su propia esencia (cf. ibídem); todos los fieles tienen el derecho y el deber de implicarse personalmente para vivir el mandamiento nuevo que Cristo nos dejó (cf. Juan 15, 12), brindando al hombre contemporáneo no sólo sustento material, sino también sosiego y cuidado del alma (cf. Carta Encíclica “Deus Caritas est”, nº 28). Asimismo, la Iglesia está llamada a ejercer la diakonia de la caridad en su dimensión comunitaria, desde las pequeñas comunidades locales a las Iglesias particulares, hasta abarcar a la Iglesia universal; por eso, necesita también «una organización, como presupuesto para un servicio comunitario ordenado» (cf. ibídem, 20), una organización que a su vez se articula mediante expresiones institucionales.
 
Y aunque el documento indica que aquellas organizaciones e instituciones de caridad que sean promovidas directamente por la Iglesia, o pretendan formar parte de la misma, se han de acoger a un conjunto de normas y reglas, bajo la supervisión del Ordinario del lugar, a cuyo desarrollo se dedica el resto del Motu Proprio, no menos cierto es que se insiste en que las anteriores formas, organizaciones e instituciones no agotan, en el seno de la Iglesia, el ejercicio de la caridad:
 
La Iglesia, en cuanto institución, no puede ser ajena a las iniciativas que se promueven de modo organizado y son libre expresión de la solicitud de los bautizados por las personas y los pueblos necesitados. Por esto, los Pastores deben acogerlas siempre como manifestación de la participación de todos en la misión de la Iglesia, respetando las características y la autonomía de gobierno que, según su naturaleza, competen a cada una de ellas como manifestación de la libertad de los bautizados.
 
De esta manera queremos manifestar, como de la misma manera se respondió a la persona que así hacía esta consulta, que no escondemos ni negamos el carácter cristiano de nuestra Asociación, toda vez que ello se desprende con claridad de nuestros Estatutos, en cuyos fines sociales se establece el carácter claramente cristiano, de inspiración franciscana y caritativo de nuestra Asociación.
 
Sin embargo hemos decidido constituirnos como Asociación civil, sometida al ordenamiento jurídico civil (en este caso de la Junta de Andalucía, al ser una Asociación de ámbito regional) para poder favorecer aún más la libertad de nuestros socios, sin discriminar a nadie, ni en su condición de socio, ni en su condición de beneficiario de nuestra labor social, y para que nuestros proyectos no sean tamizados desde la jerarquía eclesial, sino que sean fruto de la libertad de decisión de nuestra Asamblea de Socios, sin que ello obste a que seamos y nos sintamos Iglesia, opción igual de válida y legítima, como hemos visto, cuando el Papa Benedicto XVI expresa que “se han de respetar las características y la autonomía de gobierno que, según su naturaleza, competen a cada una de ellas (las distinas asociaciones e instituciones caritativas) como manifestación de la libertad de los bautizados”.