jueves, 28 de febrero de 2013

JUEVES II DE CUARESMA: SANTA MARÍA EN EL TRASTÉVERE

 
Esta basílica recibía el nombre del "titulus Callisti" desde principios del siglo III, y se levanta donde antes estaba la "Taberna Emeritoria", lugar de reunión y hostal de los veteranos de la flota de RÁVENA.
En este lugar - y de ahí toma su título - el Papa CALIXTO fue martirizado siendo ahogado en un pozo, debido a un levantamiento del populacho en el barrio del TRASTÉVERE. La actual basílica fue construida por el Papa INOCENCIO III (1130-1143) y ha sido retocada con frecuencia y embellecida. En su interior se puede admirar el mosaico en el que el Señor sentado en un trono con su madre, asiste al triunfo de los santos y los apóstoles, con la corona de victoria y el monograma de CRISTO. Esta obra es una de las más famosas de PIETRO CAVALLINI, predecesor del GIOTTO (1291).
 
Destaca el presbiterio, dominado por el asiento de mármol, adornado con el "Primer dicata aedes Deiparae" alrededor de las clásicas cuatro columnas erigidas por VESPIGNANI. A la derecha se alternan la capilla del coro de DOMENICHINO, con obras de SANSOVINO y MINO DA FIESOLE, como las de ANTONIO GHERARDI en la capilla de BERNINI.
 
Aquí el salmista, iluminado por el resplandor de la victoria del arte, y fecundado con la sangre de los mártires, pone hoy en sus labios la invocación: "Señor ten misericordia de nuestros pecados, para que los gentiles no tengan que decir ¿Dónde está tu Dios?".

miércoles, 27 de febrero de 2013

MIÉRCOLES II DE CUARESMA: SANTA CECILIA EN EL TRASTÉVERE

 
En el humilde y antiguo barrio romano del TRASTÉVERE se alza la magnífica vista de la basílica de Santa CECILIA. Se trata de un título bastante antiguo, incluso antes de la celebración de los primeros concilios de la Iglesia romana, e incluso es anterior a la extraordinaria difusión que tuvo con posterioridad la devoción a esta mártir, siendo, junto con la basílica de SANTA MARÍA, no sólo una de las más antiguas, sino uno de los mayores tesoros de la ROMA cristiana y del barrio del TRASTÉVERE. Una portada barroca nos introduce en el patio, animándonos a "cantar al Señor", como la joven que siempre tuvo en su boca un himno al Señor, cómo fue Santa CECILIA.
 
Todo ello se acentúa en el interior de la iglesia: los mosaicos que la representan a los pies del Redentor, junto con los santos, y junto con VALERIANO, su esposo, ya que ambos se convirtieron juntos. Hermosas las pinturas de PINTURICCHIO y RENI, los altos relieves de MINO DA FIESOLE, y BENEDETTO DA MAJANO, representando a la mártir ofreciendo su cuello a la espada del verdugo. Santa CECILIA ahora descansa en su tumba junto a su esposo VALERIANO, su cuñado TIBURCIO, y el amigo de éste MASSIMO, al lado de los papas URBANO y LUCIO, desde que PASCUAL I reordenase el cementerio de CALIXTO y llevara piadosamente el cuerpo de la santa a la cripta de esta basílica.
 
La iglesia también fue adornada en el año 1293 con pinturas de PIETRO CAVALLINI, el gran maestro de la "escuela romana", precursor del GIOTTO, aunque desgraciadamente queda muy poco de su trabajo.
 
 
Y finalmente, STEFANO MADERNO, el autor de una reproducción en mármol del cuerpo de la mártir tendido en el sarcófago del altar, mientras que la estatua de la cripta es de CÉSAR AURELI, que nos llevan a perseverar triunfantes en la oración y en el canto como un incentivo para continuar con entusiasmo el camino de la Cuaresma que nos acercan a la verdadera Pascua.

martes, 26 de febrero de 2013

MARTES II DE CUARESMA: SANTA BALBINA EN EL AVENTINO

 
Esta antigua iglesia, llamada con el "titulus Sanctae Balbinae" aparece ya en la época de San GREGORIO Magno en el sínodo del año 595, y se identifica con otra más antigua cuyo título habría sido "Tigridae titulus", construida a su vez sobre la casa que el emperador SEPTIMIO SEVERO (193-211 ) dio a su amigo L. FABIO CYLON, que fue cónsul dos veces y prefecto de ROMA. La datación está confirmada por los sellos que hay en los ladrillos que se encuentran en las excavaciones arqueológicas realizadas.

Cabe mencionar aquí que BALBINA fue una noble matrona, hija del mártir QUIRINO, que quiso convertir su casa en una "domus ecclesiae", es decir, casas particulares hechas iglesias para la celebración clandestina de la eucaristía, con el título de "Salvador". En el interior del templo se encuentra la tumba del cardenal SURDI, destacan el trono de mármol y su ábside, y el bajorrelieve obra de MINO DA FIESOLE, que representa a CRISTO crucificado entre MARÍA y San JUAN.

En el año 1925 la iglesia fue restaurada, devolciéndole su aspecto original, siguiendo las instrucciones del profesor A. MUÑÓZ. Aquí comienza una de las pocas "estaciones" donde se permite que la procesión tenga lugar en el exterior del templo, usando para ello el atrio del vecino convento de los Premostratenses, desde el que se puede bajar a la iglesia estacional a lo largo de una pequeña calle adyacente, de esta forma se establece la íntima relación entre la vida de cada día que transcurre en las agitadas calles de ROMA y la del Espíritu, que transcurre en el silencio de sus templos.

lunes, 25 de febrero de 2013

LUNES II CUARESMA: SAN CLEMENTE JUNTO AL COLISEO

 
Esta estación cuaresmal se celebra en las laderas de la colina de CELIO en una de las basílicas romanas más importantes con el título de San CLEMENTE. Porque aquí se encuentra su cuerpo, según lista de los pontífices, CLEMENTE es el cuarto Papa después de San PEDRO, LINO y CLETO. Su identificación con el CLEMENTE mencionado por San PABLO en su "carta a los Filipenses", aunque es cronológicamente posible, no se puede asegurar, lo que es cierto es que no se le considera ya identificado con otro CLEMENTE, mártir. Sin duda debió conocer a los Apóstoles y tal vez fue ordenado presbítero por San PEDRO.
 
 
En esta basílica, de las mejores conservadas, la tradición nos dice que se trajeron las reliquias del Santo Pontífice en el siglo IX, que habían estado siendo custodiadas hasta entonces por los santos CIRILO y METODIO. En la iglesia del nivel inferior se celebraron también, en los años 417 y 499, los concilios organizados por el Papa ZÓSIMO I y SÍMACO. En el año1084 ROBERTO GUISCARDO y sus soldados destruyeron el templo, posteriormente reconstruido por el Papa PASCUAL II veinte años después, aunque sepultando la basílica subterránea. También SIXTO V y CLEMENTE XI continuaron con las restauraciones posteriores, siguiendo los diseños de FONTANA.
 
Dentro de la iglesia destaca el mosaico del "árbol de la vida" que extiende sus ramas entre el amor que triunfa de los Apóstoles, de la Santísima Virgen y de CRISTO. La procesión estacional, desde hace algunos años, transcurre por la basílica subterránea del siglo IV, en la que las canciones de los fieles y las notas musicales llegan hasta el techo, como si escaparan hacia la superficie, a través de la basílica superior, como uniendo, misteriosamente, toda la historia de la iglesia romana en los sucesivos estratos arquitectónicos de la basílica.
 
Fueron los dominicos irlandeses los que tuvieron la brillante idea de continuar las excavaciones y seguir manteniendo el magnífico complejo, rescatando su historia y su belleza más ocultas.

domingo, 24 de febrero de 2013

DOMINGO II DE CUARESMA: SANTA MARÍA, LA NAVICELLA

 
Esta estación cuaresmal fue fundada en los siglos IX-X, en obediencia a una práctica piadosa que es de las más antiguas y quiere que, este domingo, no hubiera función penitencial en esta estación ya que los fieles estaban cansados ​​de las largas vigilias, de los ayunos, y de las ceremonias solemnes celebradas en San PEDRO DEL VATICANO, como el sábado precendente durante la ordenación de sacerdotes y diáconos, que además terminaban bien entrada la noche.
 
Santa MARÍA fue elegida en torno a los siglos VI y VII para esta estación cuaresmal, tal vez, porque el arcediano de esta sede aprovechaba el paréntesis penitencial para atender con más desvelo a los peregrinos pobres de ROMA, de hecho, la labor caritativa de la Iglesia romana se llevaba a cabo aquí antes que en San LORENZO.
 
El Papa LÉON X fue quien restauró esta iglesia, dejando intacto las obras recientes llevadas a cabo en el siglo anterior. En su interior destaca el mosaico del ábside y el arco triunfal de estilo carolingio, que se remonta al siglo IX, y la magnífica figura del Señor rodeado de ángeles y los apóstoles, mientras que en el nivel más bajo, la virgen MARÍA y el Papa le besan los pies. En el patrimonio litúrgico de la Iglesia, se canta un himno a la virgen que dice "Floribus eius nec nec rosae lilia desunt" (Nunca le faltarán ls lirios ni las rosas) palabras que hará realidad,  el autor PERIN DEL VAGA que pintó flores y frutas en los frisos que rodean la nave y ayuda así a los peregrinos a tener un espíritu de meditación mucho más sereno.

sábado, 23 de febrero de 2013

SÁBADO I DE CUARESMA: SAN PEDRO DEL VATICANO

 
En la noche de esta estación cuaresmal se tiene la vigilia de oración, que concluye con la ceremonia, el domingo, de la recepción de las Santas Ordenes, a los sacerdotes y diáconos ordenandos de ROMA. La ordenación tiene lugar en la Basílica de San PEDRO, en la tumba del Príncipe de los Apóstoles, a quien el Señor había dado la primacía pastoral: "Apacienta a mi pueblo...". Este mandamiento está escrito en caracteres latinos y griegos gigantes con fondo de oro, a lo largo de toda la basílica. Este templo que CONSTANTINO fue el primero en empezar a construir, tuvo que resolver algunos problemas arquitectónicos, sobre todo la necesidad de que la humilde tumba del pescador fuera el centro de toda la basílica.
 
Debe de haberse sonreído PEDRO, por esta basílica, ya que cuando preguntó al Señor qué iba a tener como recompensa por haber dejado todo, el Señor le contestó que tendría cien veces más, lo que se ha cumplido en este caso, ya que la basílica centuplica el tamaño de la humilde tumba de PEDRO. La estación comienza con la lectura de las cinco lecciones bíblicas al final de las cuales resuenan las impresionantes palabras del apóstol PABLO, en su carta a los Tesalonicenses, seguido de la celebración eucarística. Esta basílica, que es el corazón del cristianismo, tienen abundantes obras de arte, y las que son, sin duda, las mejores obras de MIGUEL ÁNGEL y BRAMANTE quienes fueron capaces de engrandecer la tumba del Príncipe de los Apóstoles.
 
El eco de la liturgia, la enseñanza de PABLO, el ejemplo de PEDRO, se ha repetido aquí por los Papas, que descansan aquí, por los santos fundadores, que aquí siguen predicando desde sus nichos, los mártires y sus reliquias que nos siguen hablando de la Pasión, y se  mantiene como si fuera un moderno Monte Tabor, sobre la colina llamada VATICANA.

viernes, 22 de febrero de 2013

VIERNES I DE CUARESMA: LOS XII APÓSTOLES EN EL FORO ROMANO

 

Este día, llamado también "primer viernes de la primavera", nos recuerda la antigua preparación de los ordenandos (sacerdotes, diáconos) con las llamadas "escrutinios". La inmensidad solemne de la Basílica de los Santos Doce Apóstoles da la bienvenida a los peregrinos que vienen a rezar ante las tumbas de los Apóstoles FELIPE y SANTIAGO, y en las tumbas de los mártires, que aquí, en la cripta inmensa  de esta basílica, sobre las catacumbas, se encuentran "sepultados en paz".
 
Sabemos que en el siglo VI, después de las guerras góticas, el general NARSES habría pedido y pagado la construcción de una iglesia votiva que fue construida y consagrada por el papa PELAGIO I y su sucesor, JUAN III. Aunque no hay restos arqueológicos se puede pensar que hubiera una iglesia más antigua construida probablemente en el siglo IV por JULIO I.

Sabemos que la iglesia estaba ricamente decorada con mosaicos e imágenes, ya que el papa ADRIANO I, en una carta a CARLOMAGNO la cita como ejemplo y demostración de que los antiguos honraban las imágenes de los santos. Un gran terremoto en el año 1.348 dañó considerablemente el edificio, y como los papas se encontraban en AVIÑÓN. hubo que esperar hasta que MARTÍN V, llamado ODDONE COLONNA, fuera elegido Papa en el Concilio de CONSTANZA en el año 1.417, regresara de nuevo a ROMA y la restaurara.

En el majestuoso templo no se puede dejar de admirar el pórtico obra de BACCIO PINTELLI, que lo separa de la parte delantera , obra y encargo de la familia TORLONIA. El genio de CANOVA brilla aquí con el monumento dedicado a CLEMENTE XIV, que fue posteriormente terminado por VOLPATO. Además, este templo contiene el mayor retablo existente en ROMA, pintado por MURATORI, y en el pasillo adyacente al templo se encuentra el monumento al Cardenal BESSARIONE otra de las obras atribuidas a MIGUEL ÁNGEL.

Alrededor del altar central se encuentran los santuarios y reliquias de este santuario de los mártires, que nos ayudan a llegar a las invocaciones de Cristo en este templo a medida misterioso rayo de esperanza.

jueves, 21 de febrero de 2013

JUEVES I DE CUARESMA: SAN LORENZO EN PANISPERNA

 
Desde la colina del ESQUILINO hasta el Ministerio del Interior transcurre esta estación cuaresmal, que se detiene este jueves en la iglesia de San LORENZO EN PANISPERNA. El diácono LORENZO fue uno de los santos más venerados en ROMA, donde la tradición dice que durante las persecuciones de VALENTINIANO fue martirizado con el tormento del fuego. Por ello, el Papa GREGORIO II en el siglo VIII, optó por construir en esta estación dicha iglesia aquí con el nombre de "Panisperna" porque deriva del nombre de la calle donde se le daba pan a los peregrinos pobres que participaban en las estaciones cuaresmales.
 
La iglesia original era ciertamente muy antigua y fue llamada San LORENZO EN FORMOSO por haber sido levantada por el Papa del mismo nombre, en el año 896. Fue demolida en el año 1.573 y el Cardenal SIRLETO pidió su reconstrucción a FRANCESCO DA VOLTERRA, que comenzó en el siglo XIV.
 
Al entrar se advierte un gran fresco del año 1.597 de PASQUALE CATI DE IESU, discípulo de MIGUEL ÁNGEL, que quería llenar la pared principal del templo con su trabajo, donde el primer plano lo ocupa San LORENZO sentado en la parrilla sin prestar atención a la agonía de su cuerpo quemado, sino en actitud de victoria martirial. También hay otro fresco de ANTONIO BICCHIERAI del año 1.750 que muestra también el martirio del santo patrón.
 
La procesión estacional en esta iglesia avanza con dificultad por las escaleras que conducen al lugar subterráneo donde estaba el lugar del martirio y tumba del mártir. Desde aquí sale hacia la tranquila plaza dexterior donde se escuchaba el melodioso canto de los monjes franciscanos cantando en este pequeño lugar el himno dedicado a este "stauroforo", es decir "portador de la Cruz de Cristo".

miércoles, 20 de febrero de 2013

MIÉRCOLES I DE CUARESMA: SANTA MARÍA, LA MAYOR

 
Las tres estaciones cuaresmales que tienen lugar en Santa MARÍA, la Mayor han tenido siempre un sentido de devoción a la Virgen, por esta razón, los peregrinos y penitentes solicitan, en Cuaresma,  la protección de la Madre celestial de CRISTO y de la Iglesia.
 
Esta basílica se levanta en la zona conocida como el ESQUILINO, construida por el papa LIBERIO, en el lugar que dice la leyenda fue marcado por la nieve caída el día 5 de Agosto del año 352. Por encima de la antigua construcción, el Papa SIXTO III construiría la actual. Las excavaciones han confirmado la existencia de una basílica de tiempos de LIBERIO, y no sólo la de SIXTO III (432-440), algo que también se puede apreciar en su interior. Se podría decir que el Papa LIBERIO habría comenzado la tarea de honrar a la virgen arquitectónicamente, y que el Papa SIXTO, un año después del Concilio de ÉFESO, que proclamó el título legítimo de la "Theotokos", o "Madre de Dios" habría culminado la tarea de honrar a la Virgen mediante este "monumento teológico" de la maternidad divina de María. Y es también la basílica más grande del mundo dedicada a la Virgen.

De hecho, la "Madonna, Salus Populis Romani" - atribuida a San LUCAS- en la magnífica capilla de los BORGHESE,  recibe ofreciendo su salud, y su cuidado de madre, a los peregrinos que vienen a pedir limosna a la que es conocida como la "salud del pueblo romano". El "hágase" de la Virgen en está vinculado directamente a los acontecimientos que la llevaron a convertirse en la Madre del Salvador y Redentor de la humanidad.
 
 
Después de admirar los restos del pesebre santo de BELÉN, donde estuvo hecho niño el Salvador del mundo y que está situado en la cripta inferior, obra excelsa, de una gran belleza de VIRGINIO VESPIGNANI, dejamos este templo tan rico en enseñanzas, pero igualmente elocuente del amor materno, que siempre otorga la tierna Madre de Dios, y seguimos nuestro camino cuaresmal.

martes, 19 de febrero de 2013

MARTES I DE CUARESMA: SANTA ANASTASIA EN EL PALATINO

 
Esta estación cuaresmal nos trae de nuevo al pie del antiguo barrio griego del PALATINO. Durante muchos años la Pontificia Academia Cultorum Martyrum  ha recuperado la Misa de la Aurora en el día de la Natividad del Señor, para recordar la antigua costumbre del papado romano, que celebraba aquí, en las primeras horas de la mañana, la Santa Misa. El Papa regresa también al PALATINO para la imposición de la ceniza en el primer día de la Cuaresma y aquí comienza la procesión a Santa SABINA, inicio de estas estaciones cuaresmales.
 
"ANASTASIA Aghia", o "lugar de la resurrección -partida al cielo- de la Santa  ANASTASIA" fue la razón por la que probablemente se eligió la ubicación y el título de esta iglesia, la iglesia oficial de los empleados del imperio griego tardío.

En el interior del templo destacan el techo, los arcos, los muros y las columnas. Todo parece ser un canto a la pureza de Santa ANASTASIA, que se encuentra bajo el altar, iluminada por la gloria de CRISTO. En esta iglesia también descansan los mártires FAUSTINA, TORIBIO Obispo y el Cardenal MAI. Todo aquí nos habla de Cristo, que, en esta vida, nos invita a todos a seguirle.

Esta iglesia se solía usar para guardar las cruces parroquiales, los estandartes y demás elementos litúrgicos de las iglesias, que participaban en las estaciones cuaresmales.

lunes, 18 de febrero de 2013

LUNES I DE CUARESMA: SAN PEDRO IN VÍNCULA

 
En esta zona de la ciudad de ROMA es donde se encontraban las principales oficinas y hasta los calabozos de la "Praefectus Urbis", es decir, el centro administrativo de la antigua ROMA, la "prefectura de la ciudad", y es posible que los apóstoles PEDRO y PABLO pasaran por aquí para ser juzgados y condenados, ya que los romanos no tenían cárceles para presos comunes, ya que los presos o eran condenados a pagar multas económicas, torturas temporales o directamente ejecutados, pero no había penas de privación de libertad como las concebimos nosotros.
 
Sobre la zona de los calabozos se erigió la actual iglesia de San PEDRO "in víncula", llamada así por las cadenas que llevó PEDRO durante su encierro. La figura del gran legislador MOISÉS, diseñado para la tumba del Papa JULIO II, no escapa a la atención de los peregrinos y de los visitantes, que vienen buscando las huellas de nuestro legislador definitivo JESUCRISTO.  La majestuosa obra de MIGUEL ÁNGEL, de hecho, muy adecuada para este magnífico templo, que SIXTO III (432-467) quiso construir en esta zona con el dinero ofrecido por la emperatriz EUDOXIA, dedicándola a PEDRO y PABLO, pero sobre todo a PEDRO, el primer Papa, por lo que la basílica fue llamada "eudossiana". Aquí contrasta la figura del MOISÉS de MIGUEL ÁNGEL con el humilde PEDRO que fue "obediente hasta la muerte de cruz."

Sus cadenas se mantienen en un tabernáculo en la sobria y artística cripta de esta basílica, donde también se encuentran los cuerpos de los mártires macabeos. Es palpable la dulzura de PEDRO en la pintura de JACOBO COPPO, que muestra al Príncipe de los Apóstoles sufriendo encadenado por el Señor y al ángel está a punto de liberarlo.

domingo, 17 de febrero de 2013

DOMINGO I DE CUARESMA: SAN JUAN DE LETRÁN

Esta es la estación cuaresmal, que originalmente marcaba el inicio de la Cuaresma, "en jeiunii cápita" y el "comienzo del ayuno". Y tampoco tenía, al contrario que las otras estaciones cuaresmales, procesión solemne. La historia de este Archibasilica es muy compleja, ya que incluye su construcción y posterior destrucción por incendios, terremotos, invasiones y ataques, y muchas reconstrucciones y restauraciones posteriores, no siempre acertadas.

La liturgia de hoy nos invita a iniciar la Cuaresma  en esta estación, llamada "caput et mater omnium Ecclesiarum Urbis et Orbis", es decir "la cabeza y madre de la Iglesia de la Ciudad y del mundo", al tratarse de la Catedral de ROMA, la sede del Papa en cuanto Obispo de ROMA, y es una señal de que es una de las fiestas más grande del año que la iglesia lleva a cabo en este templo.
 
Incluso antes del Edicto de MILÁN (año 313) , el Papa MILCÍADES celebró un sínodo, contra los donatistas, en este lugar de culto, llamado en las actas de dicho sínodo como "faustae domus" (es decir, "la gran casa", esto es la antigua sede de LETRÁN), el Papa dirigió la construcción de la basílica constantiniana que fue consagrada en el año 318 (en las excavaciones llevadas a cabo bajo la basílica se puede rstrear toda su historia), hasta llegar a la basílica actual encargada por el Papa INOCENCIO X a BORROMINI para el Jubileo del año 1650. El Papa CLEMENTE XII (1730-1740) fue el que nos dejó, para nuestra admiración, la majestuosa fachada coronada por quince estatuas gigantescas y LÉON XIII (1878-1903) fue el que encargó el ábside y el coro, que se recuperaron de los originales en la medida de lo posible. Otro detalle es que los papas vivieron aquí hasta el comienzo del período del destieero de los Papas de AVIGNON (1304).

Esta iglesia, considerada la primera en la diócesis de ROMA, y su Catedral, sufrió en los años noventa varios daños producidos por un atentado terrorista con bomba, que se llevó a cabo simultáneamente en San JORGE EN VELABRO.

sábado, 16 de febrero de 2013

SÁBADO POST CENIZA: SAN AGUSTÍN EN EL CAMPO DE MARTE

El Misal Romano llamaba a esta estación cuaresmal como "de San TRIFÓN", que luego pasó a llamarse de San AGUSTÍN, por la iglesia del mismo nombre que se encuentra ahora en este lugar, y se complementa con el indicativo de EN EL CAMPO DE MARTE, ya que se encuentra en el corazón de lo que fue la ROMA más antigua. Es un lugar de muchas visitas por parte de los fieles, ya que en esta basílica se venera la imagen de "Nuestra SEÑORA DEL PARTO".

La antigua iglesia de San TRIFÓN (que tal vez pertenezca a las enmarañadas y pequeñas ruinas que se observan en la actual iglesia de San AGUSTÍN) fue construidoa como consecuencia del traslado de las reliquias de los mártires TRIFÓN, NINFA y RESPICIO, que se encontraban enterrados en las afueras de la ciudad.

La actual iglesia, dedicada con posterioridad a San AGUSTÍN, fue construída muy rápidamente, entre los años 1479 y 1483 por GIACOMO DI PIETRASANTA, gracias a la generosidad del Cardenal GUILLERMO D'ESTOTEUVILLE.
 
 
Su fachada e interior se encuentran entre los elementos más discutidos de antigüedad por parte de los expertos, sin embargo, esta iglesia es una de las más ricas en obras de arte: destacan las esculturas de SANSOVINO, de BERNINI (cuyo altar mayor, él mismo diseñó) y pinturas de RAFAEL, CARAVAGGIO y GUERCINO.
 
En esta iglesia, todo nos motiva y nos lleva a escuchar la voz de los siglos, cantando junto a la tumba de los mártires, el antiguo himno de la Iglesia  que recuerda a los mártires que "se liberaron de las ataduras del miedo" para ofrecer su vida y su muerte por CRISTO. En el pasillo de la izquierda, hay un altar que conserva los restos y tumba de Santa MÓNICA, madre de San AGUSTÍN, que había muerto y había sido enterrada primeramente en la ciudad de OSTIA y que se trasladó aquí en el siglo XV, esta tumba es parte de la enseñanza que nos ofrece la Iglesia en la estación cuaresmal de hoy: "Que Santa MÓNICA nunca abandonó a su hijo AGUSTÍN porque quería para él la salvación, de la misma manera en que la Iglesia nunca se siente abandonada por el sacrificio redentor de CRISTO".

viernes, 15 de febrero de 2013

VIERNES POST CENIZA: SAN JUAN Y SAN PABLO EN CELIO

La totalidad de este santuario construido en la zona llamada CELIO, comprende la actual iglesia, del siglo XVIII, que el Papa PASCUAL II en el año 1099 puso bajo la advocación de estos santos mártires de ROMA, ya que la zona romana antigua era conocida como PAMAQUIO, el nombre del antiguo barrio romano sobre el que se asentaban las ruinas romanas sobre las que se erigió esta Iglesia, y abarca también la casa que se dice fue de los mártires del mismo nombre, que aunque eran conocidos desde el Siglo IV, se verificó la existencia de los mismos por unas excavaciones arqueológicas en el año 1800, que sacaron a la luz la casa, primitiva iglesia de veneración de estos mártires.
 
Y  hasta aquí sube, cada año, los peregrinos cuaresmales, anhelando para su alma, durante este tiempo cuaresmal, la misma coherencia de vida y de fe, de estos santos mártires romanos, a cuya memoria hay que añadir la de CRISPÍN, CRISPINIANO, mártires de CRISTO cuya memoria se ubica también en este barrio.

JUAN y PABLO, fueron asesinados por orden del emperador, JULIANO, el Apóstata. En el lugar en el que entregaron sus vidas PAMAQUIO, un noble y generoso romano, que se había convertido al cristianismo junto con su padre, erigió en su casa la primera ermita o iglesia de referencia a la veneración de estos mártires. Cerca de esta iglesia se encuentra también la tumba del fundador de los Pasionistas, San PABLO DE LA CRUZ, que expiró en el convento adyacente, donde también vivía San VICENTE M. STRAMBI, religioso, y luego obispo, pasionista.
 

Parte de la estación cuaresmal transcurre por el antiguo templo pagano, dedicado al emperador CLAUDIO, por su madre AGRIPINA, la que luego fuera esposa de HERODES.

jueves, 14 de febrero de 2013

JUEVES POST CENIZA: SAN JORGE EN VELABRO

Las "estaciones cuaresmales", o serie de peregrinaciones, durante la Cuaresma, por las distintas iglesias y basílicas de ROMA, a las que acude el Papa, o un delegado suyo, cada día en solemne procesión, fueron introducidas por el Papa GREGORIO II, en el Siglo VIII, dentro de la reforma moral y penitencial para este tiempo de cuaresma.
 
En este caso, la estación que hoy nos ocupa, San JORGE EN VELABRO, tiene como destino la iglesia del Santo del mismo nombre, representado como el santo guerrero, que lucha contra el demonio, bajo la forma de un dragón, y que es un santo especialmente querido y venerado en el Oriente cristiano, cuya devoción vino a ROMA, especialmente a este barrio, el AVENTINO, porque estaba frecuentado por comerciantes de origen bizantino y levantino.

Este barrio del AVENTINO siempre veneró a los primeros mártires y confesores de la persecución del cristianismo en ROMA, por eso se los llamaba arropados por -en latín- "in velum aureum", es decir, de un "velo de oro", como premio por su martirio, de esta forma la expresión latina derivó, en el italiano popular como "velabro", que da nombre al barrio en sí.

La iglesia de San JORGE EN VELABRO no difiere mucho de otras iglesias romanas como Santa SABINA o Santa MARÍA EN COSMEDÍN.

Los orígenes del templo se remontaa a mucho antes del siglo VI. El Papa San GREGORIO I la incluyó entre las diaconías (iglesias en las que se ejercía especialmente la caridad hacia los pobres y necesitados), posteriormente el Papa San GREGORIO II la incluyó dentro de la serie de las "estaciones cuaresmales".
 
 
El Papa LEÓN XII la puso bajo la advocación de San JORGE, ya que antes estaba bajo la titularida de San SEBASTIÁN, y finalmente, otro Papa Gregorio, en este caso el IV, la decoró con mosaicos y numerosos arcos. El pintor GIOTTO en el año 1325 pintó el ábside. A un lado de la iglesia todavía se puede ver una pasarela hacia la "Cloaca Máxima", una de las alcantarillas colectoras principales de la antigua ROMA. En los años noventa, la iglesia fue gravemente dañada por un atentado con bomba, que también se llevó a cabo, simultáneamente, en la basísica de San JUAN DE LETRÁN.

miércoles, 13 de febrero de 2013

MIÉRCOLES DE CENIZA: SANTA SABINA


Después de la reforma de San GREGORIO, el Grande, en el siglo VII, la Cuaresma comienza con el "Miércoles de Ceniza". Originalmente comenzó el domingo "in capite jeiunii" con la estación (probablemente una "vigilia", es decir, por la noche) en la "catedral" de ROMA, que es San JUAN DE LETRÁN.

La imposición de las "cenizas" era un rito reservado primero a los penitentes públicos, que habían pedido ser "reconciliados" durante la Cuaresma. Después, por humildad, reconociendo que todos estamos necesitados de esta "reconciliación" con Dios, el Papa, los sacerdotes y todos los fieles quisieron unirse a este ritual de recibir la imposición penitencial de la ceniza.

¿Por qué se eligió para esta primera estación cuaresmal la Iglesia de Santa SABINA? Algunos autores creen que, antiguamente, el Papa, en vista del inicio de la Cuaresma, y posteriores celebraciones de la Semana Santa, se retiraba allí, al estar bastante alejada, a descansar para retomar fuerzas. También podría haberse elegido porque, para llegar desde allí, hasta la siguiente estación cuaresmal, es necesario hacer un gran esfuerzo, ya que el camino transcurre cuesta arriba, de esta forma sería un símbolo adecuado para expresar los esfuerzos que necesita también el alma para subir "arriba", hacia la perfección espiritual.

La basílica de Santa SABINA indica en su entrada, en una inscripción, que "fue construida por el sacerdote PEDRO de ILIRIA, en la época del Papa CELESTINO I (422-432)." Y se sabe que el nombre de "BASÍLICA SABINA" le viene porque seguramente fue construída sobre las ruinas de una antigua casa romana, de la que es más que probable, el dueño, quien donó los terrenos a la Iglesia, se llamara precisamente SABINO.
 

La basílica del siglo V, fue restaurada y modificada en varias ocasiones, ya que, como casi todas las iglesias antiguas de Roma, sufrió incendios, terremotos, invasiones, estilos de moda, y demás avatares de la historia. Entre los años 1914 a 1918, un nuevo arquitecto A. MUÑÓZ, le dio su aspecto y estilo definitivo, aprovechando muchas piezas y partes del original, que afortunadamente  no se habían perdido, y es la basílica que se admira en la actualidad.

martes, 12 de febrero de 2013

LAS ESTACIONES CUARESMALES

 
Esta CUARESMA os queremos hacer una propuesta original y novedosa, os invitamos a que realicéis con nosotros, cada día de CUARESMA, las llamadas "ESTACIONES CUARESMALES", una piadosa costumbre que se desarrolla en estos días cuaresmales en la diócesis de ROMA.
 
Las estaciones cuaresmales consisten en la reunión diaria, cada día de cuaresma, de la comunidad de los fieles, presidida por el Sumo Pontífice, el Papa, en una de las basílicas romanas asociadas a la vida y martirio de los primeros mártires romanos.  Allí, el Papa pronunciaba una oración y se partía en procesión, cantando las letanías de los santos, hasta cada iglesia titular, donde se celebraba la Eucaristía. Las oraciones y las lecturas hacían referencia a los santos y mártires relacionados con esos templos.
 
A veces, en las lecturas, la relación era sencilla de identificar; otras era muy rebuscada. Por ejemplo, el día en que se celebraba en san VITAL, que fue arrojado a una fosa, se leía la historia del patriarca JOSÉ, que fue arrojado por sus hermanos a un pozo; en santa SUSANA, mártir romana, se leía la historia de SUSANA contenida en el "libro de DANIEL"; en San MARCOS, donde está la tumba de los santos ABDÓN y SENÉN, que llegaron a ROMA desde PERSIA, se leía la historia de NAAMÁN, que peregrinó desde SIRIA hasta ISRAEL para encontrarse con el profeta ELISEO; en Santa PRUDENCIANA, se leía un evangelio relacionado con san PEDRO, que se alojó en casa de dicha mártir en ROMA; etc, etc...

 
Esta práctica, que se remonta a los siglos V y VI, tuvo su origen en la antigua costumbre de los papas de celebrar la Eucaristía asistidos por todos los presbíteros de ROMA en una de las cuarenta y tres basílicas estacionales de la ciudad de ROMA; aunque el término “estación” se aplicaba ya desde el siglo II a la reunión de la comunidad los días de ayuno y oración (miércoles y viernes). En principio se trataba de reunirse en un lugar conveniente para la liturgia cuaresmal presidida por el obispo de ROMA, que honraría sucesivamente con su presencia las comunidades más significativas en la que se ejercía su jurisdicción litúrgica. Con el paso del tiempo, a esta práctica se fue añadiendo la costumbre de que los fieles se reunieran en un lugar fuera de la iglesia para dirigirse luego en procesión hacia ella, llevando, donde la hubiere, la reliquia de la “Vera Cruz”. La procesión era acompañada por el canto de las letanías de los santos. Al pasar de los años esta práctica fue cayendo en desuso, aunque la iglesia de ROMA siempre la conservó. Solamente quedó como reminiscencia el hecho de que en los antiguos misales se especificara la iglesia en la cual debía hacerse la estación ese determinado día de Cuaresma.
 
Uno de los ejemplos más comunes es el caso del MIÉRCOLES DE CENIZA, cuya estación era celebrada en la Basílica de Santa SABINA. El misal decía: “Miércoles de Ceniza: Feria de primera clase. Estación en Santa Sabina”. Uno de los objetivos de la práctica de estas estaciones cuaresmales es el de resaltar la dimensión peregrinante del camino cuaresmal como itinerario hacia la Pascua, "en comunión con la Iglesia Triunfante, y contemplar con Ella el misterio de la Redención, acompañados precisamente por aquellos que nos han precedido en el peregrinar por el desierto de nuestra existencia terrenal y que ahora se encuentran gozando de la visión beatífica en el Cielo."
 
Así que os invitamos, a partir de mañana, a que partiendo desde Santa SABINA el MIÉRCOLES DE CENIZA, recorramos juntos estas estaciones cuaresmales, con el firme convencimiento de que al final de este peregrinar, nos espera la gloria y el triunfo de CRISTO resucitado.

domingo, 10 de febrero de 2013

XXI JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO

 
Desde hace veintiún años la Iglesia nos viene ofreciendo el 11 de FEBRERO como día de reflexión y oración en torno al enfermo, sus necesidades y sus carencias, la aportación de "su dolor como imagen de Cristo sufriente que salvó al mundo" (JUAN PABLO II, año 1997), como llamada de compromiso y atención a todos los que trabajan por ellos y les sirven, y lo hace asociándolos a la Santísima Virgen MARÍA, cuya fiesta el día 11 de FEBRERO es NUESTRA SEÑORA DE LOURDES, reconocido lugar de esperanza para los enfermos, de sanación y curación, y del servicio de cientos de peregrinos y voluntarios.
 
Este año, Su Santidad BENEDICTO XVI nos invita a comportarnos, con los enfermos, a la imagen y semejanza del "Buen Samaritano":
 
La parábola evangélica narrada por san Lucas forma parte de una serie de imágenes y narraciones extraídas de la vida cotidiana, con las que Jesús nos enseña el amor profundo de Dios por todo ser humano, especialmente cuando experimenta la enfermedad y el dolor. Pero además, con las palabras finales de la parábola del Buen Samaritano, «Anda y haz tú lo mismo» (Lucas 10,37), el Señor nos señala cuál es la actitud que todo discípulo suyo ha de tener hacia los demás, especialmente hacia los que están necesitados de atención. Se trata por tanto de extraer del amor infinito de Dios, a través de una intensa relación con él en la oración, la fuerza para vivir cada día como el Buen Samaritano, con una atención concreta hacia quien está herido en el cuerpo y el espíritu, hacia quien pide ayuda, aunque sea un desconocido y no tenga recursos. Esto no sólo vale para los agentes pastorales y sanitarios, sino para todos, también para el mismo enfermo, que puede vivir su propia condición en una perspectiva de fe: «Lo que cura al hombre no es esquivar el sufrimiento y huir ante el dolor, sino la capacidad de aceptar la tribulación, madurar en ella y encontrar en ella un sentido mediante la unión con Cristo, que ha sufrido con amor infinito» (Encíclica Spe salvi, 37).
 
Y nos recuerda el testimonio de todos aquellos que, en la enfermedad y el sufrimiento, se erigieron en auténticos Buenos Samaritanos para sus hermanos, y no con grandes heroísmos, sino confiando siempre en el Señor:
 
En este sentido, y para que nos sirvan de ejemplo y de estímulo, quisiera llamar la atención sobre algunas de las muchas figuras que en la historia de la Iglesia han ayudado a las personas enfermas a valorar el sufrimiento desde el punto de vista humano y espiritual.
 
Santa TERESITA DE JESÚS DE LISIEUX, «experta en la scientia amoris» (JUAN PABLO II, Carta ap. Novo Millennio ineunte, 42), supo vivir «en profunda unión a la Pasión de Jesús» la enfermedad que «la llevaría a la muerte en medio de grandes sufrimientos» (Audiencia general, 6 abril 2011).
 
El venerable LUIGI NOVARESE, del que muchos conservan todavía hoy un vivo recuerdo, advirtió de manera particular en el ejercicio de su ministerio la importancia de la oración por y con los enfermos y los que sufren, a los que acompañaba con frecuencia a los santuarios marianos, de modo especial a la gruta de LOURDES.
 
Movido por la caridad hacia el prójimo, RAÚL FOLLEREAU dedicó su vida al cuidado de las personas afectadas por el morbo de Hansen, hasta en los lugares más remotos del planeta, promoviendo entre otras cosas la Jornada Mundial contra la lepra.
 
La beata TERESA de CALCUTA comenzaba siempre el día encontrando a JESÚS en la Eucaristía, saliendo después por las calles con el rosario en la mano para encontrar y servir al Señor presente en los que sufren, especialmente en los que «no son queridos, ni amados, ni atendidos».
 
También santa ANA SCHAFFER de MIDLESTETEN supo unir de modo ejemplar sus propios sufrimientos a los de Cristo: «La habitación de la enferma se transformó en una celda conventual, y el sufrimiento en servicio misionero… Fortificada por la comunión cotidiana se convirtió en una intercesora infatigable en la oración, y un espejo del amor de Dios para muchas personas en búsqueda de consejo» (Homilía para la canonización, 21 octubre 2012).
 


 
En el evangelio destaca la figura de la Bienaventurada Virgen MARÍA, que siguió al Hijo sufriente hasta el supremo sacrifico en el GÓLGOTA. No perdió nunca la esperanza en la victoria de Dios sobre el mal, el dolor y la muerte, y supo acoger con el mismo abrazo de fe y amor al Hijo de Dios nacido en la gruta de BELÉN y muerto en la cruz. Su firme confianza en la potencia divina se vio iluminada por la resurrección de Cristo, que ofrece esperanza a quien se encuentra en el sufrimiento y renueva la certeza de la cercanía y el consuelo del Señor.
 
Este año la JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO se celebra en el Santuario Mariano de ALTOTTING, en ALEMANIA, ya que cada año la jornada se celebra en LOURDES y en otra ubicación mariana, alternándose. Este es uno de los santuarios marianos más antiguos del país, en el que la Virgen siempre ha sido venerada como fuente de salvación y de sanación, como lo demuestran los numerosos exvotos, a modo de cuadros pintados, que adornan el santuario y que dan fe, histórica, de la devoción a esta imagen y de cuán sanadora ha sido su labor entre los habitantes de esta región de ALEMANIA. BENEDICTO XVI en su mensaje para este año, nos pone bajo "la intercesión de la Santísima Virgen MARÍA DE LAS GRACIAS, venerada en ALTOTTING, para que acompañe siempre a la humanidad que sufre, en búsqueda de alivio y de firme esperanza, que ayude a todos los que participan en el apostolado de la misericordia a ser buenos samaritanos para sus hermanos y hermanas que padecen la enfermedad y el sufrimiento".
 
Finalmente, para ayudar más a la gracia que supone la enfermedad, bien llevada, padecida, con humildad cristiana, "haciéndose uno con los sufrimientos de Cristo" por parte de los enfermos, y para estimular y agradecer el trabajo de cuantos familiares, amigos, y profesionales de la sanidad, médicos y enfermeros, así como de todas las congregaciones religiosas volcadas con la atención a los enfermos, la Iglesia ha concedido INDULGENCIA PLENARIA a todos los que, con las consabidas prescripciones (confesar, comulgar y orar por las intenciones del sumo pontífice) además, desde los días 7 al 11 de FEBRERO:
 
Los fieles que en los hospitales públicos o en cualquier casa privada asisten caritativamente, como el Buen Samaritano, a los enfermos y, por razón de su servicio, no pueden participar en las funciones arriba indicadas, obtendrán el mismo don de la Indulgencia plenaria si en esos días prestan generosamente al menos por alguna hora su caritativa asistencia como si lo hicieran al mismo Cristo Señor (cf. Mateo 25, 40) y rezan el Padre Nuestro, el Credo y una pía invocación a la Santísima Virgen María, teniendo el ánimo desprendido de cualquier pecado y el propósito de cumplir, lo antes posible, las condiciones requeridas para lucrar la Indulgencia plenaria.
 
Finalmente, los fieles que por enfermedad, por edad avanzada o por otra razón similar estén impedidos para participar en la ceremonia arriba indicada, lucrarán la Indulgencia plenaria con tal de que, teniendo el ánimo desprendido de cualquier pecado y proponiéndose cumplir lo antes posible las condiciones acostumbradas, participen espiritualmente en las funciones sagradas en los días determinados, particularmente mientras se transmitan por televisión y por radio las celebraciones litúrgicas y el Mensaje del Sumo Pontífice, recen devotamente por todos los enfermos y ofrezcan a Dios, por medio de la Virgen María, Salus infirmorum, sus sufrimientos físicos y espirituales.
 
y también Indulgencia parcial a todos los fieles cada vez que dirijan a Dios misericordioso, con corazón contrito, en los días arriba indicados, oraciones devotas en ayuda de los enfermos en el espíritu del presente Año de la fe.
 
 
No pensemos en las indulgencias, falsamente, como premios a cambio de un comportamiento por nuestra parte, como se suele criticar, pensemos que es una forma en la que la Iglesia, sabiéndose siempre ayudada por la intercesión de JESUCRISTO, en la Gloria de Dios Padre, con el Espíritu Santo, con la Virgen MARÍA, todos los santos y los fieles difuntos que ya nos han precedido, nos hace conscientes de que toda esa intercesión nos ayuda, a los que aún seguimos caminando por esta tierra, siempre hacia la patria celestial, como algo que nos ayuda, nos sustenta y nos sostiene.