viernes, 30 de agosto de 2013

ROSH HASHANÁH: CELEBRAMOS LA DULZURA Y LA MISERICORDIA DE NUESTRO DIOS

 
Después del éxito de nuestro artículo sobre las costumbres judías del mes de Elul, equivalente a nuestro mes de Agosto, en la que se os compartió como este era "para nuestros hermanos mayores en la fe" un mes de penitencia, dedicado a la oración, esperando la renovación de las promesas divinas que para ellos supone el año nuevo (en hebreo "Rosh Hashanáh"), que para ellos es el día 5 de Septiembre (que supondrá el inicio de su año 5744, primer día del mes de Tishrei), y dado que estaremos de vacaciones, y porque muchos nos solicitaron que compartiéramos también las costumbres del "Año Nuevo Judío" es por lo que dejamos este artículo escrito.

Al tratarse de una fiesta doméstica y familiar puede ser celebrada en casa, teniendo en cuenta las siguientes prescripciones, además al estar llena de simbolismo y gestos, los niños y los más pequeños de la casa se familiarizan con la oración, permanecen atentos y disfrutan de la celebración, al tiempo que es una forma de catequesis familiar:

1.- EL MUSSAF DE ROSH HASHANÁH

Se denominan así los tres Salmos introductorios de esta fiesta que nos muestran tres facetas de Dios: "Malchyot", es decir, "Su Realeza"; "Zichronot", esto es "Su Misericordia", en el sentido de que sólo se acuerda de nuestras buenas obras a la hora de juzgarnos, y finalmente "Shofarot", la "Potencia de su Voz" cuando dicta sus decretos.

a) MALCHYOT (SALMO 47)

Pueblos todos, batid palmas,
aclamad a dios con gritos de júbilo;
porque el Señor es sublime y terrible,
emperador de toda la tierra.

Él nos somete a los pueblos,
nos sojuzga a las naciones,
él nos escogió por heredad suya,
gloria de Jacob, su amado.

Dios asciende entre aclamaciones,
el Señor, al son de trompetas,
tocad para Dios, tocad,
tocad para nuestro Rey, tocad.

Porque Dios es el rey del mundo,
tocad con maestría,
Dios reina sobre las naciones,
Dios se sienta en su trono sagrado.

Los príncipes de los gentiles se reúnen,
con el Dios del pueblo de Abrahán,
porque de Dios son los grandes de la tierrra,
y Él es excleso.

B) ZICHRONOT (SALMO 51)

Misericordia, dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa,
lava del todo mi delito,
limpia del todo mi pecado.

Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado,
contra ti, contra ti sólo pequé,
cometí la maldad que tanto aborreces.

En la sentencia tendrás razón,
en el juicio resultarás inocente,
mira, en la culpa nací,
pecador me concibió mi madre.

Te gusta un corazón sincero,
y en mi interior me inculcas sabiduría.
Rocíame con el hisopo, quedaré limpio,
lávame, quedaré más blanco que la nieve.

Hazme oír el gozo y la alegría,
que se alegren mis huesos quebrantados.
Aparta mi pecado de tu vista,
borra en mi toda culpa.

Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme,

no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu.


Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso:

enseñaré a los malvados tus caminos,
los pecadores volverán a ti.


Líbrame de la sangre, oh Dios,
Dios, Salvador mío,
y cantará mi lengua tu justicia.

Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.


Los sacrificios no te satisfacen:
si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.

Mi sacrificio es un espíritu quebrantado;
un corazón quebrantado y humillado,
tú no lo desprecias.


Señor, por tu bondad, favorece a Sión,
reconstruye las murallas de Jerusalén:

entonces aceptarás los sacrificios rituales,
ofrendas y holocaustos,
sobre tu altar se inmolarán novillos.


C) SHOFAROT (SALMO 29)

Hijos de Dios, aclamad al Señor,
aclamad la gloria y el poder del Señor,

aclamad la gloria del nombre del Señor,
postraos ante el Señor en el atrio sagrado.


La voz del Señor sobre las aguas,
el Dios de la gloria ha tronado,
el Señor sobre las aguas torrenciales.


La voz del Señor es potente,
la voz del Señor es magnífica,

la voz del Señor descuaja los cedros,
el Señor descuaja los cedros del Líbano.

Hace brincar al Líbano como a un novillo,
al Sarión como a una cría de búfalo.


La voz del Señor lanza llamas de fuego,
la voz del Señor sacude el desierto,
el Señor sacude el desierto de Cadés.

La voz del Señor retuerce los robles,
el Señor descorteza las selvas.


En su templo un grito unánime: «¡Gloria!»
El Señor se sienta por encima del aguacero,
el Señor se sienta como rey eterno.

El Señor da fuerza a su pueblo,
el Señor bendice a su pueblo con la paz.


2.- KIDUSH

El "kidush" o bendición del vino se realiza lo mismo que en cualquier otra celebración doméstica judía, la lleva a cabo el padre de familia, o el hombre más anciano o de mayor dignidad de entre los presentes. Coge la copa de vino y dice:

Bendito sea el Señor, Dios nuestro, Dios de Israel, Rey del Universo, creador del fruto de la vid. Bendito seas, Señor Dios nuestro, Dios de Israel, Rey del Universo, que nos santificas con tus preceptos, con tu amor y tu bondad paternal. Y que nos has concedido celebrar "Rosh Hashanáh" y su santidad en memoria de tu obra redentora en nosotros.

A continuación pasa la copa a alguien, que da un sorbo y la pasa al siguiente de los presentes, siendo así que el último en beber y apurar el trago es quien recitó la bendición.

3.- BENDICIÓN DEL PAN

Una vez más el padre de familia, o el hombre de mayor edad o de mayor dignidad entre los presentes impone las manos sobre el pan en la mesa y lo bendice diciendo:

Bendito seas Señor, Dios nuestro, Dios de Israel, Rey del Universo, que has hecho salir el pan como fruto de la tierra.

El pan se parte en dos grandes trozos, que simbolizan las dos grandes porciones en que se haya dividido el pueblo de Dios: nuestros hermanos judíos y nosotros, los cristianos. Cada uno de los participantes toma un trocito de pan, recita en voz alta una súplica personal por los judíos o por los cristianos, y lo moja en miel antes de cosumirlo, la miel significa la dulzura de Dios para con todo su pueblo, en su conjunto.

4.- LA ANULACIÓN DE LOS VOTOS Y LAS PROMESAS

El año nuevo (no olvidemos que se trata de la celebración del año nuevo judío, aunque estemos en Septiembre, es un tiempo propicio para hacer propósitos, buenas intenciones y todo tipo de planes en nuestras vidas, que luego, por nuestra inconstancia se quedan en meros proyectos sin realizar, o compromisos sin realizar. Pero como Dios nos concede la gracia de todo un año nuevo, no podemos dejar "asuntos pendientes" ante el tribunal de Dios, es por ello, por lo que antes de continuar es necesario que hagamos "borrón y cuenta nueva" mediante la anulación de los votos, promesas y juramentos que dejamos de cumplir en el año que concluye.

Todos juntos recitan:

escucha, juez experto, conocedor del amor de Dios, este año que termina, cada propósito bueno que no cumplí, cada pecado que cometí, cada hermano al que herí u ofendí, cada promesa o juramento que no cumplí, o cada defecto en mi que no corregí, que el Señor no me lo tenga en cuenta.

Que el Señor no me lo tenga en cuenta, porque sin duda alguna me olvidé, tropecé o no lo hice por mi debilidad. Que no me lo tenga en cuenta porque seguro que, en este año, algo en mí cambié, en algo mejoré, a algún hermano ayudé, algún buen propósito realicé y algún juramento o promesa fui capaz de cumplir.

Por eso, juez, te pido la cancelación de todo aquello que no he terminado, de lo que no he comenzado, de lo que he dejado inconcluso en este año 5773, por eso es que pido, ahora humildemente, ante el tribunal de la justicia de nuestro Dios, la cancelación de todo ello.

5.- LOS SIMANIM

 
Los "simanim" son unos alimentos simbólicos que se toman en este día para simbolizar la dulzura y la miserciordia de Dios que estamos celebrando.

A) BENDICIÓN GENERAL

Bendito seas, Señor, Dios nuestro, Rey del Universo, creador de todos los frutos y todos los alimentos que nos dan la vida en ti. Bendito seas, Señor, Dios nuestro, Rey del Universo, que nos santificas con tus preceptos, tu amor y tu solicitud paternal.

B) SE TOMAN LOS SINAMIN EN EL SIGUIENTE ORDEN Y SE RECITA LA ORACIÓN DE CADA UNO DE ELLOS AL TOMARLOS:

B.1.- LOS DÁTILES

Señor, comemos de estos dátiles, porque es dulce tu misericordia con el pueblo de Israel.

B.2.- LAS HIERBAS AMARGAS (ENDIVIAS)

Señor, comemos de estas hierbas amargas para que no tengas presente nuestro mal.

B.3.- LOS GRANOS DE GRANADA

Señor, comemos de los granos de la Granada, para que tus dones y bendiciones se multipliquen sobre nosotros, tanto como esta multitud de granos.

B.4.- CABEZA DE PESCADO (UNA CABEZA DE MERLUZA HERVIDA, SE TOMA UN PELLIZCO)

Señor, comemos de esta cabeza de pescado, para que el año que viene estemos a la cabeza de tus elegidos, y no en la cola.

7.- LA LECTURA DEL TASHLIJ

El "tashlij" es la lectura de un pasaje especial del profeta MIQUEAS en el que se hace referencia a como Dios tira al fondo del mar el fardo pesado de nuestros pecados, ya que en hebreo "tashlij" significa precisamente "arrojar".

Lectura del Profeta Miqueas (7,18-20):

Dice el profeta: "¿Qué dios hay como tú, que borra la falta y que perdona el crimen, que no se encierra para siempre en su enojo, sino que le gusta perdonar? Una vez más te compadecerás de nosotros, pisotearás nuestras faltas. Tira, pues, al fondo del mar todos nuestros pecados. Concede a Jacob tu fidelidad, a Abrahán tu misericordia, como lo juraste a nuestros padres desde antiguo.

Al escuchar las palabras subrayadas "tira, pues, al fondo del mar todos nuestros pecados" todos los presentes se sacan los extremos de las camisetas o camisas, fuera del pantalón, y también se sacan los bolsillos hacia afuera, es una forma de simbolizar que "se les ha dado la vuelta, como un calcetín" es decir, que han quedado definitivamente limpios, perdonados y renovados a los ojos de Dios. Es costumbre también arrojar piedrecitas a una fuente con agua, a un río o al propio mar como símbolo de esta misma actitud.

Finalmente, deciros que la forma de felicitar el año nuevo judío es diciendo:

"¡Shanáh Továh Umetukáh!"

"¡Te deseo que tengas un año nuevo dulce y bueno!"

lunes, 26 de agosto de 2013

PALABRAS QUE ME APLICO PARA EL NUEVO CURSO

 
He de reconocer que esto de llevar veintidós años intentando ser fiel a la palabra dada al Señor, desde aquel célebre "Habla, Señor, que tu siervo escucha" (1 Samuel 3,10) cual joven profeta SAMUEL, pronunciado el 17 de Julio de 1.991, sin tener más respuesta que la búsqueda constante, el fracaso perenne, la burla y la irrisión de amigos y conocidos, en pro de un proyecto de vida que no llegará, o mejor dicho, no llegaré a ver -y teniendo en cuenta que no tengo vocación de CHARLES DE FOUCAULD, que vivió toda su vida religiosa absolutamente en soledad, sin que nadie se le uniera a su proyecto vital y comunitario- a veces cansa, agobia y desespera un poco... lo peor de todo, además, esta sensación de que ser un laico consagrado de votos privados, que no tiene ni siquiera reconocimiento eclesial, a no ser en mi fuero interno y mi conciencia, que pinta un cero a la izquierda en la vida de la Iglesia, pero bueno -me digo-, cada cual tiene su lugar... A veces me consuelo sabiendo que el pueblo de ISRAEL vagó cuarenta años por el desierto buscando la voluntad de Dios, lo que quiere esto decir, que aún ando en el "ecuador" de mi búsqueda ¡Mientras no encuentre la respuesta "con los pies por delante", como se suele decir, como le pasó al pobretico de MOISÉS!, y la mayoría de las veces el Señor, me sale al paso, ofreciéndome algún que otro oasis, en el que descansar...
 
Uno de esos oasis, que guardo en mi corazón como un tesoro, a pesar de la "antigüedad" relativa de las mismas, son unas palabras de PIO XII cuyo tenor es el siguiente: "Pensamos en este momento en tantos hombres y mujeres de toda condición, que ejercen en el mundo moderno las profesiones y cargos más diversos, y que, por Dios y para servirle en el prójimo, le consagran su persona y toda su actividad. Se comprometen a la práctica de los consejos evangélicos por medio de votos privados y secretos, conocidos sólo por Dios. Y en lo que toca a la sumisión de la obediencia y a la pobreza, se hacen guiar por personas que la Iglesia ha juzgado aptas para este fin, y a quien ella ha confiado el encargo de dirigir a otros en el ejercicio de la perfección. Ninguno de los elementos constitutivos de la perfección cristiana y de una tendencia efectiva a su consecución falta en estos hombres y mujeres; participan, pues, verdaderamente de ella, aunque no estén encuadrados en ningún estado jurídico o canónico de perfección" (Disc. al Congreso de Estados de Perfección: AAS 1959, 36) y que son, dicho sea de paso, las palabras más bonitas que se hayan podido decir jamás sobre alguien en mi situación.
 
Recientemente, he tenido conocimiento de una charla de formación, dada por el Cardenal JOAO BRAZ DE AVIZ, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, a los miembros de las Sociedades de Vida Apostólica en unas jornadas de la Conferencia Episcopal Española (a esto me refiero, que al necesitar "estar encuadrado en" los demás no nos enteramos de nada) y que, de todas formas, ha señalado y subrayado aspectos de la vida consagrada laical que me quiero aplicar, al menos, como itinerario, objeticos y metas para el nuevo curso:
 
Para empezar algo que ya hemos oído todos, que el gran iniciador de esta reivindicación ha sido desde el principio el propio Papa FRANCISCO, que "las mujeres y los hombres de los institutos seglares deben ser  personas que vayan, hacia las periferias existenciales", en este sentido he de decir, sin ánimo de ser presuntuoso, que tengo bastante recorrido hecho, no sólo por vivir en una "periferia real", como es la zona en la que vivo de GRANADA, sino por vivir además "una periferia económica", la de mi exiguo sueldo en un trabajo que ni siquiera es aquello para lo que estudié y me preparé, amén de la "periferia eclesial" antes comentada, a la que tenemos que añadir "una auténtica periferia existencial" por toda la incomprensión que he tenido que soportar de familiares y amigos en este tiempo, amén de alguna que otra calumnia, que lejos de hacer daño, no hace sino confirmarme "en la periferia, desde la periferia y hacia la periferia".

Esto es algo que entendí, lo de "la periferia" hace mucho tiempo, antes de que el Papa FRANCISCO pusiera de moda esta feliz expresión, leyendo, precisamente, el Evangelio de la "Pesca Milagrosa", que los "peces" sólo se encuentran si uno no pesca pensando en "el sitio adecuado, el banco trillado o el lugar de siempre" sino aquel que manda el Señor, es decir, "del otro lado de la barca", quizás sea esa mi vocación "¡Ser un cero a la izquierda en la vida de la Iglesia, porque aún quedan muchos decimales, es decir, hermanos míos, aún más por debajo del cero que yo, y en todos los aspectos, desgraciadamente, también en el eclesial!" Porque hablamos mucho de alejados de la Iglesia, de cristianos sociológicos, de secularismos, como si todos esos males se hubiesen generado de forma espontánea, olvidando que, a veces, es la propia Iglesia la que ha generado sus propias periferias, porque muchas veces, lejos de ser la "Madre y Maestra" -en esas bellas palabras dichas por JUAN XXIII sobre la Iglesia- ha resultado ser más bien "madrastra y antitestimonial".
 
"Los cristianos deben ser hombres y mujeres del encuentro: Encuentro con todos sin negociar nuestra pertenencia" ha dicho también el Cardenal en su exposición. Ciertamente, a lo largo de mi vida, he hecho mías esas palabras de San PABLO por las que "se hizo judío para los judíos; gentil para los gentiles; débil con los débiles; todo en todos para ganar alguno a Cristo" (cfr 1 Corintios 9, 20-22) y me he hecho joven con los jóvenes, mayor con los mayores, pobre con los pobres, trabajador con los trabajadores, marginado con los marginados, piadoso entre piadosos y ateo ("ateo del Sagrado Corazón de Jesús" como digo en broma muchas veces) con los ateos... y alguno he ganado a Cristo, ciertamente... claro que esta actitud, por más que sea evangélica (ya lo decía San PABLO de sí mismo, que yo "no he descubierto la pólvora") nunca ha sido entendida a mi alrededor (a veces me digo "¿la gente que se dice cristiana, de verdad escucha el evangelio o es algo que oyen sin interiorizar?")... porque este "ser todo para todos" hace que los devotos me anatematicen cuando me acerco a los ateos, los ateos se rían de mí cuando me pongo piadoso, los religiosos me ignoren como seglar, y los seglares me miren como una especie de "bicho raro eclesial", los de izquierdas no me toleran si hablo de fe y de transcendencia de la historia y la vida humana, y los de derechas se espantan si les hablo de justicia social... y en medio de todo esto, yo, siempre yo, que voy a terminar como San PABLO, no azotado, ni perseguido, ni encarcelado, ni naufragado, ni juzgado... aunque sí, me temo, un poco esquizofrénico con esta "multipersonalidad de hacerse todo en todos"...

"La especificidad de su vocación –declaró el purpurado brasileño– les lleva a tener esa visibilidad y misión que es tipica de los religiosos o de los movimientos. El ícono que refleja esta forma particular de consagración es la de la sal que se deshace y da sabor, la de la levadura que se dispersa y hace fermentar la masa" En este sentido he de decir, ahora sí, resultaría muy presuntuoso por mi parte el compararme con la sal o la levadura evangélicas, no llego ni a la uno, ni a lo otro, que mis frutos evangélicos deben de ser "más sosos que un huevo sin sal" -como se dice en Andalucía- o "subir menos que las magdalenas primerizas que intenté hacer el otro día", pero bueno, una cosa es clara, con independencia de los resultados, lo que llegue a salar, o lo que llegue a fermentar por mi causa, una cosa es cierta, deshacerme bien que me deshago, que ya es mucho más de lo que hacen muchos a mi alrededor, que por mi parte esfuerzo no quede...
 
Prosigue el Cardenal encargado de la vida religiosa diciendo: «la vocación les pone entre los demás incluso sin singos exteriores distintivos, justamente para no crear distancias que puedan alejarles; hace que estén con los otros en la búsqueda de la solución a los desafíos grandes y pequeños de este tiempo, conscientes de que todos pueden contribuir al bien; les hace, finalmente, ser para los demás, con la generosidad que caracteriza cada vida donada al Señor"... ¡Qué no, señor Cardenal, no se engañe usted, que yo con un hábito sería más feliz que un tonto con un lápiz! -y mira que me da coraje esa moda de los religiosos y religiosas actuales de vestir de seglar ¿para eso se consagraron, para ser signo visible ante el mundo de que otro estilo de vida es posible, al modo evangélico? ¿y cómo se van a enterar los demás, ese mundo al que pretenden interrogar, si pasan desapercibidos?... Debe de ser aquello de que "Dios le da pan al que no tiene dientes" pero en eso el Cardenal tiene razón, y el Papa también, sin esa proximidad, ese contacto, ese "roce hace el cariño", ese "oler a oveja" luchando codo con codo con los tuyos, con los próximos, los compañeros del trabajo, los amigos, el entorno, el barrio.... ciertamente nada o poco conseguimos.
 
Así que, a falta de un programa de vida mejor, haremos nuestras las palabras del Cardenal como plan de vida para el curso y la normalidad que ahora entra en Septiembre (aunque yo tengo precisamente, en Septiembre, las vacaciones, lo dicho, para no perder la costumbre de "llevar el paso cambiado" con el resto de mi alrededor).

domingo, 25 de agosto de 2013

LÁPICES PARA BENEDICTO XVI

 
Hemos tenido conocimiento de una bonita iniciativa, por INTERNET, que queremos compartir con vosotros, llamada "LÁPICES PARA BENEDICTO XVI", aunque nosotros la vimos en una página web en inglés, también se puede participar en alemán, español e italiano. Dicha iniciativa, cuyo nombre no deja de ser curioso, motivo por el que, precisamente, llamó nuestra atención, consiste en lo siguiente, según las explicaciones que se san en la página web referida:

Como sabéis, hace poco, el Papa FRANCISCO en su reciente viaje a BRASIL, con motivo de la celebración de la JMJ de RÍO DE JANEIRO 2013, durante el viaje de regreso a ROMA improvisó una rueda de prensa, en la que tocó y se refirió a gran cantidad de temas, personales y de la vida de la Iglesia, uno de ellos fue, precisamente su relación con el Papa emérito BENEDICTO XVI y cómo todos los expertos se habían equivocado al augurar a la Iglesia todo tipo de males como consecuencia de la "bicefalia" que podría suponer la cohexistencia de dos pontífices a la vez, sobre lo que dijo, expresamente, y con esa forma tan sencilla de comunicar que tiene, lo siguiente:
 
“Es como tener al abuelito en casa, es como mi papá y yo lo quiero mucho. Hay algo que califica mi relación con Benedicto: Yo lo quiero mucho. Siempre lo quise mucho, para mí es un hombre de Dios, es un hombre humilde, que reza. Yo fui muy feliz cuando fue elegido Papa. Es como tener al abuelo en casa, pero el abuelo sabio, en una familia el abuelo está en casa, es venerado, es amado, es escuchado. Él es un hombre de una gran prudencia, no se mete en nada. Yo le digo muchas veces: ‘Santidad, haga su vida, venga con nosotros’. Él vino, por ejemplo, para la inauguración de la estatua de San MIGUEL Arcángel en los jardines vaticanos…. Para mí, esa frase dice todo: es como tener el abuelo en casa, es mi papá” (Agencia de noticias ACIPRENSA, 30 de Julio,  2013)
 
A partir de la reflexión de estas palabras, sigue explicando la página web impulsora de esta iniciativa, todos hemos aprendido y descubierto, sin duda, cosas importantes por medio de BENEDICTO XVI y su magisterio, eclesial y sus libros.  Nos ha intentado transmitir el verdadero significado de ser cristiano a través de sus palabras, sus gestos, sus textos… Él ha conseguido formar parte de nuestras vidas de una manera o de otra, especialmente para todos los que somos creyentes, durante los años en los que estuvo al frente de este rebaño, que somos nosotros, la Iglesia, el conjunto de los bautizados, durante el tiempo que fue Sumo Pontífice ("hacedor de puentes"), Buen Pastor que marchaba a nuestro frente, nos amaba, guiaba y protegía.

Por eso se anima a que participemos en esta propuesta, consistente en enviar un e-mail explicando qué ha significado para nosotros, como creyentes y católicos, la figura, enseñanza y pontificado del Papa emérito BENEDICTO XVI. La intención es realizar, con el conjunto de los e-mails recibidos, de todas partes del mundo, un libro que se entregará al Papa emérito BENEDICTO XVI junto a una sencilla caja de lápices. A través de esos lápices queremos demostrarle nuestro cariño, respeto y agradecimiento y también, de manera simbólica, rogarle que nunca deje de escribir, con la finalidad de que uno de los más exquisitos instrumentos en las manos de Dios no deje de resonar jamás, y nos siga formando, enseñando y acompañando en nuestro caminar con sus reflexiones, sus ideas, sus pensamientos....

Esperamos que os guste la idea y que se reciban muchos mails, que por cierto debeía mandar a la siguiente dirección: info@georgganswein.com siendo la fecha límite 30 de Septiembre ¡Con lo cual todavía tenéis tiempo de pensar al respecto y poneros manos a la obra!

sábado, 24 de agosto de 2013

"HAVDALAH": DICIENDO ADIÓS AL SÁBADO QUE NOS DEJA

 
Ayer compartimos con vosotros una forma cristiana de recibir el "Shabbat", la celebración doméstica por la que los judíos se prepapran para su día santo, el Sábado. Pero os acordaréis que os dijimos que dicho día de fiesta se prolongaba desde la caída del sol del Viernes a la caída del sol del Sábado, y es que, lo mismo que ayer, también hay una pequeña celebración doméstica y familiar para despedir al Sábado que nos deja:
 
Tres estrellas han aparecido en el cielo (a las 21,43 horas de este Sábado), es el momento de la "Havdalah", el momento de separar el santo día del Sábado del resto de la semana laboral. Con ello damos gracias a Dios por el día de descanso y oración que termina. Estamos agradecidos por las bendiciones recibidas este día que ahora nos deja: por la paz, el regocijo, el descanso del cuerpo y la meditación del alma. Esperamos que todos estos dónese prolonguen en la nueva semana que ahora comienza, viviéndola con la misma paz y sabiduría.
 
Al tratarse de una celebración doméstica y familiar, de nuevo, es la mujer, el ama de casa, o la mujer de mayor edad o dignidad de las presentes, la que lleva el peso de esta celebración. Al llegar la hora ella dirá:
 
¡Oh, Dios de Abrahán, Isaac y Jacob, protege a nuestra gente! El "Shabbat" ya nos abandona.
 
En ese momento la misma mujer procede a encender la vela que en este caso se trata de una vela especial, ya que está trenzada o torneada porque representa la interacción de la creación y de la redención. Al encendido de la vela, la mujer añade:
 
Una nueva semana, una semana plena, una semana afortunada, que viene sobre nosotros, sobre nuestra familia, nuestra comunidad y sobre el resto de Israel.
 
He aquí a Dios mi Salvador: Estoy segura y sin miedo, pues el Señor es mi fuerza y mi canción, él es mi salvación. Sacaréis agua con gozo de los hontanares de salvación. Del Señor viene la salvación. Tu bendición sobre tu pueblo. ¡Con nosotros el Señor, Sebaot, baluarte para nosotros, el Dios de Jacob! ¡Oh Señor, Sebaot, dichoso el hombre que confía en ti! ¡Oh Señor, respóndenos el día de nuestra súplica! ¡Para todos nosotros, para nuestra comunidad y para los judíos y cristianos de todo el mundo, te pedimos todo esplendor, alegría, triunfo y gloria! La copa de salvación levantaré, e invocaré el nombre del Señor.
 
Ahora, el hombre de la casa, el esposo, o el hombre de mayor dignidad o edad de entre los presentes, llena una copa de vino hasta el borde. No se bebe aún de ella. Y recita las siguientes bendiciones, sosteniendo la copa en alto con una mano y la otra mano extendida con la palma hacia abajo.
 
Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del universo, por el fruto de la vid.
 
Todos los presentes responden:
 
Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del universo, por el fruto de la vid.

El hombre que pronunció la bendición sobre la copa bebe primero del vino, y pasa la copa al resto de los presentes, que hacen lo mismo, es importante dejar un pequeño resto de vino en la copa. A continuación toma entre sus manos una cajita, platillo o recipiente que contiene nuez moscada y canela, y los bendice.

Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del universo, que has creado varios tipos de especies.
 
Todos los presentes responden:
 
Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del universo, que has creado distintos tipos de especies.
 
El hombre de mayor edad, dignidad de entre los presnetes, o el esposo toma un pellizco de las especies y las huele, los demás hacen lo mismo. A continuación bendice, con las manos extendidas hacia las velas, de forma que se proyecte su sombra:


Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del universo, porque has creado la luz del fuego.

Todos los presentes responden:

Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del universo, porque has creado la luz del fuego.

Uno de los presentes, investido como lector y cubierto con el "tallit" (pañuelo de oración echado sobre los hombros) invoca al profeta ELÍAS (en la tradición hebrea, el profeta ELÍAS con su venida, anunciará la llegada del Mesías) con las siguientes palabras, al tiempo que lo hace con las manos extendidas hacia el fuego de las velas.
 
Invocamos a Elías, el profeta, que ha de venir para anunciar al Mesías, que nos trae una era de paz y prosperidad.
 
Todos los presentes, a modo de respuesta cantan:
 

 
Eliyáhu hanavi,               Eliyáhu ha'Tishbi,           
Eliyáhu (3) ha'Guil'adi,    
Eliyáhu hanavi,               
Eliyáhu ha'Tishbi,            
Eliyáhu (3) ha'Guil'adi,             
Bimherá elênu                     
Yavô elênu                    
Im Mashiach ben David. (2)    


Elías, el profeta,
Elías, el Tisbita,
Elías (3), el Guileadita,

Elías, el profeta,

Elías, el Tisbita,
Elías (3), el Guileadita,
él ya viene acercándose,
ya viene viniendo
con el Mesías, hijo de David. (2)

 

Concluye, tras la invocación al profeta ELÍAS, el esposo de la casa, o el hombre d emayor edad o dignidad de entre los presentes, diciendo:
 
Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del universo, que has separado lo santo de lo profano, el día de la noche, entre los gentiles y el pueblo de Israel, entre el Sábado y el resto de los días. Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del universo, que distingues entre lo sacro y lo profano.
 
Finalmente se apagan las velas, precisamente, con el resto de vino que quedó en la copa.

jueves, 22 de agosto de 2013

CELEBRACIÓN DEL SHABBAT

 
No sé si sabéis que cada vez son más las comunidades, llamadas "mesiánicas" de judíos que existen en TIERRA SANTA y en otras partes del mundo, especialmente en los ESTADOS UNIDOS; por comunidades mesiánicas debemos de entender dos categorías de creyentes: Por un lado, aquellas comunidades que, aún siendo judías, comienzan a aceptar la figura de JESUCRISTO como el Mesías prometido en los textos veterotestamentarios -y que por eso mismo no son muy bien vistas por los judíos ultraortodoxos (los que van vestidos de negro, con la camisa blanca, el sombrero de ala y las patillas largas y rizadas), y por otra parte, comunidades cristianas, católicas, que sin embargo, haciendo una especie de homenaje a "nuestros hermanos mayores en la fe" celebran muchas de las fiestas judías, al modo cristiano, dotándolas de un nuevo contenido, pero aprovechando toda la riqueza simbólica y litúrgica de la tradición hebrea, especialmente en sus gestos y en su cantos.
 
Aunque es Jueves, os queremos compartir esta CELEBRACIÓN DE LA RECEPCIÓN DEL SHABBAT, la celebración del Sábado judío, que se celebra mañana, por si queréis preparar los elementos necesarios para ello, deberíais hacerlo, pues no deja de ser una ceremonia doméstica, íntima, familiar, que puede ayudar a introducir a los más pequeños de la casa en la oración, es una ceremonia sencilla en la que la mujer tiene el papel protagonista, y además, nos ayuda a profundizar, al tratarse de una celebración doméstica, en el sentido del "sacerdocio común de todos los bautizados".
 
CELEBRACIÓN DE LA RECEPCIÓN DEL SHABBAT

El "Shabbat" comienza oficialmente 18 minutos antes de la puesta de sol del Viernes (lo que para este Viernes significa a las 20'44 horas) y dura hasta 40 minutos después de la puesta de sol del Sábado (lo que significa las 21'43 horas).  En JERUSALÉN es costumbre hacer sonar el sófar (el cuerno de cabra) o trompeta, unos 40 minutos antes de la puesta de sol para advertir a todos que dejen sus quehaceres y se preparen para el "Shabbat" y se congregue la comunidad. En nuestro caso se puede tocar alguna campanilla en casa simbólicamente.

A continuación "el ama de la casa", o en su defecto la mujer de mayor dignidad o edad entre las presentes, enciende las velas como símbolo de recepción del "Shabbat" (por velas entendemos la "menorah" o típico candelabro judío de siete velas, aunque de no tenerlo, se pueden colocar siete velas (de esas pequeñas, llamadas "de té" en fila). Al tratarse de una recepción del "Shabbat" mesiánica, cristiana, se pueden colocar dichas velas a los pies de una imagen de la Virgen MARÍA, pues ellas es la más perfecta de entre las mujeres. Al encender las velas, la mujer encargada de ello, recita lo siguiente:
 
Bendito seas, Señor Dios nuestro, Rey del Universo,
que nos has santificado con tus mandamientos
y nos has dado el mandamiento
de encender las velas del día sagrado.
Bendito seas, Señor nuestro, Rey del Universo,
que nos has hecho existir
y no has permitido llegar al día de hoy.
 
A continuación, con las velas ya encendidas, el ama de casa, o la mujer de mayor dignidad o edad de las presentes, con las manos alzadas continúa recitando:
 
Señor del Mundo,
Dios mío y Dios de mis padres:
que tu bondad venga sobre mí y los míos
y danos, a nosotros y a todo Israel,
una vida larga, buena y feliz.
Haz que tu presencia
habite en medio de nosotros
y que yo sea digna de andar por tus caminos,
fiel a tu Toráh y a tus mandamientos.
concédenos el mérito de criar hijos e hijas
que sean sabios y sigan tus mandamientos,
que amen y teman a Dios
y sean hombres de verdad,
una simiente santa
y apegada al Señor y a la Toráh
Escucha, por favor,
la humilde plegaria
que te dirijo en este momento,
y por el mérito de nuestras madres
Sara y Rebeca, Lía y Raquel,
y María, la Madre de nuestro Rey y Señor,
protégenos de todo género de humillaciones,
dolores y preocupaciones
y concede a nuestro hogar la paz y la alegría,
y que brille en él la luz y no se apague.
Haz que brille tu rostro y seamos salvados.

Sigue a continuación la bendición del pan, que en este caso realiza el "padre de familia" o el hombre de mayor edad o dignidad de entre los presentes. Se levanta, impone sus manos sobre el pan partido en dos trozos que está cubierto con una servilleta (sin retirar todavía la servilleta) y recita la siguiente bendición:

Bendito seas, Señor, Dios nuestro, Rey del Universo, que haces salir el pan de la tierra.
 
Este pan partido en dos trozos representa a los judíos y a los cristianos, ahora separados en dos cuerpos diferentes. Oremos entonces por la salvación de ambos por el mismo Mesías, Jesús, Nuestro Señor, por eso, cualquiera de los presentes toma una de las mitades del pan con la servilleta y lo eleva al Señor recitando una corta plegaria (la que el Espíritu le suscite) por nuestros hermanos judíos.
 
A continuación parte esa mitad de pan en trozos más pequeños, y lo reparte entre los presentes y cada uno lo moja en miel. El que preside la celebración entonces dice:
 
Así como este pan con miel es dulce, así mismo será dulce la salvación para nuestros hermanos los judíos. Amén.
 
A continuación otro de los presentes toma la otra mitad de pan que quedaba eb el plato de la servilleta y lo eleva al Señor recitando una corta plegaria (la que el Espíritu le suscite) por nuestros hermanos cristianos. Seguidamente, reparte esa mitad de pan partido de nuevo en fracciones entre los presentes y cada uno le echa un poquito de sal. El que preside la celebración entonces dice:

Dijo el Mesías "Vosotros sois la sal de la tierra", sea tu voluntad Señor, Dios nuestro, y la de nuestros padres, que seamos sal para nuestros hermanos cristianos. Amén.

Se recita seguidamente un canto tradicional de esta celebración, titulado "LEJA DODI", en el que se recibe al Sábado como un novio (el Señor) que llega al encuentro de su amada, en este caso el pueblo de ISRAEL, o si se prefiere, de la IGLESIA, su esposa:


La bendición del vino se acompaña de la propia bendición de este día de "Shabbat". El que preside la celebración toma la copa de vino en alto y lee del Evangelio -evidentemente en nuestro caso al tratarse de una celebración cristiana- (Lucas 24, 1-8):

El primer día de la semana, muy temprano, fueron las mujeres al sepulcro, llevando los perfumes que habían preparado. Pero se encontraron con una novedad: la piedra que cerraba el sepulcro había sido removida, y al entrar no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. No sabían que pensar, pero en ese momento vieron a su lado a dos hombres con ropas resplandecientes. Estaban tan asustadas que no se atrevían a levantar los ojos del suelo. Pero ellos les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, resucitó. Acordaos de lo que os dijo cuando estaba todavía en Galilea: el Hijo del Hombre debe ser entregado en manos de los pecadores y ser crucificado, y al tercer día resucitará. Ellas entonces recordaron las palabras de Jesús.

A continuación continúa con la "bendición de Shabat" propiamente dicha:

Bendito seas, Señor, Nuestro Rey, que nos santificaste con tus preceptos, con tu amor y tu bondad paternal. Nos concedes el "Shabat" y su santidad en memoria de tu obra redentora. Primera entre nuestras festividades, nos recuerda la resurrección del Mesías, y la redención de toda la humanidad. Porque nos llamaste de entre todos los pueblos de la tierra para ser una nación santa, y nos  concedes el reposo de "Shabat" para preparar el domingo con amor y santidad. Bendito seas, Señor, que santificas el "Shabat". Amén.

El que preside da un sorbo a la copa de vino y lo pasa al resto de los presentes que hacen lo mismo.

El que preside la celebración del "Shabat" impone las manos sobre la cabeza de cada uno de los varones presentes y recita:

Que el Señor te haga como a Abrahán, Isaac y Jacob.

El que preside la celebración del "Shabat" impone las manos sobre la cabeza de cada uno de las mujeres presentes y recita:

Que el Señor te haga como a Sara y Rebeca, Lía y Raquel.

Y después bendice a todos con la bendición que Dios enseñó (Números 6, 22-27):

Que el Señor os bendiga y os guarde;
Que ilumine el Señor su rostro sobre vosotros y os sea propicio,
Que el Señor os muestre su rostro y os conceda la paz.

Amén.

Finalmente se acaba con el canto "SHALOM ALEICHEM" que según la tradición judía es lo que cantan los ángeles que acompañarán a los varones de camino a la sinagoga, para recibir el "shabbat" en comunidad:




 
 
 
 

 
 

lunes, 19 de agosto de 2013

UN CRISTIANO EGIPCIO PERSEGUIDO EN EL SIGLO III

Asistimos al triste espectáculo de EGIPTO que se desangra a las puertas de una guerra civil, y una vez más nos encontramos, como ya comentamos hace unos días, respecto de la situación en SIRIA, con una de las comunidades cristianas más antiguas del mundo, la egipcia, que hunde sus raíces en la predicación de MARCOS (que es el gran evangelizador de esta zona, y patrón del patriarcado copto, como PEDRO lo es de occidente y ANDRÉS lo es de oriente), y que aún podría retrotraerse al episodio del ministro eunuco de la reina CANDANCES, bautizado por el apóstol FELIPE en su viaje de regreso a EGIPTO, que se encuentra de repente en el eje de los tumultos y las revueltas, bajo la sospecha de unos y de otros, en un conflicto que ellos no han generado, y que están siendo masacrados por ello: mal vistos a los ojos de los "hermanos musulmanes" que consideran, desde la aparición del Papa TAWADROS II junto al ejército, que los cristianos apoyan el golpe de Estado, y mal vistos por la sociedad, en general, como sucede con cualquier tipo de minoría.
 
Lo triste de esta situación es que, podemos decir, "nada nuevo bajo el sol", la historia se repite, y es que pareciera que siempre que un imperio se desmorona o da símbolos de debilidad, han de ser los cristianos los que han de salir malparados, como una especie de "chivo expiatorio" con el que todos los poderes del mundo se ceban para disimular otros males. Sucedió con la decandecia del Imperio Romano, sucedió con los saqueos y destrucciones de los vándalos, sucedió después con la hegemonía del Islam, sucedió con el pueblo chipriota, con el armenio, con el palestino cristiano...
 
 
Y es que, desgraciadamente, podemos retrotraernos casi dos mil años hacia atrás para encontrar que, en la misma tierra y el mismo paisaje egipcio, que hemos de figurarnos embellecido con la silueta de las pirámides, siempre presentes, siempre eternas, para encontrar, entre los llamados Papiros de OXIRRINCO (localidad egipcia en la que se encontraron enterrados varios cientos de documentos), concretamente al día 28 de Febrero del año 256 D.C., se expedía la "Orden de Arresto de un Cristiano".
 
Se trata de un documento de unos 11 centímetros de ancho, perfectamente fechado, como hemos dicho, el día 28 de Febrero del año 256 D.C., y que, aparte de lo que comentaremos, tiene la peculiaridad de que es uno de los documentos más antiguos en los que aparece por vez primera la denominación "cristiano" para referirse a los seguidores de la nueva religión naciente.
 
La traducción del documento es la siguiente:
 
Del Gobernador a los Legisladores de la Villa y a los Oficiales de Paz de la Villa de Mermerzon. Hacedme llegar enseguida a Petoserapín de Horus, un cristiano entre vosotros. Dado en el tercer año de los Augustos Valerio y Galieno, 3 de Famenoz.

Como es sabido, el Imperio Romano mantuvo una relación de "tira y afloja" con el cristianismo naciente, lo que se traducía, en el ámbito religioso en la alternancia de periódos de persecución y de más o menos tolerancia. Ha de hacerse notar que el Imperio Romano, como regla general, solían ser bastante tolerante con las creencias religiosas de las distintas culturas y pueblos que iban conquistando, y asimilando después como provincias del Imperio. Debe aountarse, entonces, que la persecución contra el cristianismo obedecía a una serie de factores diferentes: Quizás la animadversión por la nueva religión se debiera a que ésta naciera en una provincia tan problemática como la judía, donde los levantamientos nacionalistas y la violencia estaban a la orden del día, por lo que el cristianismo se veía como un problema añadido a la cuestión palestina y sobretodo, por la expansión del cristianismo, tanto en el Imperio, geográficamente, como en todos sus estratos sociales, se considerara una cuestión política, más que religiosa.

Una de las etapas de persecucíón coincidió con el reinado del emperador VALERIO, que comenzó su reinado en el año 253 D.C. Desde muy pronto el nuevo emperador mostró su animadversión a los cristianos, ya que en el año 257 D.C. promulgó un edicto por el cual "senadores cristianos, caballeros y damas de la alta sociedad debían sacrificar, bajo pena de fuertes multas, reducción del rango e, incluso, la muerte, a los dioses". Durante su reinado, por ejemplo, enocntraron el martirio importantes personajes de la cristiandad como San CIPRIANO, obispo de CARTAGO, o el propio Papa SIXTO II.


Hay un testimonio, conservado en una carta de DIONISIO, en la que se dice que: "hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, doncellas y matronas, soldados y civiles, de toda edad y raza, algunos por la flagelación, otros por el fuego, otros por la espada, han conquistado en la batallas y ganado sus coronas de Gloria".

Este fragmento nos muestra una petición hecah por el gobernador de la Provincia de OXIRRINXO, que era la capital de la décimo novena provincia, dirigida a los "legisladores" (debemos entender la figura administrativa de nuestros "alcaldes") y a los "oficiales de paz" (lo que vendría a ser "la policía") de la Villa de MERMEZÓN (una aldea dependiente de la provincia de OXIRRINCO), para que le pongan a su disposición a un ciudadano, identificado como PETOSERAPÍN DE HORUS, al que además se le añade el calificativo de cristiano. el hecho de que la redacción formal del documento obedezca a la típica de cualquier orden de arresto, sin que se identifiquen los motivos de dicho arresto, hace que los expertos estén de acuerdo en considerar que, el motivo del arresto y la detención es, precisamente, el hecho de ser cristiano (siendo además uno de los primeros y más antiguos documentos que hablan de "cristianos").

Y finalmente se encuentra, en el documento, la fecha del mismo "el día 3 de Famenoz", que aunque sigue denominando los meses al modo tradicional egipcio, es conocido en el calendario cristiano copto como mes de Paremhat, cuyo equivalente en la nomenclatura gregoriana actual es el 28 de Febrero del año 256 D.C.
 
Y ahora, una confesión personal, lo que más me llama la atención de estos documentos antiguos, es que lo mismo que me conmueve ver las imágenes de las manifestaciones, la represión, los tiroteos, los muertos y los heridos de la situación en el EGIPTO actual, no puedo dejar de pensar que hubo un cristiano, hermano mío en el bautismo, en la fe y en el único Señor Jesucristo, que fue convocado ante las autoridades por el hecho de ser cristiano... y sabiendo los antecedentes, no es difícil pensar la suerte que corrió PETOSERAPÍN DE HORUS, como se suele decir, elevo los ojos al cielo y no puedo evitar pensar en él, mientras recito, como dicen las "personas mayores" (será que estoy envejeciendo yo también) y exclamar "¡Qué el Señor lo tenga en su Gloria!" junto con el resto de los mártires, pasados, presentes y futuros, porque como habéis comprobado, la historia, tristemente, no deja de repetirse.