domingo, 26 de enero de 2014

"SEÑOR, NO SOY DIGNO DE QUE ENTRES EN MI CASA"

Ante la polémica suscitada por las palabras del Cardenal electo FERNANDO SEBASTIÁN, que no vienen sino a "añadir más leña" a un fuego cual es la situación y consideración, en la Iglesia, de las personas homosexuales, a las que no olvidemos, el mismísimo Mons. REIG PLÁ, en plena celebración del Viernes Santo (precisamente el día en que Cristo murió para salvación de todos) tuvo la misma osadía de "condenarlos al infierno", aseveración que, por otra parte, la Iglesia nunca se ha atrevido a hacer, ni siquiera de JUDAS, o de HITLER, por citar los más evidentes; y ante el daño hecho a cristianos homosexuales, hermanos y hermanas nuestros, que quieren vivir su fe, y por qué no decirlo, sin ambages, también su vida de pareja, común, en lo espiritual y en lo material, en el socorro mutuo, la mutua comprensión y la ayuda (en vez de caer en las garras de ese otro tópico cual es la pretendida promiscuidad de este colectivo), y que viven de buena fe esa "comunión de sustento, techo, y lecho" que dice el aforismo, es por lo que nos vemos en la obligación, de socorrer a todos estos hermanos nuestros para que tengan argumentos con los que defenderse ante tan descarado, inhumano, falto de sentimiento ataques gratuitos.

Vamos a fijarnos en el relato del milagro de la sanación del "siervo" del centurión, que narran MATEO y LUCAS, observamos que la traducción que se hace del griego al castellano es la siguiente en ambos textos:
 
Al entrar Jesús en Cafarnaún, se le acercó un centurión, suplicándole: «Señor, mi siervo está en cama, totalmente paralizado, y sufre terriblemente.»
(Mateo 8, 5-6)
 
Había allí un centurión que tenía un sirviente muy enfermo al que quería mucho, y que estaba a punto de morir.
(Lucas 7, 2)
 
Sin embargo, el texto griego usa dos palabras diferentes, en MATEO y LUCAS,  para lo que los autores han traducido por siervo en las traducciones al castellano, como se observa:
 
Mientras MATEO usa el vocablo griego "paiV" (que significa exactamente "niño, muchacho", y que con esta significación es usado todas las veces que aparece este término usado en los evangelios de MATEO, MARCOS y LUCAS, por citar sólo los sinópticos; o si se prefiere, ese es el sentido de dicha palabra en el griego "koiné", la variante griega para escribir el evangelio),
 
por su parte, LUCAS se ha decantado por el término "douloV" que aparece siempre con el significado de "siervo, sirviente" en su uso por parte del griego bíblico).
 
Por tanto la traducción literal de MATEO debería ser:
 
"Señor, mi muchacho está en cama, totalmente paralizado, y sufre terriblemente"

 
Lo que ya empieza a plantear los primeros problemas interpretativos, dado que no es lo mismo que el centurión romano sienta amor por "su muchacho" en MATEO (lo que sería lógico y comprensible, si creyéramos que con esta expresión se refiere cariñosamente a un hijo suyo, por ejemplo), que por "su siervo" en Lucas (sobretodo si tenemos en cuenta que en el contexto del derecho romano un siervo no valía nada, ni siquiera era considerado persona y no era más que una propiedad más de su titular, en este caso el centurión). Además, si los evangelistas están narrando un mismo acontecimiento, no se entiende porque se usa una palabra por MATEO distinta de la LUCAS (máxime cuando éstas presentan significados tan opuestos), de hecho, tampoco se entiende que ambas palabras hayan terminado por traducirse como "siervo" en ambos evangelistas, de esta manera BONNARD en su obra “El Evangelio de Mateo” señala:
 
"El hecho de que el vocablo usado por Mateo se haya contaminado de la significación servil dada por Lucas en su Evangelio es un problema que, en modo alguno, se puede dar por zanjado".
 
Tan sólo una traducción (“Evangelio Trilingüe”, de la Editorial BAC) traduce de forma más o menos acertada el texto de MATEO cuando dice:
 
«Señor, mi muchacho está en cama, totalmente paralizado, y sufre terriblemente
 
Aunque se apresura a poner el contexto previo para interpretar el sentido de este "muchacho" que traduce literalmente, cuando, antes, ha titulado la perícopa (es decir, esta sección narrativa) como "la curación del siervo del centurión".
 
Pero quedémonos con esta traducción de muchacho y hagámonos la siguiente pregunta: ¿Quién es este muchacho al que el centurión quiere tanto?
 
Una primera respuesta sería pensar que pudiera ser un hijo suyo, por eso la expresión griega usada por MATEO al escribir  "o paiV mou" se podría traducir por "mi niño" sin ningún tipo de problema. Sin embargo esta tesis la contradicen dos elementos: Por un lado que la expresión "o paiV mou" no es, a su vez, la usada por LUCAS, que le da a dicho término en su paralelismo sinóptico un tono más servil "criado, siervo" al usar la palabra "douloV". Además, si era su hijo de verdad ambos autores podrían haberlo dicho así, y era muy raro, por no decir absolutamente inexistente, el hecho de que un militar se trasladara en misión, máxime a una zona tan convulsa como PALESTINA, cargando con su familia.

 
Tampoco puede ser este "muchacho" un "siervo "cualquiera, ya que lo niega el uso de la expresión "mi muchacho, mi siervousado por MATEO, ya que, precisamente, el querer a un siervo no es lo más frecuente desde la óptica del derecho romano y su consideración sobre los siervos y esclavos (ni siquiera en un ámbito con otros valores, díganse cristianos, pues hasta el mismo PABLO ha de pedir a FILEMÓN, pese a ser cristiano, que acoja con cariño a su esclavo huido y no lo maltrate por haber escapado), y a pesar de ello LUCAS añade más confusión al asunto, pues pese a identificarlo como "un siervo" a continuación insiste añadiendo que dicho siervo le era "entimoV", es decir, muy íntimo, muy amado, muy cercano.
 
La única forma de resolver el dilema interpretativo de la palabra "paiV " en MATEO, o por qué pese a ser un "siervo" en LUCAS se dice que le es muy querido, sería pensando en la pederastia militar o en las prácticas homosexuales en ROMA.
 
Hemos de señalar que, en la moral romana, no había un juicio de disvalor ético o moral sobre la homosexualidad, solamente en la conducta homosexual había algo reprochable, que en todo caso el rol activo lo tomase el ciudadano romano libre, el patricio; lo inmoral, lo reprobable es que un ciudadano libre de roma, y por ello digno, se dejase vejar por un esclavo, un colono o un liberto adoptando el papel pasivo. Ante esta perspectiva adquiere un nuevo horizonte interpretativo la afirmación del centurión romano ante Cristo: "Señor, cura a mi muchacho" (esto es, "cura a la persona con la que mantengo una relación homosexual"), y que no se nos antoja en nada descabellada. Pensemos que MATEO, como evangelista, es decir, autor de un evangelio, es menos culto en su uso del griego, por ello no tiene ningún reparo en usar la expresión "o paiV mou", así, a las claras, con plena conciencia de que sus lectores sacarán rápidamente conclusiones acerca del tipo de relación existente entre el centurión romano y "su muchacho", ya que la intención del EVANGELIO DE MATEO es proclamar a Jesús como Mesías ante los judíos, que lo tuvieron delante y no lo supieron reconocer (por eso se alaba tanto -en este mismo episodio- la fe del centurión, pese a no ser judío, sino pagano).
 
Por su parte, LUCAS, que es un autor más cultivado y que conoce mejor el griego, y que se dirige a unos lectores más cultos, se da cuenta de que la expresión usada por MATEO es "demasiado evidente" ("políticamente incorrecta", diríamos ahora) y decide por ello usar un eufemismo ante sus lectores usando para ello "douloV" "siervo" en su lugar, aunque –con posterioridad- pareciera que LUCAS se sintiera un poco tergiversador ante la realidad de los hechos y por eso, o de lo contrario no se explica, añade al final de dicho versículo que dicho siervo "le era muy querido" (con lo que disimula lo primero y crea la dificultad de intentar comprender ahora cómo era posible que un centurión romano pudiera sentir afecto por un siervo, y encima reconocer esa debilidad ante los judíos que le acompañaban a presencia de Jesús).
 
Lo importante es que, en ambos casos (sea en el evangelio de MATEO, o de LUCAS), Jesucristo no condena (pues él mismo, como receptor de la petición, también capta la relación existente entre el centurión y su muchacho) la homosexualidad del centurión, sino que, al contrario, alaba su fe. No cabe duda alguna que si Jesucristo hubiera querido hacer algún reproche explícito lo habría hecho como cuando, por ejemplo, denuncia a JUDAS su traición, o le descubre a la samaritana que tiene trato sexual con cinco hombres, confirma la indisolubilidad del matrimonio a los judíos o –después de perdonar a la adúltera- le dice expresamente: "anda, vete y no peques más", y nada de esto sucede en el presente caso.
 
Teniendo en cuenta, esa afirmación contenida en la EVANGELIUM GAUDI del Papa FRANCISCO de que "la Eucaristía no es premio de los perfectos, sino remedio de los pecadores", resultaría del todo curioso, una especie de "venganza poética" que, precisamente, las palabras del centurión, presuntamente homosexual, sean las que decimos todos, en la liturgia, al acercarnos a comulgar: "Señor, no soy digno de que entres en mi casa".

sábado, 25 de enero de 2014

SEMANA ORACIÓN UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: MENSAJE FINAL

Aunque la hemos venido llamando SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, lo cierto es que se trata de un OCTAVARIO, que dura de los días 18 a 25 de Enero de cada año. A modo de conclusión, en el día de hoy, os traemos la propia reflexión y mensaje del Papa FRANCISCO para esta semana (en la catequesis de la Audiencia General del día 22 de Enero), que reproducimos a continuación:
 
Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
 
El sábado pasado empezó la Semana de oración por la unidad de los cristianos, que concluirá el sábado próximo, fiesta de la Conversión de san PABLO apóstol. Esta iniciativa espiritual, como nunca valiosa, implica a las comunidades cristianas desde hace más de cien años. Se trata de un tiempo dedicado a la oración por la unidad de todos los bautizados, según la voluntad de Cristo: «Que todos sean uno» (Juan 17, 21). Cada año, un grupo ecuménico de una región del mundo, bajo la guía del CONSEJO MUNDIAL DE LA y del PONTIFICIO CONSEJO PARA LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, sugiere el tema y prepara materiales para la SEMANA DE ORACIÓN. Este año, tales materiales provienen de las Iglesias y comunidades eclesiales de Canadá, y hacen referencia a la pregunta dirigida por san PABLO a los cristianos de CORINTO: «¿Es que Cristo está dividido?» (1 Corintios 1, 13).
 
Ciertamente Cristo no estuvo dividido. Pero debemos reconocer sinceramente y con dolor que nuestras comunidades siguen viviendo divisiones que son un escándalo. Las divisiones entre nosotros cristianos son un escándalo. No hay otra palabra: un escándalo. «Cada uno de vosotros —escribía el Apóstol— dice: “Yo soy de PABLO”, “yo soy de APOLO”, “yo soy de CEFAS”, “yo soy de Cristo”» (Corintios 1, 12). Incluso quienes profesaban a Cristo como su líder no son aplaudidos por PABLO, porque usaban el nombre de Cristo para separarse de los demás dentro de la comunidad cristiana. El nombre de Cristo crea comunión y unidad, no división. Él vino para crear comunión entre nosotros, no para dividirnos. El Bautismo y la Cruz son elementos centrales del discipulado cristiano que tenemos en común. Las divisiones, en cambio, debilitan la credibilidad y la eficacia de nuestro compromiso de evangelización y amenazan con vaciar la Cruz de su poder (cf. Corintios 1, 17).
 
PABLO reprende a los corintios por sus discusiones, pero también da gracias al Señor «por la gracia de Dios que se os ha dado en Cristo Jesús, pues en Él habéis sido enriquecidos en todo: en toda palabra y en toda ciencia» (Corintios 1, 4-5). Estas palabras de PABLO no son una simple formalidad, sino el signo de que él ve ante todo —y de esto se alegra sinceramente— los dones de Dios en la comunidad. Esta actitud del Apóstol es un aliento, para nosotros y para cada comunidad cristiana, a reconocer con alegría los dones de Dios presentes en otras comunidades. A pesar del sufrimiento de las divisiones, que lamentablemente aún permanecen, acogemos las palabras de PABLO como una invitación a alegrarnos sinceramente por las gracias que Dios concede a otros cristianos. Tenemos el mismo Bautismo, el mismo Espíritu Santo que nos dio la Gracia: reconozcámoslo y alegrémonos.
 
Es hermoso reconocer la gracia con la que Dios nos bendice y, aún más, encontrar en otros cristianos algo de lo que necesitamos, algo que podemos recibir como un don de nuestros hermanos y de nuestras hermanas. El grupo canadiense que ha preparado los materiales de esta SEMANA DE ORACIÓN nos ha invitado a las comunidades a pensar en lo que podrían dar a sus vecinos cristianos, sino que les ha exhortado a encontrarse para comprender lo que todas pueden recibir a su vez de las demás. Esto requiere algo más. Requiere mucha oración, requiere humildad, requiere reflexión y continua conversión. Sigamos adelante por este camino, rezando por la unidad de los cristianos, para que este escándalo disminuya y ya no tenga lugar entre nosotros.
 
 
 
 

viernes, 24 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: DÍA 7

Vamos concluyendo esta SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, que en verdad es un octavario, ya que se celebra del 18 al 25 de Enero de cada año, por lo que, ciertamente, concluirá mañana, en la fiesta de la CONVERSIÓN DE SAN PABLO, el apóstol de los gentiles, el gran perseguidor de la Iglesia, que desde su encuentro con el Señor "Saulo, Saulo... ¿Por qué me persigues?" se convirtió en su máximo defensor, en el más apasionado y "sufrido" de los apóstoles.
 
A lo largo de esta semana, con toda humildad, os hemos propuesto cada día un gesto, un detalle, un pensamiento, una oración que os ayudara a imbuiros en el sentimiento que es el lema de este año "¿Es qué Cristo está dividido?".
 
Juntos, a lo largo de estos días, nos hemos puesto en el centro, en el lugar de Cristo, y le hemos invocado sobre los cuatro puntos cardinales, como queriendo abrazar simbólicamente a toda la cristiandad, dispersa a occidente y oriente, norte y sur, para que retornen al centro, que es Cristo, como dice la escritura "una sola fe, un solo bautismo, un solo Señor" (Día 1); hemos recitado juntos el CREDO NICENO, el que era común a todos los cristianos antes de la ruptura con la ortodoxia, con la esperanza de retornar a ese punto en la fe, y hemos acogido, pese a la división los dones de cada una de las comunidades cristianas (Día 2); siguiendo el consejo de San IRENEO de LYON en virtud del cual "La Gloria de Dios es que el hombre viva", creemos que antes que cristianos, hacen falta seres humanos, íntegros, con todas sus necesidades cubiertas, las materiales y las espirituales, y hemos rezado, sintiéndonos miembros de la familia humana, por los llamados "objetivos del milenio", propuestos por la ONU, como expresión de la gran familia humana (Día 3); nos hemos hecho solidarios con nuestros hermanos cristianos en minoría en aquellos países en los que son perseguidos a causa de su fe, especialmente de los cristianos en TIERRA SANTA, para que su presencia no se pierda en los lugares en los que real y ciertamente vivió Jesús (Día 4); hemos bajado a lo concreto, a nuestra cotidianeidad, aprendiendo que cada hermano nuestro, que se cruza con nosotros, en esta aventura de la vida, es para nosotros un auténtico "Don de Dios" (Día 5); y finalmente hemos reflexionado sobre la ruptura de Cristo y cómo podemos sanarla, pidiendo ser enviados para ello (Día 6).
 
Así que concluimos esta SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS con el último momento de la ceremonia ecuménica propuesta por la Iglesia de CANADÁ, el envío:
 
¡Que el amor del Señor Jesús os lleve a él,
que el poder del Señor Jesús os fortalezca en su servicio,
que la alegría del Señor Jesús os llene vuestro espíritu,
y que la bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros y permanezca siempre! 
 
Podéis ir en paz,
para amar y ser amados,
para acoger y pertenecer,
para servir y ser nutridos.
 
¡Demos gracias a Dios!

jueves, 23 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS.- DÍA 6

 
Como seguramente sabréis, por los materiales ofrecidos para esta SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, el lema elegido para este año está tomado de una cita de San PABLO a los Corintios "¿Es que Cristo está dividido?" (1 Corintios 1, 1-17):
 
Pero tengo algo que pediros, hermanos, y lo hago en nombre de nuestro Señor Jesucristo: que haya concordia entre vosotros. Desterrad cuanto signifique división y recuperad la armonía pensando y sintiendo lo mismo. Digo esto, hermanos míos, porque los de Cloe me han informado de que hay divisiones entre vosotros. Me refiero a eso que anda diciendo cada uno de vosotros: “Yo pertenezco a Pablo, yo a Apolo, yo a Pedro, yo a Cristo”. Pero bueno, ¿es que Cristo está dividido? ¿Ha sido crucificado Pablo por vosotros o habéis sido bautizados en su nombre? ¡Es como para dar gracias a Dios el no haber bautizados entre vosotros más que a Crispo y a Gayo! Así nadie puede presumir de haber quedado vinculado a mí por el bautismo. Bueno, también bauticé a la familia de Estéfanas; fuera de estos, no recuerdo haber bautizado a ningún otro. Y es que Cristo no me envió a bautizar, sino a proclamar el mensaje evangélico. Y a proclamarlo sin alardes de humana elocuencia, para que no quede anulada la eficacia de la cruz de Cristo.
 
PABLO retaba a los cristianos de CORINTO a que reconocieran en su corazón y mostraran en sus acciones que Cristo no está dividido. Nos reta también a nosotros a realizar más plenamente la unidad que ya tenemos en Cristo. A nivel personal, me quedo con la expresión: "Cristo no me envió a bautizar, sino a proclamar el mensaje evangélico (...) para que no quede anulada la eficacia de la Cruz de Cristo".
 
Rezamos la siguiente oración, reconociendo todas estas actitudes:
 
Con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo, Señor suyo y nuestro,
agraciados por Dios en todas las maneras,
enriquecidos sobremanera con toda clase de dones por medio de nuestra unión con Cristo,
firmes en Dios que nos fortalece para el amor y el servicio,
abrazados por Jesucristo,
unidos en un mismo pensar y sentir,
superando nuestras riñas por aquel que fue crucificado por nosotros,
¿Es que Cristo está dividido?
 
Y nuestra respuesta no puede ser sino:
 
¡No! ¡Juntos, salimos al mundo para proclamar su buena noticia!

miércoles, 22 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: DÍA 5

EL DON DE DIOS
 
 
En estos días atrás, a lo largo de nuestra ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, hemos dado gracias, pese a la división, por el don que suponen cada una de las distintas confesiones cristianas, que tanto engalanan y embellecen una realidad, mayor y preciosa, la fe, sólo "afeada" por el hecho de la existencia de la división misma.

Reflexionamos hoy sobre lo que significa ser "Don de Dios" aprendiendo de la enseñanza que nos da la propia historia de CANADÁ, cuya Iglesia es la que nos guía de la mano en esta semana de oración:

Cuando los franceses llegaron a CANADÁ en los siglos XVI y XVII encontraron una tierra rica en recursos naturales y fueron ayudados por los pueblos indígenas que se encontraron. El sentido de gratitud de los primeros colonos franceses hizo que el barco, en el cual arribó a CANADÁ el fundador de la ciudad de QUEBEC, pasara a llamarse, desde entonces como “Don de Dieu”, que significa “Don de Dios”.
 
En el ritual de la celebración de la Santa Misa, que se utiliza en CANADÁ, el invitatorio, momento en el que el sacerdote invita a los fieles a acercarse al altar a comulgar, utiliza la siguiente fórmula, dicha por el sacerdote: “los dones de Dios para el pueblo de Dios”. La unidad por la que oramos es el restablecimiento de la plena comunión entre nosotros, cuyo signo será recibir juntos los dones eucarísticos. Sin embargo, también en el camino hacia la unidad visible intercambiamos entre nosotros otros dones, que son dones de Dios para el pueblo de Dios.
 
Hoy, además, en la provincia francófona de QUEBEC, la expresión "don de Dieu" –“don de Dios”- tiene una vitalidad nueva en la comunidad cristiana y en la cultura popular. Recuerda un sentimiento de gratitud por los dones de Dios que vienen de un tiempo cuando los antepasados de los canadienses eran capaces de compartir la acción de gracias con los pueblos indígenas de Canadá. Como signo de paz y como un modo de reconocer los dones que recibimos de los demás, sería una buena sugerencia que, en el día de hoy, en vez de saludar a todos aquellos que nos encontremos con el tradiciones "¡Buenos días!" les dijéramos "¡Don de Dios!" pues -ciertamente- todos nuestros hermanos son un don de Dios en nuestras vidas.

¡DON DE DIOS!

martes, 21 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: DÍA 4

 
Os proponemos, rezar hoy otra de las expresiones de fe en las que, al margen de vicisitudes históricas, doctrinales o eclesiales, coinciden la totalidad de las confesiones cristianas: la oración que el Señor nos enseñó, también llamada en muchos lugares como "la oración del Señor", esto es, el PADRENUESTRO.
 
Y queremos, con la ayuda de este vídeo, que muestra el rezo del PADRENUESTRO en árabe que hoy dediquemos la jornada a rezar por los cristianos, cualquiera que sea su confesión, que han de dar testimonio en los llamados países musulmanes.
 

 
Como habéis podido comprobar es un gesto muy sencillo, pero por eso la oración del PADRENUESTRO es tan eficaz, no sólo porque Cristo mismo nos la enseñara, sino porque en ella se reconoce la soberanía de Dios en nuestras vidas, le llamamos Padre, le pedimos por nuestras necesidades, reconocemos nuestros pecados y nos ponemos en sus manos.

 
Y recemos especialmente, también, por todos los cristianos de TIERRA SANTA, empujados por la presión tanto del islám, como de la propia intransigencia de ISRAEL (no olvidemos que muchos palestinos son cristianos y son masacrados igualmente por la prepotencia hebrea), y que se ven forzados a emigrar a países donde encuentran menos trabas burocráticas, asistenciales, médicas, educativas, para vivir como cristianos en libertad, pero que están produciendo la paradoja de que TIERRA SANTA, la tierra de Cristo, sea uno de los lugares con menos presencia cristiana nativa del mundo. Y como dato curioso, todo ello hasta el punto de que la ONU ha declarado 1014 como AÑO INTERNACIONAL DE LA SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO PALESTINO.
 
 

lunes, 20 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: DÍA 3

Seguimos con nuestro propósito de ofreceros cada día de la SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS un texto, un gesto, una actitud con la que ayudaros a vivir en el clima y oración de esta semana. Como os comentamos el primer día, este año el PONTIFICIO CONSEJO PARA LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS ha encomendado los materiales de reflexión y celebrativos de esta jornada a la Iglesia de CANADÁ. La Iglesia de CANADÁ se hace consciente, después de un proceso de maduración y crecimiento eclesial y comunitario, de que muchas de las necesidades que laceran a los hombres y mujeres de hoy, y que ellos atienden en sus programas pastorales y sociales, son las mismas que las que han sido propuestas, para su erradicación, como los llamados "OCHO OBJETIVOS DEL MILENIO" a propuesta de la ONU; por lo que las hacemos nuestras y oramos por ellas.
 
 
Oramos por todas las personas que padecen día a día la pobreza y el hambre. Su situación precaria provoca con frecuencia divisiones; que el amor de Cristo restablezca la justicia y la paz. ¡Dios clemente, escucha nuestra oración!
 
Y en tu amor, respóndenos.
 
 
Oramos por todos los que luchan por una enseñanza universal. Que su sed de conocimiento pueda construir puentes entre nuestras Iglesias y restablecer el respeto en medio de nuestras diferencias. ¡Dios clemente, escucha nuestra oración!
 
Y en tu amor, respóndenos.
 
 
Oramos por todos los que luchan por la igualdad entre hombre y mujeres en dignidad y derechos. Tenemos presente especialmente la necesidad de un acceso igualitario al trabajo, a los bienes y a los servicios. Al hacernos uno en Cristo Jesús, que podamos recibir los dones tanto de los hombres como de las mujeres. ¡Dios clemente, escucha nuestra oración!
 
Y en tu amor, respóndenos.
 
 
Oramos por los jóvenes que están enfermos y por los que luchan por mejorar la salud infantil. Al hacernos cargo de los niños, que podamos acoger al mismo Cristo. ¡Dios clemente, escucha nuestra oración!
 
Y en tu amor, respóndenos.
 
 
Oramos por las mujeres embarazadas y por su salud materna. Que podamos hacernos cargo de estas mujeres portadoras de una vida nueva y cuyo amor por sus hijos nos recuerda el amor unitivo de Dios por nosotros. ¡Dios clemente, escucha nuestra oración!
 
Y en tu amor, respóndenos.
 
 
Oramos por los que combaten el HIV/Sida, el paludismo y otras enfermedades. Que podamos oír las voces de aquellos a los que se les niega una vida digna y el trabajo para construir un mundo en el que todos los pueblos sean respetados y cuidados y en el que nadie sea excluido. ¡Dios clemente, escucha nuestra oración!
 
Y en tu amor, respóndenos.
 
 
Oramos por los que sufren las consecuencias de la mala salvaguardia de la creación y por todas las especies en peligro. Condúcenos a un desarrollo sostenible para que podamos reconciliarnos con la creación. ¡Dios clemente, escucha nuestra oración!
 
Y en tu amor, respóndenos.
 
 
Oramos por los que practican la solidaridad internacional y fomentan una asociación mundial. Al favorecer un justo comercio de los bienes y la cancelación de las deudas de los países pobres, que podamos también luchar por la justicia. ¡Dios clemente, escucha nuestra oración!
 
Y en tu amor, respóndenos.

domingo, 19 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: DÍA 2

 
Para nuestro segundo día de ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, os proponemos, a continuación, que dediquéis unos minutos a orar, detenidamente, la profesión de fe, aquello que está por encima de todas nuestras divisiones históricas, eclesiales o doctrinales, y lo hacemos por medio del llamado "credo apostólico o niceno", haciendo referencia, además, que la foto que principia este artículo es un icono ortodoxo que representa algunos de los padres conciliares del CONCILIO DE NICENA, presididos por Cristo:

CREDO DE NICENA
 
Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.
Nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, todopoderoso.
Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica
la comunión de los santos, el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne y la vida eterna.

Amén

RECEPCIÓN DE LOS DONES DE LAS DISTINTAS IGLESIAS CRISTIANAS

 
El signo de hoy va a ser centrar nuestra atención en aquellos dones o carismas específicos con los que, pese a todo, han sido engalanadas las distintas confesiones cristianas, deberíamos pensar (mutatis mutandis) lo mismo que hacemos con las congregaciones religiosas, que todas ellas, desde su carisma específico engalanan a la Iglesia, que es una, de las distintas confesiones cristianas, que con sus dones específicos embellecen la fe en Cristo, que igualmente es una.
 
Podemos dar gracias a Dios por cada uno de estos dones, y ponerlos todos juntos en alguna mesa o mueble de casa, para que nos sirvan de lugar de oración en estos días de reflexión e intercesión por la unidad de los cristianos.
 
 
De las Iglesias protestantes, luteranas y surgidas de la reforma, recibimos con agradecimiento el don de su amor a la Palabra, representada en esta Biblia. ¡Agradecemos este don, Señor!
 
 
De las Iglesias ortodoxas, rusa y griega, recibimos con agradecimiento el don de su amor hacia los iconos, que ellos llaman "presencia" de toda la belleza y la salvación de Dios, representado en este icono de la Virgen María. ¡Agradecemos este don, Señor!
 
 
De las Iglesias orientales, coptas, maronitas, siria, armenia, caldea, melquita, malabar, malankara, recibimos con agradecimiento el don de su persistencia en la fe, del testimonio de sus iglesias en países en los que son franca minoría, y por todo ello, el testimonio de sus numerosos mártires, representados por el signo de esta Cruz. ¡Agradecemos este don, Señor!
 
 
De la Iglesia anglicana, recibimos el don de que hayan sido los pioneros en iniciar el movimiento ecuménico que hoy celebramos, el camino de unidad que queremos conseguir, representado en este logotipo del Consejo Mundial de las Iglesias. ¡Agradecemos este don, Señor!
 

De la Iglesia católica, recibimos el don de la Eucaristía, celebrada y adorada, de la presencia real de Cristo en la Eucaristía, y del amor y devoción a la Virgen María, y la intercesión y oración de los santos, representado en este trozo de pan y vino. ¡Agradecemos este don, Señor!
 
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
 
Dios de amor que a todos nos llamas:
desde nuestras casas y oficinas,
desde nuestras minas y fábricas,
desde nuestros campos y negocios,
desde nuestras barcas de pesca y nuestros rebaños,
desde nuestras escuelas y hospitales,
desde nuestras cárceles y centros de internamiento,
para ser uno en comunión con nuestro Señor Jesucristo.
 
AMÉN
 

viernes, 17 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS.- DÍA 1

La Iglesia nos propone, todos los años, del 18 al 25 de Enero, la SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, cuya preparación, este año, ha sido encomendada a la Iglesia de CANADÁ, por eso las reflexiones y la celebración ecuménica están plagados de guiños a su historia, como Iglesia Católica y a su patrimonio humano, reflejado en las costumbres y tradiciones de las comunidades indígenas canadienses que comparten con nosotros.

Este año el lema está tomado de la Primera Carta de San PABLO a los Corintios (1 Cor 1, 1-17) y reza así “¿Es que Cristo, está dividido?”. En la página web del VATICANO encontraréis todos los materiales para quien desee profundizar en ellos, sin embargo nosotros vamos a optar, en estos días, en fragmentar la celebración ecuménica que se propone, para que cada día, ayudando a la oración, tengáis un motivo, un gesto sencillo, una intercesión por la unidad de los cristianos, y con ello, lo tengáis presente todo el día.

DÍA PRIMERO.-

 
Esta celebración ha sido preparada en CANADÁ. La palabra “CANADÁ”, en el idioma de uno de los primeros pueblos del país, los iroqueses significa ‘aldea’. Como miembros de la “casa de Dios”, los cristianos alrededor del mundo realmente moran en una ‘aldea’. Cuando los cristianos celebran se unen a esta gran aldea global, llena de belleza, de lucha y de esperanza. Queridos amigos, os damos la bienvenida a que cada día nos unamos en oración, como hijos de esta gran aldea global que es la Iglesia y su unidad de testimonio, acción y evangelización en el mundo.  

 
Los pueblos indígenas de CANADÁ siguen un rito antiguo de orar mirando en distintas direcciones. Con ellos, unámonos en oración, dirigiendo nuestra mirada hacia cada una de las direcciones que se indican.
 
Mirando hacia el este
 
Desde el este, la dirección por donde sale el sol, recibimos paz, luz, sabiduría y conocimiento.
 
Mirando hacia el sur
 
Del sur viene el calor, la enseñanza, y el comienzo y el final de la vida.
 
Mirando hacia el oeste
 
Del oeste viene la lluvia, las aguas purificadoras que dan sustento a los seres vivientes.
 
Mirando hacia el norte
 
Del norte viene el frío y el viento impetuoso y la blanca nieve, dándonos fuerza y resistencia.
 
Volviéndonos hacia delante y mirando hacia arriba
 
De los cielos recibimos la oscuridad y la luz y el aire de tu respiro.

Mirando hacia abajo
 
De la tierra venimos y a la tierra volveremos.
 
Os invitamos a que en el día de hoy, hagamos nuestras las anteriores gracias recibidas, escuchando, aprendiendo y cantando la siguiente canción, que bien resume todo lo anterior:
 

 
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS:
 
Dios de amor que a todos nos llamas:
Desde nuestras casas y oficinas,
desde nuestras minas y fábricas,
desde nuestros campos y negocios,
desde nuestras barcas de pesca y nuestros rebaños,
desde nuestras escuelas y hospitales,
desde nuestras cárceles y centros de internamiento,
para ser uno en comunión con nuestro Señor Jesucristo.

AMÉN
 

domingo, 12 de enero de 2014

BIENAVENTURADOS LOS QUE TRABAJAN POR LA PAZ


En nuestros estatutos sociales se dice, entre otros, que uno de nuestros fines sociales es “PROMOVER y FAVORECER entre nuestros socios el conocimiento de los Derechos Humanos y la Doctrina Social de la Iglesia”, llegados a este punto hemos de señalar que el texto de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 10 de Diciembre de 1.948, en su preámbulo, reza de la siguiente manera: “Considerando (…) el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana” y siempre me ha gustado hacer notar a los profanos en la materia que ésta declaración solemne de la “dignidad intrínseca” del ser humano no puede brotar sino de aquella otra expresión contenida en el libro del Génesis “Hombre y mujer los creó, a su imagen y semejanza los creó”, es decir, dignos, por participar de la dignidad de Dios mismo.
 
Sólo por la Declaración Universal de los Derechos Humanos podemos decir que vale la pena la existencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Y no nos engañemos, no es que la ONU haya conseguido el que era su objetivo por excelencia, esto es, evitar las guerras y desastres como los que propiciaron su existencia, ambas guerras mundiales por más señas, pero no podemos sustraernos a la idea de que como cualquier institución humana adolece de sus carencias, amén de que no debe de ser nada fácil aunar los intereses, objetivos, políticas e ideologías de un ágora tan extensa como es la de todos los países y territorios del mundo, pero, insistimos, su mayor logro sigue siendo, al menos, haber arrancado consensos más o menos universales, más o menos generales, de todo este “guirigay internacional” en cuestiones clave que afectan a la centralidad misma del ser humano.
 
 
El otro día hice referencia, en TWITTER, a que el año 2014 ha sido declarado por la ONU, entre otros eventos, como “AÑO INTERNACIONAL DE LA AGRICULTURA FAMILIAR” con una de nuestras consabidas postales, y me sorprendió que entre los comentarios hubiera quien me dijera que “esa es la imagen que dan de la cara a la galería, pero la ONU sólo está por la labor de imponer la teoría de género”, he de reconocer que me sorprendió tal respuesta, me sorprende la gente que se empeña sólo en ver lo malo, lo oscuro, lo conspiranoico de las cosas, en vez de ver sus aspectos positivos… Yo le respondí, en tono sarcástico, que “si lo prefería podía ponerle la foto de una pareja de campesinos gays”, a lo que se me respondió con un vídeo de YOUTUBE denunciando no sé yo qué extraños tejemanejes de la ONU dejándose presionar por presuntos lobbys y grupos de presión…
 
Y sí, por qué no decirlo, soy un optimista en toda regla, creo que la ONU, pese a su inoperatividad en cuestiones como la paz, es útil en otros muchos campos, que ha hecho posibles logros humanos, al menos sobre el papel, como la Declaración de los Derechos Humanos, y que realiza una labor muy importante en cuestiones como alimentación, ayuda internacional, socorro, protección de los débiles, etc, etc… que no sería posible sin cierta coordinación internacional.
 
No debe de ser, finalmente, tan mala la ONU, cuando, quizás imitando al apóstol San PABLO predicando el Evangelio en esa Asamblea multicultural y agnóstica, como el ágora de los griegos, ante su Asamblea General han desfilado los últimos Papas del Siglo XX, llevando casi siempre el mismo mensaje:
 
Así PABLO VI, en su discurso de 4 de Octubre de 1.965, dijo:
 
"Nuestro mensaje desea ser ante todo una ratificación moral y solemne de esta augusta Organización. Este mensaje nace de nuestra experiencia histórica. Es como "experto en humanidad" que aportamos a esta Organización el sufragio de nuestros últimos predecesores el de todo el episcopado católico y el nuestro, convencidos como estamos de que esta Organización representa el camino obligado de la civilización moderna y de la paz mundial”
 
Por su parte JUAN PABLO II, en su discurso de 5 de Octubre de 1.995, manifestó:
 
“Es un honor para mí tomar la palabra en esta Asamblea de los pueblos, para celebrar con los hombres y mujeres de todos los países, razas, lenguas y culturas, los cincuenta años de la fundación de la Organización de las Naciones Unidas. Soy plenamente consciente de que, hablando a esta respetable Asamblea, tengo la oportunidad de dirigirme, en cierto sentido, a toda la familia de los pueblos de la tierra. Mi palabra, que quiere ser signo de la estima y del interés de la Sede Apostólica y de la Iglesia Católica por esta Institución, se une de buen grado a la voz de quienes ven en la ONU la esperanza de un futuro mejor para la sociedad de los hombres.”
 
BENEDICTO XVI, en su discurso de 18 de Abril de 2.008:
 
"Saludo a los Embajadores y a los Diplomáticos de los Estados Miembros, así como a todos los presentes: a través de ustedes, saludo a los pueblos que representan aquí. Ellos esperan de esta Institución que lleve adelante la inspiración que condujo a su fundación, la de ser un «centro que armonice los esfuerzos de las Naciones por alcanzar los fines comunes», de la paz y el desarrollo (cf. Carta de las Naciones Unidas, art. 1.2-1.4). Como dijo el Papa Juan Pablo II en 1995, la Organización debería ser "centro moral, en el que todas las naciones del mundo se sientan como en su casa, desarrollando la conciencia común de ser, por así decir, una ‘familia de naciones'"
 
Todo ello sin olvidarnos de que el VATICANO, aparte de ser miembro de la ONU (con voz pero sin voto, desde el año 2.004, aunque era de antes Estado observador), tiene a su vez representación en los siguientes organismos menores de la misma: En la UNESCO, la Organización Mundial del Comercio, la Organización Mundial de la Alimentación (FAO), en la Organización Mundial del Turismo, el Comisionado Internacional para los Refugiados (ACNUR); y ha firmado gran cantidad de tratados internacionales y de cooperación con esta entidad, especialmente todos los que se refieren a cooperación humanitaria, derechos humanos, protección de menores, derechos laborales, narcotráfico, armas, transparencia fiscal…
 
Lo dicho, siempre que pensemos en cualquier institución humana, por más falible que nos parezca, aprendamos a mirar lo bueno y como se dice en ANDALUCÍA “echémonos a la espalda, cual fardo, las cosas malas… ¡y a seguir caminando!” todos juntos, tras los pasos de esa utopía, promesa del Reino “bienaventurados los que trabajan por la paz” que es esta familia humana en paz que queremos construir.

miércoles, 8 de enero de 2014

¡YA LLEGARON LOS REYES!

 
Y por fin, más nerviosos que los propios niños, pues éste es un día de la ilusión infantil, llegaba el 6 de Enero, el día litúrgico de la EPIFANÍA DEL SEÑOR, llamado por el común de los mortales, y por los niños, por todos ellos, como el DÍA DE LOS REYES MAGOS.

 
Hay que señalar que los Reyes Magos se han portado muy bien. Como sabéis, ASADOR DANI, que fue donde encargamos todos los pollos asados de nuestro proyecto APADRINA UNA CENA DE NOCHEBUENA, se ofreció para ofrecer a esas mismas familias, el día 6 de Enero, de nuevo, la comida del día, preparada por él, consistente en Paella (tantas raciones como miembros hubiera en cada familia), Pan (cuatro barras por familia), Bebida (una botella de refresco de dos litros) y Postre (a elegir entre natillas, arroz con leche, o flan).
 
 
Y fue precisamente la generosidad de ASADOR DANI, la que nos hizo plantearnos la idea, como epílogo de nuestro proyecto APADRINA UNA CENA DE NOCHEBUENA, o como una nueva vertiente de nuestro proyecto de Reyes, llamado PORQUE HEMOS VISTO SU ESTRELLA, de intentar conseguir para cada uno de los menores de dichas familias, al menos, un juguete.
 
Y no hubiera sido posible conseguir todos los regalos, destinados a un total de diecinueve menores, de no haber sido, como siempre, por la ayuda solidaria de mucha gente que nos ha colaborado, de esta forma, gracias a compañeros de trabajo, familiares, amigos, socios y colaboradores, habíamos conseguido parte de la lista que teníamos hecha, y posteriormente, con un dinerillo que nos quedaba en la Asociación compramos todo lo que nos faltaba en el último momento, aunque hemos de decir que fue una experiencia muy bonita en la que nos sentíamos como auténticos Reyes Magos.
 
Hay que añadir, en este apartado, nuestro agradecimiento a GECI (Grupo de Empresas CORTE INGLÉS), una especie de Asociación interna de trabajadores de dicho centro comercial, que hacen actividades lúdicas, deportivas y de ocio, que la misma víspera de Reyes nos donaba dos bolsas enormes de juguetes usados, y aunque nuestro compromiso fue el de comprar a todos los menores de la lista un juguete o un regalo nuevo, con la ayuda de todos aquellos juguetes fuimos "completando" los distintos lotes destinados a cada menor. Y agradecer también al propio CORTE INGLÉS, por medio de su Dirección en GRANADA, que nos donaron también diez kilos de caramelos.
 

Y como decimos, por fin llegó el día, y allí estaban orgullosos, felices y contentos, nuestro DANI y su ayudante ROSA, de ASADOR DANI, muy de mañana temprano, pese a ser festivo, preparando el arroz para las mencionadas familias, a las que citamos de 12 a 13 horas, y hemos de decir en honor a la verdad que acudieron todas ellas, con la misma humildad con que lo hicieron el día 24 de Diciembre, y la verdad es que para no violentarlos (por eso además no hicimos fotos de ninguno de ellos, ni mucho menos, de los menores).
 

Nuestra Presidenta se encargaba de recibirlos y charlar con ellos, a unos pocos pasos del establecimiento comercial, mientras que otro de nosotros iba a recoger el encargo, y nuestro socio más joven (de 10 años) se encargaba de meterse en la trastienda para ir sacando los juguetes y los regalos, muchas madres se emocionaron al ver los juguetes, manifestando emocionadas que, aparte de la comida, que ya sabían que tenía, había habido niños que, desilusionados, y ante la impotencia de sus padres, habían preguntado esa mañana "por sus Reyes", lo que a su vez nos emocionaba a nosotros.



Especialmente emocionada estaba también, nuestra Presidenta, que no pudo estar presente en el reparto de Nochebuena, y que ahora, se hacía consciente de la ilusión que es esta tarea y descubría de primera mano tanta necesidad, y lo más importante, conocía los rostros y las necesidades de aquellos a los que estamos ayudando, pues como muy bien dijo otro de nuestros socios "no estamos haciendo caridad, ni dando limosna, estamos haciendo regalos, salvando la ilusión de los niños y la dignidad de personas de los mayores".
 
Y os acordaréis que os dije que en Nochebuena algunas de nuestras cenas de Navidad se fueron a la localidad granadina de MARACENA, por lo que nos hicieron falta Reyes Magos reales, de los que tienen que viajar de acá para allá haciendo su reparto, labor que hizo otra de nuestras socias, y vocal de la Junta Directiva, que igualmente se personó para recoger todos aquellos envíos que ella tenía que hacer, personalmente con su coche, siendo así que se llevó toda la comida y todos los juguetes que correspondían a un total de cinco familias. Tres en MARACENA y dos en EL ZAIDÍN, que es también como decir "el quinto pino", pues dicho barrio se encuentra en la zona sur de GRANADA y nosotros nos encontrábamos en la zona norte, es decir, para los que no conozcáis GRANADA en el otro extremo de la ciudad, pero de nuevo ella estaba muy contenta e ilusionada.
 
 
Y no podía faltar tampoco, en este día, nuestra querida ENCARNA, esa anciana que vive sola, de 80 años, de nuestro barrio, a la que ayudamos casi todos los meses con un pequeño suministro de comida, que fue otra de las destinatarias de nuestra cena de Nochebuena, y de la que tenemos que dar gracias a Dios que pese a su evidente senilidad, aún el Señor le conserve la memoria (pues aún no hemos conseguido saber, pese a nuestros intentos, saber dónde vive) para que se acuerde de este tipo de convocatorias, y que quizás, por esa inocencia y franqueza que sólo tienen los niños y las personas mayores, lo primero que nos dijo fue "a mí no me gusta la paella", por lo que le dijimos a DANI que le pusiera lo que quisiera (los niños y las personas mayores siempre serán nuestra debilidad) y que como una niña ante el escaparate de una tienda de chucherías, no dejaba de exclamar diciendo "¡Anda mira, ensaladilla rusa, la de tiempo que no como ensaladilla rusa... y allí hay carne con tomate, si la carne es un lujo para mí... y caracoles, yo es que estoy muy mayor para hacerlos....!" y DANI que nos miraba con cara de decir "¿Qué hago?" y nosotros con la mirada diciéndole "¡Déjala, tiene la misma mirada de asombro que un niño en una juguetería, lo quiere todo!"
 
 
Ya ha pasado, este ciclo navideño, que se cierra con la fiesta litúrgica de la EPIFANÍA DEL SEÑOR, y podemos decir que como buenos Reyes Magos, hemos venido a servirle y adorarle en la humanidad necesitada, porque, como hicieron los Reyes, HEMOS VISTO SU ESTRELLA, no en el cielo, sino en el brillo de los ojos de muchas miradas, y ahora, cumplidos los objetivos de nuestros dos principales proyectos del año, nos toca "el descanso del guerrero", hasta que en breve nos reunamos todos los socios para proyectar el nuevo año.

Mientras tanto recordad que el proyecto PORQUE HEMOS VISTO SU ESTRELLA, continúa durante todo el mes de Enero, para recoger leche y café, que ha sido la petición que hemos recibido este año de las HERMANITAS DE LOS POBRES DE GRANADA, en cuya residencia se hayan ingresados los padres de una de nuestras socias, y que iremos recogiendo a lo largo de todo el mes para entregárselo a finales de Enero o principios de Febrero.