domingo, 31 de enero de 2016

MÉDICO, CÚRATE A TI MISMO....


A partir de ahora el blog va a tomar una nueva dimensión, puede que sea buen momento para ello el hecho de lo próxima que está la Cuaresma para ello, ya que no hemos cumplido aún ninguno de los buenos propósitos que nos hicimos para "año nuevo" (compelidos quizás por la costumbre) al menos la Cuaresma se presenta, para los creyentes, como una especie de segunda oportunidad, que no se trata tanto de hacer propósitos, mortificarnos y "penitenciarnos" de forma estéril, sino de hacernos conscientes de que "tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna" (Juan 3,16) ¿y quién no querría hacerse digno de semejante entrega?... bueno, que me desvío del tema, decía que el blog va a tomar una nueva dimensión, precisamente motivado -en parte- por el Evangelio de hoy (Lucas 4,21-30), especialmente cuando el Señor dice:

Seguro que me diréis aquel refrán: "Médico, sánate a ti mismo". Lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaún, hazlo aquí, en tu ciudad. Y añadió: "Os aseguro que ningún profeta es aceptado en su patria". 

Y es que, a partir de ahora, voy a intentar -en la medida de lo posible- cuando comparta con vosotros el Evangelio del día, o cualquier otro tema, no caer en aquello que dice, ya que la cosa va de refranes "consejos tengo, y para mí no los vendo", es decir, que no lo haré -si es que alguna vez ha dado esa impresión- "hacerlo de cara a la galería" sino para mí mismo, porque es muy fácil encarar a los demás con el Evangelio, es muy fácil ser profeta denunciando las incoherencias de la Iglesia o de los demás, es muy fácil consolar cuando el dolor atenaza a otros, es muy fácil pontificar desde la sede, y es muy fácil ¡valga otro refrán! "ver los toros desde la barrera", pero que harto difícil es -a la inversa- confrontar la vida de uno mismo desde el Evangelio, pretender ser profeta que denuncia la propia incoherencia, no hallar consuelo cuando es el dolor el que roza a uno, predicar a ras de suelo o, simplemente, torear...

Es decir, que a partir de ahora intentaré ser más realista, más apegado a mi vida, más testimonial... y en lo que os pueda ayudar a los demás bienvenido sea, pero más me vale que empiece yo, como dice el Evangelio de hoy, "a sanarme a mí mismo", claro, quizás por eso se dice también que "ningún profeta es bien acogido en su tierra", porque no habrá una tierra más desagradecida, sorprendida, reacia y baldía a la palabra del Señor que nuestro propio corazón... Ya mismo empieza la Cuaresma.... ¡venga abono para este corazón yermo, que nos va a hacer falta, por kilos!

viernes, 29 de enero de 2016

UN ENCUENTRO MUY FRANCISCANO....EN EL AUTOBÚS


Suelo llevar mi cruz (con forma de TAU) siempre que puedo, por fuera, ahora más que nunca, desde que el integrismo del mal llamado "Estado Islámico" declaró la guerra a los que ellos llaman "el pueblo de la Cruz" -como advirtieron en el vídeo en el que anunciaron la ejecución de los cristianos coptos- pues no en vano he lanzado en las redes sociales la campaña #YoSoyPuebloDeLaCruz para llevar nuestras cruces por fuera, en señal de reinvindicación de nuestros hermanos perseguidos.

El otro día tomé el autobús para regresar a casa del trabajo, por la noche, una actitud muy poco franciscana, he de reconocerlo, pues en la medida de lo posible siempre voy andando a todos sitios, recordando aquellas palabras de San FRANCISCO "Impongo a todos mis hermanos, tanto clérigos como laicos, sea que van por el mundo o que moran en los lugares, que de ningún modo tengan bestia alguna ni consigo, ni en casa de otro, ni de algún otro modo. Y no les sea permitido cabalgar, a no ser que se vean precisados por enfermedad o gran necesidad." (Regla no bulada, XV, 1-2; San Francisco de Asís), pero de noche, con este frío y que ya me han atracado varias veces, y cansado, me decanté por el autobús. De repente, una vez en el autobús, un joven -de unos veintitantos años- (de aspecto "hippy" y desaliñado, del estilo de esos trotamundos que abundan tanto por GRANADA) da un respingo de su asiento -yo viajaba de pie- y muy sonriente se dirige a mí y, en una especie de español chapurreado con acento inglés- me dice: "¡Oh, amigo, hermano sol, hermana luna, a mí me gusta mucho el espíritu de FRANCESCO!"

Gratamente sorprendido le devuelvo la sonrisa, aunque sin decirle nada aún, en parte por la sorpresa de su efusividad, y él mientras, sin abandonar la sonrisa, prosigue diciéndome: "¡Muy contento encontrar a un hermano de FRANCESCO! ¿Tú eres hermano?" Le sonrío y le contesto que no, que soy simplemente un hermano seglar (tampoco es que un encuentro casual en el autobús sea el sitio para ponerse a disertar sobre votos privados que obligan en conciencia, así que me vale lo escueto de la respuesta), entonces el joven acercándose de cerca a mi TAU al cuello, cogiéndola con la mano para apreciarla mejor, me dice: "Yo tener siempre una al cuello, perderla en playa, nadando ¿se dice nadando? una gran pena que sentí al perderla". Le digo que la mía no se la puedo dar porque "es la de mi consagración", y él me pregunta por mi nombre mientras me dice que "se llama DYLAN, que es norteamericano, que está estudiando en FILOLOGÍA una especialidad en hebreo medieval (¡ahí es nada, me digo yo!)...."

Se acerca mi parada, en la que yo me bajo, evidentemente a él le queda más camino que a mí, justo con el tiempo de acordarme de que en la cremallera de la mochila, llevo colgando otra TAU, de tamaño idéntico a la mía, aunque pirografiada con el texto de la bendición de San FRANCISCO, con prisa me quito la mochila, le doy la vuelta y saco la TAU y se la ofrezco al joven... las puertas del autobús en mi parada abriéndose ya, y el joven, sorprendido, que me sonríe otra vez mientras, entre el ruido del sistema hidráulico de las puertas al cerrarse oigo "¡gracias, gracias...! Ojalá nos encontremos otra vez en el autobús...."

Ha sido un momento raro, a la par que bonito, me ha dado alegría de que por llevar mi Cruz/TAU por fuera de la camisa se haya propiciado ese fugaz encuentro y conversación, me he sentido útil, como haciendo quizás "la buena obra del día" por aquella otra TAU que le regalé, como él me decía, espero que con ella "le siga gustando el espíritu de FRANCESCO".

¡Gracias Señor, por haber sido útil en un gesto tan pequeño, fuera de mis planes, sin proponérmelo!

jueves, 28 de enero de 2016

"QUE NO VENGA EL BURRO Y ROMPA LA LÁMPARA"


Nos dice el Señor en el Evangelio de hoy (Marcos 4,21-25) "¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de un cajón o debajo de la cama? ¿No es más bien para colocarla sobre el candelero?", no está mal recordarlo ahora, que estamos a las puertas de la Cuaresma, ese tiempo en el que -como dice el canto- "caminad, mientras tenéis luz, antes que os envuelvan las tinieblas, caminad" (que por cierto es una cita literal de Juan 12,36), porque lo que el Señor nos quiere decir, con esta imagen de la luz que se comparte y no se esconde, es precisamente que el Reino de Dios sólo será posible cuántas más comunidades sean luz, la compartan, la estimulen, la difundan, y esta luz no es sino la fe y la Palabra, por eso la fuerza de la imagen vale por sí misma, nos es familiar, por eso no hace falta explicar mucho más: "el que tenga oídos para oír que oiga". Todos tenemos experiencia de ello, la enseñanza se extrae por sí misma: La Palabra de Dios es la lámpara que debe ser encendida en la oscuridad de la noche. Si se queda dentro del libro de la Biblia, cerrado, es como la lámpara puesta debajo de una caja o de una cama. Cuando enlaza con la vida y es vivida en comunidad, entonces está colocada encima de la mesa y entonces... ¡es cuando ilumina!

En este mismo sentido se expresa, por ejemplo, San IGNACIO de ANTIOQUÍA, en su "Carta a los Efesios" (13-15): "El que posee la palabra de Jesús es capaz de entender hasta las cosas que él enseñó sin palabras y llegar así a la perfección, obrando según lo que habla y dándose a conocer por lo que hace sin hablar". La luz se propaga sola, por sí misma, el sol se impone cada mañana por sí mismo, la Palabra es eficaz por sí misma, y todos tenemos experiencia de como se propaga la luz compartiéndola, como cuando del cirio pascual, Cristo resucitado, vamos prendiendo las velas y se ilumina toda la Iglesia venciendo a la tiniebla... También dijo San FRANCISCO de ASÍS aquello otro de "predicad el evangelio, y si es preciso, sin palabras" muy en la línea de lo que acaba de decir San IGNACIO de ANTIOQUÍA "obrando según lo que habla y dándose a conocer por lo que hace sin hablar".

Seamos luz, compartamos la fe, como dice San Pablo, "conscientes de que llevamos este tesoro en vasijas de barro" (2 Corintios 4,7), dada nuestra fragilidad, debilidad e incoherencia, y ya sabemos que, en caso de portar la luz, no hay nada más frágil que aquello de las palmatorias de barro de nuestras abuelas, o las antiguas y tan típicas lucernas de barro cocido cristianas de los primeros siglos... En todo caso, seamos luz, no nos pase que, pese a todo, seamos tan zopencos, como ese otro proverbio, que cita el estudioso AURELIO DE SANTOS OTERO, que en hebreo dice:

אהא חמרא וכטש לשרגא

Cuya traducción es "vino el burro y rompió la lámpara", precisamente como un "añadido apócrifo" que debería figurar en el contexto del presente evangelio.




miércoles, 27 de enero de 2016

AÑO DE LA MISERICORDIA
¡ESTO VA A ACABAR COMO EL "TITANIC"!


Apenas llevamos un par de meses de “AÑO DE LA MISERICORDIA” y uno está tentado a creer que, una de dos, o el Papa FRANCISCO, en esta ocasión –ha pecado de ese “buenismo” del que tanto le acusan algunos sectores-, o por el contrario, quienes están llamados a dar cuerpo a dicha misericordia en sus diócesis locales, nuestros Obispos, no han entendido el mensaje, o no lo quieren aplicar, porque muchos de ellos reman en dirección contraria, o yo es que, como siempre, en plan profético, me da por “pedirle peras al olmo”...

“AÑO DE LA MISERICORDIA”... ¡Venga vamos a cruzar las puertas de cualquier templo jubilar! ¡Anda, mira, pero si sólo se puede hacer en el horario de siempre! ¿No deberían estas puertas estar abiertas todo el día? ¿Es que no ha cambiado nada? Pues por lo que se ve, no, que las puertas santas sólo se pueden cruzar en domingo, en horario de misa, y el resto de la semana... ¡más difícil todavía!

“AÑO DE LA MISERICORDIA”... Bueno, ya hemos lugrado cruzar las puertas de la misericordia de un templo jubilar, que hemos tenido que ser nosotros los que amoldemos, nuestro deseo de misericordia a los horarios establecidos, que la misericordia no debe de ser como ese “quererse” del que habla Mª DOLORES PRADERA en su canción “Caballo Viejo” cuando afirma “quererse no tiene horario, ni fecha en el calendario” (pues no, que Dios te quiera depende de horarios de apertura establecidos), ahora –porque me siento compelido a ello por las exigencias de este año de la misericordia y me siento animoso y gozoso por ello- toca confesar... ¿Confesar? ¡Anda, pero si es casi más difícil que durante el tiempo ordinario! ¡Claro, como sólo se confiesa diez minutos antes de misa, cuando es que el cura llega bien de tiempo! Pues mire usted, que todos los confesionarios vacíos, para variar... Y es que, si encima, pillas al confesor de turno, ya está “la cola habitual” de abuelas que, misericordia o sin ella, confiesan todos los días ¡todos los días! porque no es que sean malas y pequen mucho, es que lo han convertido en una costumbre como ir al médico a por recetas, y que tienen un control del turno y la vez que riéte tu de las abuelas que vigilan las colas en el supermercado o en el banco.

“AÑO DE LA MISERICORDIA”... ¡En fin, ya confesaremos otro día, ya que estamos aquí celebraremos al menos la Eucaristía! Y claro, no hay nada como que uno esté en un templo jubilar, rebosante de misericordia por los cuatro costados, con su puerta santa, con sus cartelones jubilares en las puertas, y luego la celebración de la Eucaristía sea, si cabe, más paupérrima que la de un “lunes del tiempo ordinario¿Dónde están las flores, las velas, la luz, el sentimiento estético de acogida y reencuentro del ornato del templo, la alegría del reencuentro con Dios misericordioso? ¿Dónde están los cantos, las moniciones bien hechas, las lecturas proclamadas con dignidad...? No digamos ya una homilía que invite a descubrir la misericordia de Dios en un templo jubilar, y eso que estamos en el ciclo litúrgico en el que se hace la lectura de LUCAS, llamado el evangelista de la misericordia, porque las homilías o no existen, o versan sobre los temas de siempre, que si el aborto, que si la eutanasia, que si los homosexuales, que si el Obispo ha dicho esto, que si hay que justificar lo otro... ¡Ah, y un aviso importante del párroco del templo jubilar: Que a ver si aprovechando que somos más -¿Somos más en la celebración?- colaboramos en la colecta porque hay que restaurar los canalones de la cornisa, que las paredes dan humedades! Menos mal que uno está vacunado de todas estas cosas, y ya casi ni se escandaliza, ni se espanta por nada, pero yo me pongo en la piel de una persona alejada de la Iglesia, tocada por la misericordia de Dios, ya sea por unas palabras del Papa en el telediario, o por el testimonio de un compañero de trabajo, o por la providencia de Dios en cualquiera de sus mediaciones, y que, ante la puerta santa, suspirando, tenga el valor de entrar y creo que saldrá de la Iglesia plenamente convencido, precisamente, “de las razones por las que se alejó de la Iglesia



Empiezo a sospechar que esto del “AÑO DE LA MISERICORDIA” al Papa FRANCISCO se le está yendo de las manos, que como dice el refrán esto va a quedar en “mucho ruido y pocas nueces”, que esto parece más un “merchandising formal falto de contenido”... porque la misericordia de Dios no es algo gratuito, está ordenada a un fín, que es nuestra salvación, nuestra redención, y en lo que se refiere a esta segunda parte del binomio “misericordia-redención” pues tendremos que conformarnos con el pensamiento de siempre, como cuando se hunde un barco y se dice aquello de “¡Sálvese quien pueda!”, porque a mí me da que la Iglesia, siguiendo con la comparación, está vendiendo muchos cruceros, y lo bonito que es el barco, pero está ofreciendo pocos salvavidas... Esto va a terminar como el TITANIC.

domingo, 17 de enero de 2016

EMIGRANTES Y REFUGIADOS
LA RESPUESTA DESDE EL EVANGELIO DE LA MISERICORDIA


La Iglesia nos invita hoy a acordarnos de nuestros hermanos EMIGRANTES y REFUGIADOS mediante la jornada de reflexión y oración mundial que se celebra hoy. Aunque el mensaje del Papa FRANCISCO para esta jornada está hecho público desde Septiembre del año pasado, es que no me gusta -personalmente- andar leyendo y meditando documentos "antes de hora", porque seguramente, muchos de los que se lo leyeron y comentaron entonces, a día de hoy, a lo mejor ya ni se acuerdan. Es por eso por lo que yo os lo comparto hoy.

Ha querido el Papa FRANCISCO que el lema de esta jornada sea "Emigrantes y refugiados nos interpelan. La respuesta del Evangelio de la Misericordia" Dice el Papa FRANCISCO en el mensaje de hoy que la respuesta a esta interpelación es el Evangelio de la Misericordia. Y a continuación nos ofrece una serie de pistas sobre lo que ello debería significar: 

En primer lugar, ésta es don de Dios Padre revelado en el Hijo: la misericordia recibida de Dios, en efecto, suscita sentimientos de alegre gratitud por la esperanza que nos ha abierto al misterio de la redención en la sangre de Cristo. Alimenta y robustece, además, la solidaridad hacia el prójimo como exigencia de respuesta al amor gratuito de Dios, «que fue derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo» (Romanos 5,5). Así mismo, cada uno de nosotros es responsable de su prójimo: Somos custodios de nuestros hermanos y hermanas, donde quiera que vivan. El cuidar las buenas relaciones personales y la capacidad de superar prejuicios y miedos son ingredientes esenciales para cultivar la cultura del encuentro, donde se está dispuesto no sólo a dar, sino también a recibir de los otros. La hospitalidad, de hecho, vive del dar y del recibir.

Una vez leí, en uno de esos medios de comunicación que se dicen "católicos" a un autor haciendo sorna y burla de lo que él llamaba "la moda de la opción preferencial por los pobres", de forma completamente interesada, manipuladora y con un claro sesgo ideológico, el autor -por definirlo de alguna forma- de aquel artículo señalaba que la "opción preferencial por los pobres" era una moda propia de la teología de la liberación, seguida por cuatro gatos, de la que además se había hecho eco la progresía tanto civil como eclesial, pero que siendo hipócritas (según el autor, los que así se decantan por los pobres) él retaba a que fuéramos capaces de decir, al menos, el nombre de diez pobres. He de pensar que, desde aquellas tristes y desafortunadas declaraciones, "mutatis mutandis" el autor de aquel disparate debe de pensar que esta preocupación por los emigrantes o refugiados debe de ser otra moda eclesial, o social. En su momento estuve tentado de responderle, pero mejor lo hago ahora, ya que me viene al caso.

Sin que sea, precisamente, la atención a los emigrantes y refugiados el centro de nuestra labor, y sin que ni siquiera haga ningún tipo de voluntariado al respecto, ni sepa, ni tenga recursos para tratar con este colectivo de personas, sí que puedo afirmar que, por pura humanidad, conozco a los "migrantes y refugiados de mi entorno", puede que dejándome llevar de esa otra moda de los pobres, precisamente, a los más pobres y necesitados de ellos... 

Conozco, y se podría decir casi que he entablado amistad con algunos de los emigrantes de color que venden pañuelos de papel, rosarios de plástico o ambientadores en los semáforos. Y no conozco de vista, sino por detenerme a charlar con ellos, conocer su circunstancia...  Así tenemos por ejemplo a CHRISTIAN, rumano, tiene cuarenta y dos años, está casado y tiene un niño, a veces le pierdo la pista cuando pasan varios días sin que lo vea pidiendo entre los coches, pero cuando aparece lo hace lleno de alegría para decirme que "no me has visto porque he estado trabajando en la aceituna, o limpiando una finca de arbustos y rastrojos, o vigilando un cortijo...", siempre le ando diciendo que le diga a su mujer que le haga una lista de cosas que puedan necesitar, por si me movilizo y le localizo algunas, pero siempre se le olvida, aunque le hemos ayudado varias veces con ropa o juguetes.

Hay también tres hermanos, entre la treintena y la cuarentena de edad, que se llaman DIXIE, USA y ELVIS. Son todos ellos africanos, cristianos -concretamente evangélico pentecostales-. Tenía más trato con ELVIS, sólo porque el semáforo dónde él se ponía es el que pilla más cerca de la puerta de mi trabajo, y al llevar varias semanas sin verlo le pregunté a su sustituto, del que luego supe que era su hermano, DIXIE que dónde andaba ELVIS, me respondió que había marchado a EUSKADI, porque allí tenían también familia. En el caso de DIXIE está casado, y tiene un niño y una niña, orgulloso te enseña un libro de familia español, ajado y estropeado por llevarlo siempre encima, por el que te demuestra que sus hijos son españoles, nacidos aquí... me contó que viene de SEVILLA que se había mudado a GRANADA porque "en SEVILLA hacía mucho calor" ¡Un africano quejándose de calor, os lo creéis! A ellos les hemos ayudado esporádicamente, con ropa, comida, todos los años con nuestro proyecto APADRINA UNA CENA DE NOCHEBUENA, aunque este año, en honor a la verdad, DIXIE nos dijo que en vez de comida, "gracias a Dios, providente, que la tengo y he podido pagar el alquiler" -sus palabras- "prefiero que me busquéis algún juguete para el Papa NOEL de mis hijos", y así lo hicimos. Hay otro inmigrante africano más, llamado PRINCE, aunque se encuentra en las mismas circunstancias que los anteriores, no son familiares.

Me llamaba poderosamente la atención que a veces piden vestido de Papa NOEL o de Reyes Magos, especialmente en NAVIDAD, luego cuando se acerca nuestra feria piden vestidos de gitana, y a veces usan otro tipo de disfraces... pero lo que me llamaba la atención es que he observado que, tanto a los que conozco, como a los que no -hay desgraciadamente muchos inmigrantes pidiendo en los semáforos de GRANADA- cuando cambian de indumentaria lo hacen todos a la vez, durante los mismos días, como también he observado que cuando se quedan sin pañuelos o ambientadores, misteriosamente aparece otro inmigrante de color, en una bicicleta que les trae mercancía de repuesto... 


Esto me llevó a pensar si no se trataría de una mafia o una red organizada, en la que, evidentemente, quienes están en el semáforo serían los últimos de los últimos... ya sabemos que las mafias luego se cobran "el viaje y la documentación" de por vida... En una ocasión le pregunté a uno de ellos si "esto lo hacéis libremente porque queréis o trabajáis para un tercero"... y la verdad es que me desvió el tema de conversación...

Lo anterior me recuerda otras palabras del mensaje del Papa FRANCISCO para este día:

Nadie puede fingir de no sentirse interpelado por las nuevas formas de esclavitud gestionada por organizaciones criminales que venden y compran a hombres, mujeres y niños como trabajadores en la construcción, en la agricultura, en la pesca y en otros ámbitos del mercado. Cuántos menores son aún hoy obligados a alistarse en las milicias que los transforman en niños soldados. Cuántas personas son víctimas del tráfico de órganos, de la mendicidad forzada y de la explotación sexual. Los prófugos de nuestro tiempo escapan de estos crímenes aberrantes, que interpelan a la Iglesia y a la comunidad humana, de manera que ellos puedan ver en las manos abiertas de quien los acoge el rostro del Señor «Padre misericordioso y Dios te toda consolación» (2 Corintios 1,3).

Finalmente el Papa FRANCISCO tiene palabras para los propios emigrantes y refugiados:

No se dejen robar la esperanza y la alegría de vivir que brotan de la experiencia de la misericordia de Dios, que se manifiesta en las personas que encuentran a lo largo de su camino. Los encomiendo a la Virgen María, Madre de los emigrantes y de los refugiados, y a san José, que vivieron la amargura de la emigración a Egipto. Encomiendo también a su intercesión a quienes dedican energía, tiempo y recursos al cuidado, tanto pastoral como social, de las migraciones. Sobre todo, les imparto de corazón la Bendición Apostólica.

Es verdad, otra cosa no será, pero en el caso de los testimonios que os he compartido hoy, siempre los encontraréis riendo y de buen humor, especialmente a DIXIE... ¡Hasta le daba vergüenza la foto que le hice el día que le entregamos los juguetes para sus hijos!



viernes, 15 de enero de 2016

LA FE DEL CAMILLERO


El Evangelio de hoy (Marcos 2,1-12) bien que se podría titular "la fe del camillero", y es que, al margen del milagro realizado por el Señor, sanando al enfermo, y de la polémica ulterior ¡cómo no! con los fariseos queriendo ver herejías y blasfemias en toda obra y acción del Señor, lo que resalta, precisamente el Evangelio es que el Señor "viendo la fe de esos hombres" los amigos del enfermo, sus camilleros, que se habían molestado en desmontar el techo y descolgar en la sala a su amigo, es por lo que se decide a actuar.


Y pienso entonces en todos esos camilleros que he visto muchas veces, por ejemplo ese cuerpo de mujeres voluntarias que llevan a los enfermos en LOURDES a la fuente, a los baños, a las actividades litúrgicas, a la procesión, a la Eucaristía; o aquellas retahilas de padres y madres que colocan a sus enfermos, muchas veces grandes dependientes, o discapacitados severos, o niños, en las primeras filas de las audiencias o eventos públicos del Papa... Siempre con esa mirada, llena de fe, que se me antoja como la de la hemorróisa cuando se decía para sus adentros "al menos, si tocara la orla de su manto, quedaría sanada" (Mateo 9,21), con la esperanza de que quizás esta vez, si el Señor quiere, se produzca el milagro... 


¿Y que no haría un padre o una madre por su hijo enfermo? Hace poco leí la anécdota de que, en el reciente viaje del Papa FRANCISCO a EE.UU, unos padres, con un bebé enfermo de un tumor cerebral, gracias a un chivatazo de los agentes de seguridad, que eran amigos de la familia, se colocaron estratégicamente al paso de la comitiva papal por un itinerario que no era público, el Papa, en efecto, al verlos, mandó detener el coche, descendió, se interesó por la niña, los bendijo a todos y la beso.... según han dicho después, parece que el tumor va remitiendo... No digo con esto que el Papa FRANCISCO sea un santo, o que haga milagros, ni mucho menos, pero sí creo -porque lo he visto y lo he vivido- en la fuerza de la oración y la intercesión por los enfermos, ya lo dice la Carta de SANTIAGO "¿Está alguno entre vosotros enfermo? Que llame a los ancianos de la iglesia y que ellos oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor" (Santiago 5,14). Lo que me llama la atención de esta anécdota es toda la actividad de esos padres: Enterarse de un recorrido secreto, desconocido por los periodistas, mover a sus amistades de entre los cuerpos de seguridad, que les permitieran colocarse en dicho camino, elegir la ubicación... ¡todos esos preparativos denotan fe, de no tenerla, nada habrían hecho!

Y pese a todo ello, cuando hay un enfermo en nuestro entorno, no es que se convierta, por lo que de su enfermedad suponga, una carga para nosotros, si es que hay que asearle, vestirle, alimentarle, cuidarle... esto si está bajo nuestro mismo techo que si es un familiar o amigo en un hospital ¡la de excusas que ponemos para no ir a verle, se nos hace un mundo ponernos en camino!... pues si esta pereza nos da lo más básico, que es cuidar y visitar a los enfermos... ¡no te digo ya respecto de su sanación! ¿tendremos fe acaso?


Recién tenemos estrenado el AÑO DE LA MISERICORDIA, en el que el Papa FRANCISCO nos ha pedido que ejercitemos las obras de misericordia, ya sabéis que una de ellas es "visitar a los enfermos", no sé en qué forma tendréis previsto hacerlo, o en base a qué calendario, así por ejemplo, para la diócesis de GRANADA, será la obra de misericordia a realizar en Abril y Mayo, junto con "consolar al que está triste" pero, al margen de ello, durante todo el año, por nuestros enfermos, no dejemos de orar, no dejemos de poner medios, no dejemos que nos venza la inactividad o la desesperanza, en todo, tengamos "la fe del camillero".

jueves, 14 de enero de 2016

TODAS LAS ESTRELLAS FUGACES TIENEN ESTELA
¡Hasta la ESTRELLA de BELÉN!


Dicen algunos entendidos, del estilo de BULTMANN, que andan siempre buscando la explicación racional a todo, que la "estrella de BELÉN" bien pudiera ser un cometa, a mí personalmente no es algo que me quite el sueño, si era un cometa, tal o cual, si era un milagro, o simplemente un acontecimiento histórico, el paso del cometa que providencialmente viniera a coincidir con el nacimiento del Señor y el discernimiento de los magos... Sea como fuere, si es que se tratase de un cometa, ya sabemos que las estrellas fugaces tienen cola, precisamente, por la estela que dejan a su paso, en este caso, la estela de la estrella de BELÉN sigue pasando por nosotros...

Y es que hemos recibido carta de parte del Padre LAUREANO del OTERO SEVILLANO, Redentorista, un joven sacerdote redentorista español destinado actualmente en ALBANIA, junto con otros dos compañeros, que se han hecho cargo de una de las parroquias de la ciudad albanesa de KAMEZ, así como de algunas periferias y aldeas de alrededor. El año pasado, por mediación de ENRIQUE CASANUEVA, Redentorista seglar de MADRID, supimos que, como consecuencia de las decenas de años de prohibición de la religión en ALBANIA, durante los peores años del comunismo de la zona, era imposible en la actualidad, pese al aperturismo y la democracia, encontrar artículos religiosos, y que las familias, muchas de ellas, celebrando la Navidad ponían sus humildes belenes recortándolos de revistas. Por eso decidimos movilizar amigos, compañeros de trabajo y conocidos para "apadrinar belenes" (diecisiete que fueron) y se los remitimos, vía los Redentoristas de GRANADA, aunque al propio Padre LAUREANO lo pudimos conocer fugazmente en GRANADA precisamente el día que fuimos a preguntar como hacerles llegar los belenes a la comunidad de ALBANIA.


Os transcribimos la carta en la que nos transmite su agradecimiento, que hemos imprimido y hemos repartido entre todos aquellos que apadrinaron los belenes, a todos les ha conmocionado especialmente, sobretodo viendo las caras de alegría y orgullo de los más pequeños, luciendo sus belenes, como una auténtica luz en la pobreza que contrasta con algunas de sus viviendas, y como han dicho todos "¡parece mentira que con algo tan sencillo alguien se sienta felíz, cuando aquí no valoramos nada, especialmente nuestros hijos, tan maleducados y consentidos en todo!", verdaderamente todos se han emocionado y se han sentido interpelados:


FAMULLIA «SHËN MARIA E NGJITUR NË QIELL» - LUZ  (Fushë-Krujë)     
KONGREGATA E SHËLBUESIT TË SHENJTË -  
Misionarët Redemptoristë – Kamëz (Tiranë, Albania)

Asociación Familia Eucarística Pobres de Nazaret
Franciscanos Eucarísticos POBRES DE NAZARET 
Granada



Kamëz, Tiranë (Albania) 
10 Enero 2016
Fiesta del Bautismo del Señor.

Queridos amigos:


Gëzuar Vitin e Ri! ¡Feliz Año Nuevo! La Navidad de 2014 consiguió que naciera en vosotros una ilusión: la de enviar Belenes para Albania. Con estas letras quiero agradeceros vuestro envío, en nombre de los niños que han recibido vuestro regalo. 

¡Habéis sido sus Reyes! Os adjunto fotos de los niños y niñas (no todos, porque a algunos se les hizo la entrega otro día) que han recibido vuestros Belenes. Gracias por escribir vuestro nombre y apellido: así han podido saber que alguien de España ha querido compartir un trocito de su vida y su fe con ellos. 


Los niños que han recibido los Belenes son miembros de las comunidades de LUZ y ARRAMERAS, dos pequeñas poblaciones cerca de la ciudad de Fushë-Krujë (por si un día os da por meteros en Google Maps). Sus casas y sus familias son sencillas, a veces sin luz eléctrica parte del día. Viven en medio del campo, donde cultivan lo que necesitan para subsistir. Ir a la escuela o a la iglesia supone caminar varios kilómetros. Sólo hay tiendas al lado de la carretera general. Un ordenador es algo imposible! Pero su ilusión es enorme.


También mi ilusión es enorme. Tras un primer año de aprendizaje y conocimiento, hemos comenzado a tener actividades en LUZ, además de la Eucaristía dominical. Comenzamos en verano con un fin de semana de campamento, y ahora todos los martes tenemos catequesis y juegos. Para ellos, lo mejor es el furgón con el que los recoge el cura para desplazarse a catequesis, en el que gritan y se divierten de lo lindo. También hemos dedicado el mes de diciembre a construir artesanalmente los Portales en los que han colocado el Belén que han recibido de vosotros.


Queridos amigos: la Iglesia no vive sin la Eucaristía, no es sin la Eucaristía, es decir, sin el Cuerpo de Cristo. Lo sabéis bien. Ese Cuerpo es Pan Consagrado y Pueblo reunido en su Nombre. LUZ es una historia maravillosa sobre el Cuerpo de Cristo, que hemos celebrado como nacido en Belén, adorado por los Magos y ungido por el óleo de la alegría en el Jordán. 


Un Cuerpo formado por católicos que han resistido a la sepultura de la fe que les impusieron los comunistas-ateístas y los jóvenes y niños que hoy acuden a ella, y que ríen porque no saben lo que tienen que hacer o decir en cada momento. Este verano hemos reformado la casa que hace de iglesia, al mismo tiempo que vamos reconstruyendo la comunidad, la "otra" y "verdadera" Iglesia. Cada paso nos acerca a Cristo.


Por eso, FALEMINDERIT - ¡GRACIAS!, porque cada pequeño gesto, cada pequeño símbolo, cada oración que vuela sobre los mares, nos ayuda a construir el Reino de Dios en este mundo. Seguid orando por nosotros. ¡Seguimos unidos en la Eucaristía, un abrazo enormemente agradecido en Cristo Redentor!


Atë LAUREANO DEL OTERO SEVILLANO CSSR
Superior de la Misión Redentorista en Albania y Párroco de Luz


lunes, 11 de enero de 2016

CONFIESO....
Por si a veces me paso...


Cuando empecé este blog, como sabréis aquéllos que trabajáis con BLOGGER, en los ajustes de configuración del mismo hay una opción que te permite establecer si en tu blog, por ejemplo, se van a permitir o no los comentarios de tus lectores, y caso de permitirlos, si estos están abiertos a todos, o es necesario algún filtro del administrador del blog antes de que sean publicados.

En su día tomé la decisión de no permitir los comentarios, al contrario de lo que mucha gente pueda creer no lo hice por evitar comentarios negativos, críticas, pensamientos contrarios o simplemente “moscas cojoneras” –me parece que el término técnico para esto, en redes sociales se llaman “troles”- creo que no he de justificarme, porque no tengo miedo a nada de ello, de hecho, en otras redes sociales como TWITTER, tengo fama de enzarzarme en cientos de contiendas, me encanta entrar al trapo de los “tocapelotas, y de polémicas ando servido, gracias; en este caso lo hice para evitar justamente “los comentarios positivos y los halagos¡es verdad, aunque nadie me crea! con ello pretendía simplemente “sembrar”, aunque a veces mis comentarios del Evangelio del día parezcan ocurrentes y osados, aunque mi pensamiento social parezca extremo en algunos casos, o aunque a veces mis neuras personales puedan no interesar a nadie... pero en todo caso he pretendido “sembrar la Palabra de Dios”, luego ya que esa semilla sea acogida por cada uno en la forma que Dios disponga, y finalmente, decir “pobres siervos inútiles somos, lo que teníamos que hacer hicimos(Lucas 17,10).

Sin embargo, a veces me asalta la duda, no sin la ayuda de mis “pepitos grillos particulares”, esa conciencia que nos ayuda a interrogarnos de las cosas de las que, quizás, nosotros no nos damos cuenta, si no resultaré manipulador, falso o hipócrita en mis palabras... me explico ¡es tan fácil escribir en vez de vivir! o como dice la sabiduría del refranero “consejos vendo y para mí no los tengo” que en plan evangélico ya tengo al Señor para decirme “¡médico, cúrate a ti mismo!” (Lucas 4,23), así que por todo ello, si alguna vez es que he obrado así, hoy sólo me apetece decir públicamente:

Confieso 
que hay muchas cosas que no sé decir,
que ando inseguro y que no sé vivir
en plenitud aquello que me pides.
Y tengo que decir 
que rompo con tus planes de raíz,
que busco atajos para ser feliz
cuando hay que hacer caminos.


Confieso, 
confieso a todos los que estáis aquí
que he recibido más de lo que di,
porque no he dado nada.
Y he de reconocer 
que es mucho más sencillo 
hablar que hacer,
que hasta ahora he dicho mucho, pero ser
he sido más bien poco.


Y es que a veces se dicen cosas sin sentir,
sin pensar que Dios 
es alguien muy importante.
Y es que a veces por dar la imagen 
soy capaz de olvidar 
que es a Dios a quien tengo que darme.


Confieso, 
que rezo a Dios y olvido a mis hermanos,
que digo "Amén" por no seguir luchando,
que trato de hacer surcos con las manos.
Y no puedo ocultar 
que me he instalado en un fácil lugar,
que me conformo con mirar atrás 
y no cojo el arado.


Por si lo queréis escuchar, aunque no he conseguido la versión que recordaba, pero bueno, como se suele decir "menos da una piedra" que es, además, lo mismo que se puede decir de este pobre servidor.


domingo, 10 de enero de 2016

FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR
¿Qué sabes de tu bautismo?


Escribir hoy tan tarde, después de las palabras del Papa FRANCISCO en el Ángelus de hoy me posibilitan tener tema sobre el cual escribir y es que, como casi siempre, el Papa aprovecha la catequesis -al hilo siempre del Evangelio del Domingo- que hoy versa sobre la festividad que celebramos, el Bautismo del Señor, para ponernos deberes y reflexionar sobre nuestro propio bautismo de forma muy sencilla:

Hoy en día, la fiesta del Bautismo de Jesús, pensamos en el día de nuestro bautismo. Todos nosotros hemos sido bautizados, gracias por este regalo. Y os hago una pregunta: ¿Quién de ustedes sabe la fecha de su bautismo? Seguramente no todos. Así que los invito a ir a buscar la fecha, pidiendo por ejemplo, ayuda a sus padres, sus abuelos, sus padrinos, o ir a la parroquia. Es muy importante saberla, porque es una fecha para celebrar: Es la fecha de nuestro renacimiento como hijos de Dios. Por eso, los deberes para esta semana:. Enterarme de la fecha de mi bautismo. Celebren este día y reafirmemos nuestra adhesión a Jesús, con el compromiso de vivir como cristianos, miembros de la Iglesia y de una nueva humanidad, en la que todos somos hermanos.

¡Esta me la sé...! Como dicen los niños espontáneamente en voz alta cuando "la seño" del cole hace una pregunta. Mi bautismo fue "oficialmente" un 28 de Junio del año 1975. Aunque nací mucho antes, el 26 de Abril, porque fui prematuro y me adelanté dos meses, sietemesino, la única razón para ello quizás sea la que esgrime mi madre a veces, en plan de broma, ya que ambos tenemos el mismo carácter de fuguillas y nerviosos, ¡la paciencia no suele ser patrimonio familiar!, suele decir "tú deseando salir, y yo deseando echarte, los dos meses que nos ahorramos ambos".

He dicho "oficialmente" porque lo que sigue a continuación es "oficioso", tan sólo lo sé por referencias de mis abuelos, paternos, que estuvieron presentes, junto con mis abuelos maternos, en mi nacimiento, y ya se sabe que la memoria de las personas mayores no es muy de fiar, máxime cuando ya ninguno de los cuatro vive, y esto es referencia que escuché una vez de pasada. Al parecer, puesto que en mi nacimiento a mi madre le dio un ataque de tensión alta grandísimo, hasta la ataron con correas a la camilla -esperando hasta estertores y convulsiones- no es que el ginecólogo diera muchas esperanzas de vida, ni a mi madre ni a mí... ¡Con esas, todos los abuelos en desbandada a la capilla del hospital a rezar! Para colmo de males mi padre no estaba presente, estaba fuera apurando los últimos días de no se qué del servicio militar de antes. Mi abuela paterna decía que en la capilla pensaba: "Mañana llega mi hijo y se encuentra su mujer muerta, y el niño en una caja".


Añadamos que encima nací en un hospital privado, que no era materno, y al verse con un niño prematuro, encima, tuvieron que mandarme "deprisa y corriendo" al hospital maternal propiamente dicho, mi abuela paterna luego me refería "¡hijo mío cuando fuimos a verte, tenías tubillos por todas partes!". En todo este desbarajuste, decían mis abuelos que la comadrona "me echó el agua, por si acaso", este "echar el agua por si acaso" es la conciencia de los cristianos formados de que en peligro de muerte cualquiera puede bautizar, con agua, "en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo", que se ve que los profesionales sanitarios de antes tenían más formación y sentido eclesial y de fe que ahora.


Sea como fuere, por si ese "por si acaso" no fuera suficiente, o por si quizás lo narrado fuera más una creencia de mis abuelos que una realidad, o por no se qué, fui bautizado en la Colegiata de los Santos JUSTO y PASTOR de GRANADA un 28 de Junio, siendo además que mis padrinos fueron, por ambas partes, el hermano más pequeño de mi madre y la hermana más pequeña de mi padre, quizás por eso no fueran muy conscientes de lo que hacía, esa sí es "espinita que tengo clavada" que mis padrinos no se preocuparon mucho por mí, se ve que mis padres escarmentaron, porque los padrinos de mis hermanos han sido mucho mejores, tanto en lo material, como en lo espiritual que los míos, aunque en la confirmación me desquité, que por madrina de confirmación, ya que iba a renovar mis compromisos bautismales como adulto, yo mismo me escogí a una religiosa de la PRESENTACIÓN DE LA NIÑA MARÍA, que fue profesora mía de muy pequeño, y que era ya ancianita en 1989, fecha de mi confirmación, y no me arrepentí de ello, ya la pobrecita mía también falleció.

La Colegiata de los Santos JUSTO y PASTOR la conozco bastante bien, porque estando en la misma plaza que la Facultad de Derecho, donde estudié, en esos ratos muertos en los que no había clase u horas libres me gustaba escaparme a ella para hacer oración, por lo que siempre he tenido bien a la vista y bien presente mi bautismo, ya que la pila bautismal está bien visible en dicha parroquia, además dos callejuelas más allá la que ha sido siempre la casa de mi abuela materna, con la que iba a comer cada jueves, ya que durante los estudios universitarios viví con mis abuelos paternos. 

O sea que cómo solemos decir en ANDALUCÍA "todo queda en el mismo roalillo".




sábado, 9 de enero de 2016

LOS CUATRO GESTOS REDENTORES DEL SEÑOR
¡Y una copa de vino...!


Hoy es Sábado, nuestros hermanos mayores en la fe, los judíos, celebran su Shabbat desde la víspera, desde el anochecer de ayer, concretamente, según los rabinos "desde el preciso instante en que a la luz natural no sabes distinguir si un hilo es blanco o negro", os comparto esto porque ellos tienen cada día una porción diaria de lectura de la Palabra de Dios, porción que ellos llaman "parashá", la palabra más relevante del texto es la que da nombre al sábado de hoy, siendo así que éste es llamado "Shabbat Vayera" (de la palabra hebrea "va'era" que significa "aparecerse"):

Dios dijo a Moisés: "Yo soy el Señor. Yo me aparecí a Abrahán, Isaac y Jacob como Dios Todopoderoso, pero no les di a conocer mi Nombre: El Señor. Yo hice alianza con ellos prometiéndoles la tierra de Canaán, tierra donde habían residido como inmigrantes. Yo también, al escuchar las quejas de los israelitas esclavizados por los egipcios, me acordé de la alianza; por tanto, diles a los israelitas: Yo soy el Señor. Os quitaré de encima las cargas de los egipcios, os libraré de vuestra esclavitud, os rescataré con brazo extendido y haciendo justicia solemne. Os adoptaré como pueblo mío y seré vuestro Dios; para que sepáis que yo soy el Señor, vuestro Dios, el que os quita de encima las cargas de los egipcios. Os llevaré a la tierra que prometí con juramento a Abrahán, Isaac y Jacob, y os la daré en posesión. Yo, el Señor"

(Éxodo 6,2-9)

Los judíos destacan hoy lo que ellos llaman "las cuatro acciones redentoras de Dios", es decir: "Poner en evidencia ante Egipto el sufrimiento de los israelitas, rescatarlos de la esclavitud, redimirlos de su opresión con su brazo extendido, y tomarlos como su propia pueblo".

Ahora que este mes de Enero en las intenciones de oración del Santo Padre el Papa FRANCISCO nos ha pedido que oremos por la unidad y la paz de todas las religiones, no está mal recordad estas cuatro acciones redentoras del Señor en la mentalidad de nuestros hermanos mayores en la fe, el pueblo judío, una traducción cristiana actual de estas cuatro acciones del Señor bien podría ser: "Denunciar las situaciones de opresión, redimir a nuestros hermanos de las injusticias, liberarlos en todo lo que esté en nuestra mano, y reconocer a todos los hombres como hermanos nuestros, una gran familia, todos hijos de Dios". 

Curiosamente, el reciente documento sobre la identidad y misión de los religiosos hermanos en la Iglesia, de la Sagrada Congregación para la Vida Religiosa, casi al principio del mismo, hablando del sentido de la vida consagrada y su ser en el mundo se expresa de forma muy parecida a este pensamiento que estamos compartiendo al hilo del Shabbat de hoy:


La vocación del hermano religioso es parte de la respuesta que Dios da al vacío de fraternidad que asola al mundo de hoy. En la raíz vocacional del hermano hay una experiencia honda de solidaridad que, en esencia, coincide con la experiencia de MOISÉS ante la Zarza Ardiente: Se descubre a sí mismo como los ojos de Dios, los oídos de Dios y el corazón de Dios, de un Dios "que ve la opresión de su pueblo, oye su clamor, siente sus angustias y viene a liberarlo". En esa experiencia íntima el hermano escucha la llamada "Anda, yo te envío al Faraón para que saques a mi pueblo de Egipto" (Éxodo 3,7-10) por eso la dimensión de comunión está íntimamente ligada en el hermano a una fina sensibilidad por todo lo que afecta a los más pequeños del pueblo, a los oprimidos por las más diversas formas de injusticia, a los abandonados al margen de la historia y del progreso, en suma, a todos los que tienen más dificultades para experimentar el anuncio de la Buena Noticia de Dios en sus vidas.

Durante la celebración ritual de la Pascua los judíos acostumbran a tomar cuatro copas rituales de vino, que van asociadas a cada uno de estos cuatro gestos redentores del Señor que acabamos de comentar. Hay una quinta copa de vino, que se toma casi al final de la celebración, que se llena hasta hacerla rebosar y manchar literalmente el mantel, que se llama "la copa de ELÍAS", por la que los judíos brindan anticipando la venida del mesías prometido (cuyo heraldo y mensajero será el propio profeta ELÍAS), que para ellos aún no se ha cumplido, mientras que para nosotros los cristianos ha tenido pleno cumplimiento en la figura de Jesucristo, Nuestro Señor.


Por eso, por esta Buena Noticia, porque nos sabemos salvados, porque en el Señor se han cumplido todas las promesas, porque Cristo es la redención definitiva, aunando estos cuatro gestos redentores de la tradición judía, en su persona, que nos ha comprado con su sangre haciéndonos un pueblo de sacerdotes, profetas y reyes, es por lo que os invito hoy, sí, a que os toméis con gozo y alegría una copa de vino generoso brindando por esta esperanza, firmes en la fe, y con el compromiso de seguir reproduciendo en nosotros estos gestos redentores del Señor hacia los más desfavorecidos... y que nadie se me asuste por esta propuesta que ya, el propio San PABLO recomendaba al obispo TIMOTEO: "Deja de beber agua sola; toma algo de vino para la digestión y por tus frecuentes dolencias" (Timoteo 5,23) que aunque sea por cuestiones de salud, nosotros es que vamos a brindar hoy de simple gozo y alegría.




jueves, 7 de enero de 2016

DADLES VOSOTROS DE COMER
SENTIDO EUCARÍSTICO DEL SERVICIO


El Evangelio de hoy nos trae la frase del Señor a los apóstoles previa al milagro de la multiplicación de los panes y los peces "dadles vosotros de comer" (Marcos 6,34-44) que es indicativa de algo que nunca tenemos en cuenta, como los apóstoles cuando se alteran ante este mandato "¡habría que comprar pan por valor de doscientos denarios para dar de comer a todos!", y es que aunque providencia y misericordia obligan "Jesús vio una gran muchedumbre y se compadeció de ella, porque eran como ovejas sin pastor" y el Señor terminará por hacer el milagro nunca será por "sustitución" nuestra, es decir, sin que al menos nosotros pongamos nuestra parte.

Respecto de este "dadles vosotros de comer" en esta pequeña comunidad hemos reflexionado mucho al respecto, reflexión que compartimos con vosotros, por lo que ayude:

Nuestro lema es "Sembrar la Eucaristía en los caminos del hombre de Dios", porque el Evangelio, Palabra del Dios vivo y verdadero, adquiere carnatura en el Señor, Jesucristo, por el misterio de la Encarnación, y por medio de la Eucaristía, la palabra previa del Padre, Dios vivo y verdadero, se torna presencia viva y verdadera del Hijo. Así como la beata TERESA de CALCUTA inculcó siempre a las MISIONERAS DE LA CARIDAD la Adoración, la Eucaristía y la comunión frecuente como la fuente de la fuerza de su tarea, porque contemplando el misterio del pan partido, y repartido, es como se encuentra la forma de tornarse y convertirse, partirse, repartirse en el servicio de los más pobres y necesitados, nosotros hemos aprendido la misma lección, y si en los oratorios de las MISIONERAS DE LA CARIDAD aparece siempre escrita la leyenda "tengo sed" (Juan 19,28) junto al crucificado, para no perder nunca esta referencia de servicio y entrega, en nuestro caso esta motivación podría ser "dadles vosotros de comer" (Mateo 14,16) porque siempre encontraremos hermanos nuestros hambrientos, a partes iguales, tanto de la Palabra del Señor, como del pan que alimenta, porque “no hay una vida expuesta que no se exponga primero ante el Santísimo(Antoine de Chatelart).

A lo largo de toda su historia la Iglesia se ha tomado muy en serio el mandato de Jesús "dadles vosotros de comer". Su acción evangelizadora ha ido sistemáticamente ligada a la distribución del pan humano en sus diversas formas: Alimento, salud, liberación, cultura, sentido de la vida, etc, etc... De manera especial la historia de la vida consagrada relata este esfuerzo que convierte en realidad la Buena Noticia del Reino. ("Identidad y misión del religioso hermano en la Iglesia", nº 27)

LLAMAMIENTO A LA UNIDAD....
¡Claro, a los que quieran unirse!


Sabéis, queridos lectores, porque ha sido lo suficientemente anunciado en las redes sociales que el APOSTOLADO DE LA ORACIÓN, que tradicionalmente nos comparte y nos anima a rezar por las "intenciones de oración del Papa" de cada mes, que intentando actualizar esta dinámica a partir de Enero van a lanzar un pequeño video-clip en el que el propio Papa FRANCISCO va a compartir con nosotros sus intenciones de oración, el por qué de las mismas, y nos invitará personalmente a que oremos.

Dicho sea de paso, estas intenciones de oración del Papa FRANCISCO son:

GENERAL: Diálogo interreligioso.- Que el diálogo sincero entre hombres y mujeres de diversas religiones, conlleve frutos de paz y justicia.

POR LA EVANGELIZACIÓN: Unidad de los cristianos.-Para que mediante el diálogo y la caridad fraterna, con la gracia del Espíritu Santo, se superen las divisiones entre los cristianos.

Ahora sí, os comparto el vídeo del Papa FRANCISCO al respecto:


Mi sorpresa es la forma en la que esta noticia es dada por INFOVATICANA, ese pretendido portal de información católica que se ha convertido en el refugio de todo lo rancio de los que se dicen católicos, en un auténtico nido de víboras (no exagero, así llamaba el Señor a los fariseos) en el que sus moradores sólo saben decir, a grandes voces, como el fariseo de la parábola del Señor "¡Gracias, Señor por no haberme hecho como el resto de los pecadores!" (ni qué decir tiene que los pecadores somos todos los demás, incluído el propio Papa FRANCISCO, que sólo hay que leer lo que opinan de él, cuando hace algo que les parece "muy moderno u heterodoxo" ¡con amigos así, desde luego la Iglesia no necesita enemigos! como dice el refrán), pues como decía, en dicho portal la noticia la dan de la siguiente manera:


El Papa declara en un vídeo que "todos somos hijos de Dios", añaden que en el vídeo el Papa alterna imágenes de diversas religiones y sectas (tono despectivo), claro que como en el vídeo sólo aparecen judíos, musulmanes y cristianos (deben ser lo que ellos entienden por religiones) y budistas (debe ser lo que ellos entienden por sectas), insultando de esta manera a una de las religiones más antiguas de la humanidad, seguida por millones de personas en el mundo, y de remate, añaden como apostilla "la Iglesia Católica nos enseña que el Sacramento del Bautismo nos hace hijos de Dios y miembros de su Iglesia, y que por el Bautismo nacemos a la Vida", como si es que el Papa hubiera negado algo, que, por cierto, lo que no deben saber los de dicho portal de noticias (no lo saben porque son refractarios) es que ya hace cerca de cincuenta años, en el CONCILIO VATICANO II, la declaración NOSTRA AETATE sobre las relaciones de la Iglesia con las Religiones no Cristianas dice:

La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas que, por más que discrepen en mucho de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres. Anuncia y tiene la obligación de anunciar constantemente a Cristo, que es "el Camino, la Verdad y la Vida" (Jn., 14,6), en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa y en quien Dios reconcilió consigo todas las cosas. Por consiguiente, exhorta a sus hijos a que, con prudencia y caridad, mediante el diálogo y colaboración con los adeptos de otras religiones, dando testimonio de fe y vida cristiana, reconozcan, guarden y promuevan aquellos bienes espirituales y morales, así como los valores socio-culturales que en ellos existen.

Pero claro, para ser ecuménico, para unir lo roto, para tender puentes, para tapiar brechas, es preciso -además- previamente querer ir al otro lado, buscar dicha comunión (cosa que los perfectos, los ultraortodoxos, en suma los fariseos de todos los tiempos no quieren), y no lo quieren tanto por la dosis de humildad que supone reconocer como dice el CONCILIO VATICANO II "lo que de bueno, santo y verdadero hay en los demás", sino porque ello implica, además, conversión personal, y esto lo dice ISAÍAS (58,6-12), por aquello de que si a éstos la palabra humana, sea de un concilio o de un Papa no les vale, al menos escucharán la Palabra de Dios, o no:

El ayuno que yo quiero es éste: abrir las prisiones injustas, hacer saltar los cerrojos de los cepos, dejar libres a los oprimidos, romper todos los cepos; compartir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, vestir al que ves desnudo y no despreocuparte de tu hermano. Entonces brillará tu luz como la aurora, tus heridas sanarán rápidamente; tu justicia te abrirá camino, detrás irá la gloria del Señor. Entonces llamarás al Señor, y te responderá; pedirás auxilio, y te dirá: Aquí estoy. Si destierras de ti los cepos, y el señalar con el dedo, y la maledicencia; si das tu pan al hambriento y sacias el estómago del indigente, surgirá tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía. El Señor te guiará siempre, en el desierto saciará tu hambre, hará fuertes tus huesos, serás un huerto bien regado, un manantial de aguas cuya vena nunca engaña, reconstruirás viejas ruinas, levantarás sobre los cimientos de antaño; te llamarán tapiador de brechas, restaurador de casas en ruinas. 

martes, 5 de enero de 2016

VÍSPERA DE REYES
¡Ojú, qué día más raro...!


Víspera de REYES MAGOS, uno de los días "más raros" del año.... Lo era ya de niño, cuando nos reuníamos toda la familia en casa de mis abuelos paternos para celebrar la cena, y entregarnos los regalos (bueno, se los entregaban los mayores, que los niños, ya se sabe, "a la cama bien prontito que vienen los Reyes"). Para la patulea de primos que éramos, los niños, una docena, este día era un día de nervios insufrible ¿os imagináis una docena de niños histéricos correteando por un piso donde, además, habitan cerca de una veintena de adultos? porque otra cosa no, pero la familia de mi padre era bastante numerosa... Ese día era tan difícil "meternos en vereda" que los mayores (mis padres, abuelos y tíos) tenían que hacer una especie de "reparto de tareas" en lo que lo fundamental era tenernos entretenidos y tranquilos... Algunos se iban bien pronto a la calle, ahora ya sé que para apurar esas compras de REYES MAGOS de última hora, otros a ayudar a mi abuela en la cocina ¡figuráos, cena, entremeses, postres y todo lo demás para cerca de cuarenta personas zascandileando por la casa! ¡mi abuela debería terminar estresada!, y otros tenían que cargar con la reata de niños: Algunas veces nos llevaban al cine, todo fuera por quitarnos del medio de casa un par de horas, otras veces, simplemente de paseo, casi siempre por LA ALHAMBRA -en aquellos años en que los granadinos podían visitarla gratis a cualquier hora, cualquier día, enseñando el DNI- de esto se encargaba mi abuelo... mi abuela nos llenaba los bolsillos de los anorak y chaquetones, a todos los primos de "mantecados para el camino" que nosotros, hartos ya de tantos mantecados, terminábamos desmigajando y cebando con ellos a las parcas de colores de los estanques nazaríes..., otras veces nos llevaban a JUVEÁNDALUS, una de las ferias de actividades infantiles y juveniles más antiguas de ESPAÑA, que se celebra, siempre, en fechas navideñas, precisamente en GRANADA.

Los mayores, al ser tantos (esto es algo que aprendimos los niños al ir creciendo y empezar a formar parte de la dinámica) evidentemente, al ser tantos, no se regalaban "todos a todos", sino que celebraban un sorteo, muchos meses antes, y hacían el regalo del amigo invisible entre ellos, con la salvedad de que, aparte de quien te tocara como amigo invisible, los matrimonios se regalaban entre sí, todos regalaban a los abuelos, y todos regalaban a los sobrinos y sus hijos. Verdaderamente que a los niños habría que explicarles antes "quiénes son los REYES MAGOS", porque es fácil mantener la ilusión en su existencia, por un lado, a un niño se le hace muy difícil creer -aunque se lo chiven los amigos del colegio- que "los REYES son los padres" porque piensas que si tus padres te decían que no y basta cuando "se te antojaba un simple CLICK de FAMOBIL en una tienda de juguetes en mitad del año" era ilógico pensar que ante esa cicatería juguetil luego de repente fueran capaces de comprar todo lo demás, de golpe.... Pero claro, al descubrir la verdad uno se da cuenta del esfuerzo y sacrificio de tantos padres porque no se pierda esta ilusión de los niños, porque a veces había que lidiar con situaciones, cuanto menos curiosas, por aquello de no desvelar el misterio:


Por ejemplo, mi hermana aprendió -¡claro hija, que los REYES no tienen una fábrica de hacer billetes, por más MAGOS que sean!- que los REYES siempre le traían lo que ella pedía, pero "un nivel por debajo", me explico: Que ella pedía "la casa de la BARBIE" pues los REYES le traían la "casa de BARRIGUITAS" (he de entender, no por menor tamaño, sino por menor presupuesto), que pedía el "coche de la BARBIE" pues le traían "el coche de las BARRIGUITAS" y así siempre.... Mi hermana debía pensar que los REYES eran tontos, no sabían la diferencia entre una BARBIE y BARRIGUITAS.... Y en mi caso, como siempre he sido tan "friki", y he pedido cosas tan "raras para un niño", sí que convertía a mis padres en auténticos REYES MAGOS ¡de la Ceca a la Meca todo el día en la calle buscando las cosas raras que pide el niño!, y al vivir en una localidad tan limitada en oferta comercial, pues tenían que esperar a la cita familiar en GRANADA para comprar mis REYES a última hora: Que un año quise un escritorio escolar, de esos pupitres antiguos, que se levantaba la tapa; otro año un microscopio, otro año -es cierto- las memorias del CARDENAL TARANCÓN y otro año el cassette ¡madre mía, el cassette, que viejuno soy ya! de ALASKA Y LOS PEGAMOIDES, que como era la diva de ese programa que era LA BOLA DE CRISTAL, pues estaba de moda, ALASKA, y yo lo quería, que otra vez se me antojó el REQUIEM DE KARAJAM, o LOS CANTOS GREGORIANOS DE SILOS...


Hoy, ya de adulto sigue siendo otro "día raro"; mis abuelos fallecieron, mi padre también, todos los primos rozamos la cuarentena, y como suele suceder, cuando faltan los abuelos las familias se desperdigan, ya no hay celebración de REYES como de niño la conocí... Añadamos que encima, por trabajar en un centro comercial, y estar hoy de turno de tardes en el trabajo, ello supone que me encerraré a trabajar a las tres de la tarde, para salir a las once de la noche ¡esa mirada de asesino que se te pone cuando alguien te pregunta, a las once menos cinco de la noche -deseando irte ya a tu casa- ¿dónde me envuelven este regalo?!... Y mientras cierras y llegas a tu casa, sin autobuses, a esas horas, cerca ya de las doce de la noche, sin haber cenado aún, lo que menos te apetece es pensar en regalos... que muchos años he hecho la broma de decir ¡qué estrés, cuando llegue a casa me voy a encontrar los regalos en el microondas y la cena para recalentar debajo del árbol!... Y eso yo, porque el resto de mis compañeros se quedan, aún en el centro de trabajo, hasta altas horas de la madrugada porque hay que "poner las REBAJAS", lo que significa remarcar toda la mercancía, cambiar los precios de todo y poner la cartelería, lo que hace que ellos lleguen a casa muy entrada la madrugada (ahora que vengan los políticos a hablar de conciliación de la vida laboral y familiar)... Y añadamos la pobreza, sea por la crisis, sea la opcional, sea la de nuestras pobres vidas, que en muchas casas ni siquiera habrá regalos, ni ilusión por este día... que mis REYES han sido unas gafas de vista, encima porque eran necesarias, y las de mi otro pobre hermano de casa, un libro que le he comprado, y por pura misericordia, no tanto por el precio, sino porque sé que le gustará.

Una cosa es cierta, como dijeron los REYES MAGOS, los auténticos, los del Evangelio, esta noche tengamos el gesto esperanzador de mirar al cielo, y decir "Porque hemos visto su estrella es que venimos a adorarle..." (Mateo 2,2) y mañana, en la celebración litúrgica, de nuevo, acerquémonos al niño para darle un nuevo y sentido beso filial de reconocimiento y devoción, no sea que entre las luces y destellos de la NAVIDAD, en las calles, en los escaparates, en los brillos de las purpurinas, suceda aquello de que "la luz vino a los suyos y no la recibieron"  (Juan 3,19).






Esperanza, el Señor nos la ha regalado ya, en forma de una nueva vida, que se nos ha dado, de la que tendremos que hacernos cargo, atender, cuidar, velar por ella... Que su acogida y recibimiento, una vez más, nos enseñe que hemos de velar por todos, que toda vida es un milagro, porque lo mismo que se dice "el que ama a Dios, a quien no ve, y no ama a su hermano al que ve, es un mentiroso" (1 Juan 4,20), nosotros seríamos unos hipócritas si nos desviviéramos por nuestros perrillos, si no fuéramos capaces de ver luego las necesidades de nuestros hermanos, pero no deja de ser un bonito recordatorio de lo que es la vida, la esperanza, la obcecación del bien que se abre camino ante el mal... porque la vida siempre triunfa...


Que el único ¡no podemos acertar en todo! al que no le agrada mucho la visita de los REYES MAGOS ha siso el perro, que el pobre se ha encontrado "como regalo" el ser castrado, en fin, era decisión que había que tomar teniendo perro y perra ¡qué no es plan de que pille a la pobretica cada seis meses!, que ahí anda, tirado en el sofá, cual doliente "maja vestida de GOYA" intentando conmovernos con su pena... Al menos el perro ya podrá presumir que, aparte de pobre, por vivir en una casa de pobres, puede presumir de castidad "aunque sea eunuco por la mano del hombre", porque hay una virtud evangélica que este chucho nunca tendrá... ¡la obediencia!