sábado, 31 de diciembre de 2016

FELIZ AÑO NUEVO


Como diría San PABLO, en el día de hoy, el último del calendario civil, del año 2016:

"Hemos peleado la buena batalla, hemos terminado la carrera, hemos conservado la fe. En el futuro nos está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, nos entregará en aquel día; y no sólo a nosotros, sino también a todos los que aman su venida" (2 Timoteo 4,7)

Para todo lo que hayamos hecho hasta ahora no nos queda más que decir:

"Pobres siervos inútiles fuimos, lo que teníamos que hacer, eso hicimos" (Cfr. Lucas 17,10)

y seguir caminando con ello.

Y para lo que justo hoy nos siga agobiando y preocupando, acerquémonos al Señor que nos dice:

"Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré" (Mateo 11,28) 

Y para lo que está por venir, digamos con la esperanza confiada de hijos que esperan en su Padre: 

"Mi alma espera en el Señor, Mi alma espera en El Señor, mi alma espera en su palabra; mi alma aguarda al Señor porque en Él está la salvación" (Salmo 129).


jueves, 29 de diciembre de 2016

UN PUEBLO QUE RÍE...
UN PUEBLO QUE LLORA...
¿EN CUÁL TE ENCUENTRAS TÚ?


Nos narra el Evangelio de hoy (Lucas 2,22-35) la presentación del Señor en el Templo, según la costumbre de ISRAEL, es evidente que este texto contiene el llamado himno "nunc dimittis", titulado así por la primera palabra del texto latino "ahora puedes dejar ir" que recita el anciano SIMEÓN, y que es de sobra conocido, casi como para recitarlo de memoria, para todos aquellos que esté familiarizados con el rezo de la Liturgia de las Horas, pues se reza todos los días en las Completas (la última oración de la noche):

Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.

Sin embargo el Evangelio es Palabra de Dios, pan cotidiano, palabra diaria, por eso cada día -aunque los textos se repitan periódicamente- nos dice algo nuevo, dependerá de nuestra capacidad de escucha y de atención, en otras ocasiones de nuestro estado de ánimo, a veces nos fijaremos en algo que otra vez nos pasó desapercibido, o tocará nuestro corazón un texto que nunca antes nos había emocionado o dicho nada... y en esta ocasión, lo que ha llamado mi atención no es el archiconocido himno, sino las palabras que dice SIMEÓN a MARIA, y no precisamente, tampoco, las más conocidas, las referentes a "y a ti, una espada te atravesará el corazón", sino las precedentes:

Mira, éste (Jesús) está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten.

Y es que al decir que el Señor está para que unos se levanten, y otros caigan ("como bandera discutida" añade) me he acordado de otra escena, recogida en este caso (ya sabéis que me encanta la historia de los escritos bíblicos) en un apócrifo, llamado "Protoevangelio de Santiago", porque narra el nacimiento e infancia del Señor, que nos cuenta que en el camino de San JOSÉ, con MARÍA ya embarazada y a término, camino de BELÉN, sucedió la siguiente escena:

Y, habiendo caminado tres millas, José se volvió hacia María, y la vio triste, y dijo entre sí de esta manera: 

Sin duda el fruto que lleva en su vientre la hace sufrir. 

Y por segunda vez se volvió hacia la joven, y vio que reía, y le preguntó: 

¿Qué tienes, María, que encuentro tu rostro tan pronto entristecido como sonriente? 

Y ella contestó: Es que mis ojos contemplan dos pueblos, uno que llora y se aflige estrepitosamente, y otro que se regocija y salta de júbilo. 

(Prot. Sant XVI,2)

¡Qué suerte tenemos los creyentes! Somos el pueblo que ríe, el pueblo que se levanta, el pueblo que está de la parte que siempre gana... ¡Ha nacido el Señor, y nuestro único mérito, que no es nada grande, es el mismo que el de pastores, gentes sencillas, los reyes magos... ha sido simplemente darnos cuenta cuando otros no! Porque en contra de lo que dice el prólogo del Evangelio de San JUAN, que se refiere al pueblo de ISRAEL, unos pocos, los que nos decimos cristianos, hemos sabido que "él ha venido a los suyos, y los suyos le hemos recibido, y a todos los que le hemos recibido, a los que creemos en su nombre, nos ha dado el poder de ser hijos de Dios" (Cfr. Juan 1,11-12) y que así sea, que seamos luz sobre el celemin, que seamos la sal de la tierra, que seamos la levadura en la masa, que seamos esperanza, que seamos ilusión, que seamos sorpresa, que seamos alegría, que seamos lo que marca la diferencia en el mundo, sin aspavientos, sin distinguirnos de los demás, que tenemos los mismos problemas, sufrimientos, quebraderos de cabeza, angustias y agobios que el resto del mundo mundial, pero en algo nos diferenciamos, todos nosotros -desde el Papa FRANCISCO hasta la más sencilla aldeana de un pueblo perdido en la montaña- somos el pueblo que ríe, el pueblo que canta, el pueblo que alaba...

... porque así, poco a poco, un pueblo se forma, que vive en el mundo pero no es de él. Que tiene problemas como todos ellos, pero no parece padecer por ello. Este pueblo canta, cuando el mundo llora, y cuando está en sombras, este pueblo es luz. Porque todos ellos claramente han visto la luz que manaba del rostro de Cristo.


Este últimamente párrafo no es mío, es de una canción del cantautor LUIS ALFREDO, es un poco lenta, y hasta diría que triste, ni mucho menos un villancico, pero sintetiza mucho lo que os he querido compartir hoy: ¡No temas, MARÍA, que estamos de la parte del pueblo que ríe, estamos de parte de JESÚS, nuestra ALEGRÍA!



domingo, 25 de diciembre de 2016

HOY, EN LA CIUDAD DE BELÉN
OS HA NACIDO EL SALVADOR
¡Y HAY MOTIVOS PARA CELEBRARLO!


"Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor", escuchamos con la aurora del nuevo día el anuncio de los ángeles a los pastores que guardaban sus rebaños "no temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Y esto os servirá de señal: hallaréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre" (Lucas 2,10-11) pero para que sea "un gozo para todo el pueblo", para que sea "Buena Noticia" es preciso que haya con qué celebrar, con qué festejar, en este sentido la antropología define la fiesta como "una ruptura con lo cotidiano", por eso nuestro proyecto APADRINA UNA CENA DE NOCHEBUENA es precisamente eso lo que pretende, romper con lo cotidiano para que haya familias en necesidad que puedan festejar, tato en lo cotidiano de su necesidad como en la de la ayuda prestada, cualquier día del año en CÁRITAS o en un BANCO DE ALIMENTOS local estas familias pueden obtener, qué menos, macarrones, tomate frito y atún para resolver una comida, en este caso se trata de auténticas cenas de Navidad.


Este año el balance ha sido muy raro... por las cifras... Dejad que me explique, en las ediciones anteriores hemos ayudado, más o menos, a una media de una veintena de familias, y la respuesta solidaria de la gente ha sido en consonancia para poder atenderlas, sin embargo este año hemos atendido sólo a tres familias (un total de once personas, diez adultos y dos niños), lo que puede parecer poco, como decía SCHINDLER al final de la película entre sollozos "¿Y este anillo, qué me habrían dado los nazis por este anillo, otros diez judíos más?", a lo que su fiel secretario decía "los judíos tenemos un dicho: Quien salva una vida, salva al mundo entero", por lo que hay que tener siempre miras más altas, han sido tres, sí, pero tres familias que nada habrían tenido. La cifra se justifica, sin embargo, por algo que puede parecer, a la inversa, una buena noticia. Como no es lógico, ni sensato, ni responsable, ofrecer las cenas de Nochebuena de forma indiscriminada (pues éstas terminarían cayendo en manos, como sucede con muchas ayudas sociales, de la picaresca o de quienes menos lo necesitan) es por lo que nosotros siempre hemos ofrecido este proyecto a personas por cuya mediación, hemos conocido la necesidad de las familias necesitadas en cuestión. 


De esta forma, nos hemos dirigido a todas esas personas que, en años anteriores, nos informaron de la necesidad de "su vecina del tercero", "de algunas familias del Colegio", "de unos amigos nuestros en un pueblo cercano" y hemos obtenido la respuesta, que les honra además, por aquello de que nadie hace ascos a algo gratuito, de que no era necesario porque muchas familias habían mejorado de su situación de necesidad, cierto que en muchos casos por trabajos precarios, por contrataciones intermitentes, o contratos temporales, pero que "a trancas y barrancas podían sobrellevar sus necesidades básicas, no siendo necesaria la ayuda, pudiendo ayudar a quien de verdad lo necesite". Más interesante es el caso del colegio que,el primer año, quedó tan impresionado con que ayudáramos a una decena de familias de alumnos, en necesidad, que a partir de esa Navidad, los propios profesores han mantenido el proyecto a lo largo del año, haciendo cuestaciones entre ellos y dando ayudas en comida, no sólo en Navidad, sino el resto del curso escolar. Evidentemente así las cosas, como hemos dicho antes, por inflar innecesariamente las cifras no vamos a ofrecer las cenas de Nochebuena de forma indiscriminada al primero que se nos pase por delante.


Este año nuestros duendecillos han sido un matrimonio joven, que regentan un negocio en el barrio, que son los que han hecho llegar las cenas de Nochebuena a las tres familias atendidas, pues era algo lejos de nuestro barrio, y entre que éramos pocos, @cuartapobreza ha estado enfermo, bastante fastidiado de los huesos, y yo he estado trabajando, hemos tenido que echar mano de brazos extras para que todo estuviera puntualmente dispuesto en una noche tan especial.


Dicho lo anterior, como eran pocas familias, hemos optado por incrementar el presupuesto, que al final habrán salido por una media de unos cuarenta euros el lote, en vez de la cifra de veinticinco euros que, no sin dificultad, habíamos venido manteniendo en años anteriores. Lo que se ha traducido, por ejemplo, en cambiar el jamón york de otros años en jamón serrano, los patés por unos un poco más "estilo gourmet" o completar el pollo asado de todos los años añadiendo, además, un rollo de carne mechada. Lo que no nos importa porque no se trata de ayudas en comida, se trata de auténticas cenas de Nochebuena, como la tuya, como la nuestra, como la e todos los que celebran.


De esta forma, evidentemente, ha sobrado dinero de lo que hemos podido recaudar este año, donde también la cifra ha descendido, quizás porque, tras estos años de crisis prolongada, todo el mundo anda haciendo números y la solidaridad, por más que uno quiera ayudar, llega hasta donde llega y no se pueden hacer grandes malabares con el presupuesto que cada uno tiene, o las necesidades de su casa. Dicho esto, quedan pendientes aún nuestros proyectos de ayudar, aunque esto es algo que va asociado a los Reyes Magos, y que venimos llamando tradicionalmente proyecto PORQUE HEMOS VISTO SU ESTRELLA, de ayudar a las Clarisas del MONASTERIO DE LA ENCARNACIÓN, que aunque son once, tres de ellas muy mayores, y piden lo que "para ellas es un lujo" como son productos de aseo personal (cremas hidratantes, colonias, gel, champú....), hemos sabido  -por otras fuentes- que ellas también pasan sus estrecheces sobre todo en leche y aceite, hasta el punto de que se han quedado sin desayunar, o tomar leche, pese a haberla (ya que ellas se dedican a la repostería) porque "nosotras somos nosotras, y otra cosa es el obrador, del que vivimos, y sus ingredientes no se tocan", así que puede que este año las ayudemos más en este sentido, que por el de la higiene, donde nos consta que hay otras personas trabajando en esa dirección; y las HERMANITAS DE LOS POBRES, en su constante petición de leche y café, lo que más consumen y gastan los ancianos a ellas confiadas. Ya os informaremos, después de Reyes Magos de cómo ha sido la ejecución final de ambos proyectos.

Y por supuesto, que aunque sean estos nuestros proyectos más gordos del año, durante el resto del año siempre se presenta alguna familia, necesidad, urgencia que viene a nosotros, y que vamos ayudando y sorteando lo mejor posible. Por lo que nunca viene mal tener un fondillo, por exiguo que sea, para estos menesteres.


Y no nos olvidamos, hablando de los Reyes Magos, que en las familias ayudadas, como siempre, por supuesto que hay niños, en este caso dos niños, de ocho y diez años, pues las otras dos familias tienen hijos ya mayores, a los que luego -en su momento oportuno- les haremos llegar también sus correspondientes juguetes, si una familia no tiene para comer, los juguetes sí que son ya algo inalcanzable, pero siempre hemos tenido presente que, suceda lo que suceda, la ilusión de los niños no ha de ser nunca defraudada. Y eso que en este caso la ayuda "nos ha llegado en especie", pues tenemos unos falmantes juguetes nuevos, a estrenar, que nos ha hecho una Asociación que, por lo pronto prefiere que no se haga público su nombre, así que respetamos su decisión, no sin agradecerles lo que ya han empezado a colaborar con nosotros.


Y a todos los que nos habéis ayudado, cada cual lo sabe, GRACIAS, no se puede decir otra cosa, "quien salva una vida, salva el mundo entero", habéis sido copartícipes de la alegría, de la Buena Noticia hecha realidad en una mesa festiva de alguien que quizás no tendría motivos para celebrar... Y en honor a la responsabilidad debida, y por aquello de que "lo que haga tu mano derecha, que no lo sepa tu izquierda", aunque no citemos a todos los que han colaborado con nosotros, por descontado, todos recibiréis detalladamente las cuentas de lo recaudado, cómo se ha empleado y de todo lo acontecido.

Una vez más... ¡GRACIAS! desde GRANADA.


sábado, 24 de diciembre de 2016

VIVAMOS ESTA NAVIDAD
COMO EL INFORME SEMANAL


¿Os acordáis del programa INFORME SEMANAL? Es ese programa de RTVE, tan antiguo como sus comienzos, que acostumbra a ofrecer resumidamente las noticias más importantes de la semana, pues hoy, que sólo queda desearos una muy FELIZ NAVIDAD a todos, y por si alguien llega nuevo al blog, y de recordatorio para nuestros seguidores habituales, desearos, de todo corazón, que viváis esta NAVIDAD resumiendo... ¡que digo resumiendo, viviendo! todo lo que hemos recorrido juntos en este Adviento:


¡Ha llegado el gran día!
Diles que les quieres a las personas importantes de tu vida, agradece lo que los demás hacen por ti, da abrazos, canta villancicos por la ventana, disfruta de todos los adornos, haz algo por alguien, comparte algo de tu propia mesa, disfruta de los Christmas que has recibido (incluidos los del wassap), rodea a tus amigos, da besos y saltos de felicidad, pide perdón si debes hacerlo, diles a esas personas cuántas ganas tenías de volver a verlas, cuenta chistes navideños (y ríete con ganas), reparte caramelos, vuelve a hacer el pino, coge los instrumentos, disfruta de tu mesa y reza.
¡¡El Señor está con nosotros, seamos felices!!
¡¡Feliz Navidad!!

Y si alguien, todavía, sorprendido por este alarde de felicidad que nos invade, dado que esta sociedad acostumbra a acomodarse en la desesperanza, la tristeza y el dolor ¡no hay más que poner la tele!, aún se atreviera a preguntarnos a qué se debe todo esto, anunciémosle con gozo y alegría la BUENA NOTICIA, el único ANUNCIO posible que ha de ser dado hoy, decid simplemente:

El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.

Que así sea, ya no hay que decir nada más, ni añadir nada más, tan sólo desearos a todos, una vez más, FELIZ NAVIDAD.



viernes, 23 de diciembre de 2016

¡Oh, EMMANUEL.... PADRE Y SEÑOR NUESTRO!


Hemos terminado el camino, IV Viernes de Adviento, 23 de Diciembre, hoy las Antífonas Mayores rezan de la siguiente manera "¡Oh, Enmanuel, Rey y legislador nuestro, esperanza de las naciones y luz de los pueblos, ven a salvarnos, Dios nuestro!", lo que mañana será una realidad cuando los ángeles nos lo anuncien gozosos cantando "¡Gloria a Dios en el Cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor!", hemos sido capaces de "preparar el camino al Señor, de allanar sus sendas" por medio de nuestros compromisos de Adviento, unos mejores, otros peores, unos más sencillos, otros más difíciles, hoy el último, y un par de aclaraciones:

Una aclaración es personal, como me fastidia mucho preparar compromisos del estilo "gestos de Adviento" o de "Cuaresma", porque al ser uno mismo el que los prepara, luego cuando llega la hora de realizarlos ya no tienen el carácter de sorpresa o compromiso cotidiano, es por lo que, ya desde el año pasado, opté porque fuera una compañera de trabajo, llamada NOELIA (¡habrase visto nombre más navideño, pues es el femenino de NÖEL!"), una auténtica enamorada de la Navidad, la única de conocer el catálogo de Navidad de una conocida marca de porcelana alemana ¡casi antes que las propias representantes de dicha marca!, la que me escribiera los compromisos de Adviento, además por su carácter jovial y divertido (¡es como PETER PAN, si PETER PAN fuera una niña...!) sabía que no me defraudaría, lo mismo que este año. Así que desde aquí todo nuestro agradecimiento para ella, que ha sido capaz de mantenernos en vilo, día tras día, para saber "qué nueva ocurrencia se le habrá ocurrido hoy" para ser como niños, lo mismo que los suyos, tiene dos niños preciosos PABLO y DANIEL, "y su otro niño grande" que es como ella misma llama a su marido, RAÚL, que esperan con gozo y esperanza a su Señor; nosotros, desde nuestra pobreza, se lo hemos agradecido haciéndole los adornos de su árbol de Navidad, unas notas musicales, pues es una familia terriblemente enamorada también de la música.



Pero en el gesto de hoy NOELIA nos ha puesto a rezar un sencillo "Padrenuestro" ¡Madre mía, un sencillo padrenuestro!, puede que NOELIA no lo sepa, pero el "Padrenuestro" es la oración por excelencia de los cristianos, en primer lugar, porque nos la enseñó el Señor mismo, en segundo lugar porque en la Iglesia primitiva marcaba, junto con el credo, o profesión de fe, en el momento del bautismo, el ser cristiano de pleno derecho en la comunidad eclesial, era como el "santo y seña" de los cristianos, por eso, por este carácter reverencial y de respeto que debemos al "Padrenuestro" es por lo que la liturgia dominical, en la celebración eucarística nos invita a rezar el "Padrenuestro" diciendo "por eso, nos atrevemos a decir...." ¡Nos atrevemos a decir la oración que el mismo Señor pronunció de sus labios! ¡Nos atrevemos a decir nosotros, pobres pecadores, que ni entendemos, ni cumplimos, ninguna de sus sencillas invocaciones!

Y al mismo tiempo es una oración muy sencilla para culminar, todos juntos, cogidos de la mano, este tiempo de Adviento, que mañana nos mete de lleno en la Navidad, porque si el Señor mismo nació en una gruta, en un pesebre... lo que nos remite a otra gruta:



En TIERRA SANTA se conserva una preciosa y antigua tradición por la que, dada la importancia del "Padrenuestro", el Señor enseñó esta oración a sus apóstoles, en la intimidad, el refugio, de otra gruta, que se conserva aún en día, llamada por ello "la gruta del Padrenuestro", en dicho lugar, en las afueras, se conservan azulejos que contienen la oración del "Padrenuestro" en todos los idiomas.



Y descansa en este lugar AURELIA MARIA JOSEFINA, Princesa de la TOUR D'aUVERGNE, Baronesa de BOSSI, que fundó un carmelo en este lugar del "Padrenuestro" en el año 1872, para la conservación y memoria de este lugar tan especial, donde resonó el "Padrenuestro"por vez primera en el mundo, así como el corazón de su esposo, que yace junto con ella.

Ahora sí, recemos todos juntos un "Padrenuestro", por todos nosotros, los lectores de este blog, por los que nos siguen en las redes sociales, por esos que llamamos amigos y hermanos, mucho más allá de la frialdad de un teclado, y por los que hoy, estos "pobres de Nazaret", con sus pobrezas, materiales, espirituales, y con sus luces y sombras, y su pecado, osan, se atreven a llamar hermanos a LAURA y su familia (perras incluídas), a ENRIQUE y su familia, a INMA y su familia (la de MADRID), a INMA y sus hijos  (la de CANARIAS) -las llamamos así para distinguirlas-, a JUAN DE DIOS, con su madre, hermanas, perros y gatos, a la recién llegada (@pituclass, la benjamina en orden de llegada, de esta familia), a TERESA de GRANADA, y por supuesto a NOELIA y su familia:



martes, 20 de diciembre de 2016

ADVIENTO y NAVIDAD
con Mª EMILIA RIQUELME


San FRANCISCO de ASÍS compuso, de forma piadosa, un OFICIO DE LA PASIÓN DEL SEÑOR, una serie de salmos, compuestos por él, picoteando del texto de los Salmos, ensalzando sobretodo, por su devoción particular, algunos aspectos de la Pasión del Señor, y lo mismo que sucede con el rezo de las horas litúrgico de la Iglesia, lo ordenó por tiempos, del día y litúrgicos, pues se me ha ocurrido proponeros hoy, para orar, hacer yo la misma experiencia, así que he picoteado entre los pensamientos de Mª EMILIA RIQUELME Y ZAYAS, es religiosa granadina y fundadora de la que tanto os hablo a veces, y combinándolos con citas de los Salmos, he compuesto el siguiente SALMO DE ADVIENTO y NAVIDAD al modo de Mª EMILIA RIQUELME:

ADVIENTO

Antífona.- Jesús Eucaristía llama hoy a la puerta de nuestros corazones ¡Ay, si se cansara de esperar!

De día el Señor nos enseña su amor,
y de noche no cesamos en el llanto,
ni en nuestras oraciones al Dios de la vida
¡Ven, Señor, salva nuestras vidas!
¡Sálvanos por tu amor!
Esperamos en el Señor,
porque en Él hay amor,
y lealtad, y libertad completa,
guardamos silencio ante el Señor,
esperamos con paciencia 
que Él nos ayude.
No nos irritamos 
por quienes triunfan,
ni por los que hacen 
planes malvados,
cuando algunas veces dijimos:
“¡Nuestros pies resbalan!”
tu amor, Señor, 
vino en nuestra ayuda.
Con la mirada y el corazón
fijos siempre en Jesús Sacramentado,
Él nos enseñará el recto camino.
Por causa de nuestros enemigos,
guíanos en tu justicia,
envíanos tu luz y tu verdad,
para que ellas nos enseñen el camino,
que conduce a tu monte santo
¡Esperamos en el Señor, ahora y siempre!
Jesús Eucaristía llama hoy
a la puerta de nuestros corazones
¡Ay, si se cansara de esperar!
No vacilamos, abrimos pronto,
hoy, no mañana, mañana no.
¡Levántate, Señor,
ven a salvarnos, por tu gran amor!

Antífona.- Jesús Eucaristía llama hoy a la puerta de nuestros corazones ¡Ay, si se cansara de esperar! 

NAVIDAD

Antífona.- Crecerá nuestra familia como un rebaño, consolando a Jesús Eucaristía, como si fuera un niño en brazos de su madre.

Danos una clara muestra 
de tu amor,
tú, que salvas 
de nuestros enemigos,
a los que buscamos 
tu protección.
¡El Señor es rey!
¡Cómo están los ángeles
en la presencia del Señor!
Imitemos 
a estos seres angelicales
que fue por nosotros, 
no por ellos,
que el Señor 
se quedó en la Eucaristía.
No hizo lo mismo 
con otras naciones,
cuyos pueblos desconocen
sus decretos ¡Aleluya!
En cambio, por tu gran amor,
podemos entrar 
en tu Santo Templo
¡Podemos adorarte con toda reverencia,
contemplando tu santo rostro!
¡Has puesto más alegría entre nosotros,
que en quienes tienen abundacia
de hijos e hijas!
¡Bendito sea el pueblo que sabe alabarte,
con alegría has sacado a los pobres
de la tristeza, y ahora caminan
alumbrados por tu luz!
Pues tú eres la fuente de toda vida,
y en tu luz podemos ver la luz,
viviremos como los ángeles,
crecerá nuestra familia como un rebaño,
consolando a Jesús Eucaristía,
como si fuera un niño en brazos de su madre.

Antífona.- Crecerá nuestra familia como un rebaño, consolando a Jesús Eucaristía, como si fuera un niño en brazos de su madre.

NOTA BENE.- Mª EMILIA RIQUELME tenía mucho cariño al Niño Jesús que aparece con ella en estas fotos, lo llevaba siempre consigo, por eso lo llamaba "El Niño Viajero", por eso las religiosas, en la actualidad, lo muestran en el museo de la Casa Madre en la misma maleta donde tanto viajó.

sábado, 17 de diciembre de 2016

PARIENTES Y TRASTOS VIEJOS, POCOS Y LEJOS

Cuando éramos pequeños, y como siempre hemos vivido en localidades más o menos pequeñas, de esas en las que "todo se sabe", supongo que por prudencia, mi madre siempre nos decía - a mis hermanos y a mí- que cuando en el colegio, haciendo la ficha de los alumnos nos preguntaran por la profesión de nuestro padre dijéramos un escueto "funcionario", luego llegaba el momento y respondía a boca llena "mi padre es inspector de policía" (en honor a la verdad diré que a mis hermanos les pasaba igual) y cuando mi madre nos regañaba por ello, le decíamos que "funcionario también puede ser el barrendero del ayuntamiento ¡Cómo va a ser lo mismo!"

Esta anécdota infantil contrasta con la de la juventud de Mª EMILIA RIQUELME Y ZAYAS, esa religiosa granadina, fundadora, de la que tanto os hablo de ve en cuando, en pleno Siglo XIX, siendo hija de un laureado general y de una descendiente del Gran Capitán, en una GRANADA decimononica, y antes en SEVILLA, en esas reuniones de alta alcurnia, banquetes y bailes propios de la alta sociedad de entonces, estando en pleno proceso de conversión, cuando er preguntada por algún conocido, en esos bailes "Señorita, usted es la hija de...." para nada decía "Soy la hija del General Riquelme", sino que sorprendía a sus interlocutores diciendo "¡Sí, en efecto, soy hija de Dios, bautizada!"

Como podréis comprobar, dos actitudes completamente diferentes, pero es que las personas somos así, nos gusta alardear y presumir de nuestros ancestros, de nuestros antepasados, el linaje y la procedencia es muy importante, sobretodo en algunas culturas orientales, como la judía (o en la ESPAÑA medieval, era muy importante ser "cristiano viejo", es decir,proceder de una familia que no se hubiese contaminado teniendo judíos o musulmanes en su familia), de esta manera tendemos a exagerar o presumir de lo que nos ennoblece, en lo que se refiere a nuestra familia, y esconder lo que nos humilla. Anécdotas a este respecto hay muchas, hace poco se supo que BENEDICTO XVI compartió en una entrevista que "por un defecto administrativo, su madre figuró durante mucho tiempo en el registro civil alemán como hija ilegítima", si nos fijamos en las últimas biografías de Santa TERESA de JESÚS de ÁVILA descubriremos que, pese a lo contrario de lo que le gustaba decir "era descendiente de judeoconversos y seguramente lo sabía. Su abuelo paterno, Juan Sánchez de Toledo, fue procesado por la Inquisición en 1485 y obligado a llevar el sambenito durante siete viernes, siguiendo la condena impuesta a los criptojudíos penitenciados por el Santo Oficio. La familia se vio obligada a abandonar un floreciente negocio de paños en Toledo y a trasladarse a Ávila, con menos posibilidades, pero donde nadie les conocía ni sabía de su desgracia con el Santo Oficio. En su nueva ciudad de residencia obtuvieron un certificado falso de hidalguía, que les eximía de pagar impuestos y les proporcionaba buena imagen en aquella sociedad, donde se entregaron a aparentar una condición que no poseían: la de cristianos viejos" y en la biografía de San MARTÍN DE PORRES, el dominico negrito, Fray Escoba, descubriremos que era hijo de un noble hidalgo, procedente de BURGOS que se fue "a hacer las américas" llamado JUAN DE PORRES, de la Orden de Alcántara, y de una mujer negra, esclava liberada, llamada ANA VELÁZQUEZ, pero como un matrimonio así era inconcebible en aquella época, sus padres vivían "amancebados", es decir, eran una pareja de hecho, sin matrimonio.

Y es que, quizás, en esto de linajes, familias, parentescos y parentelas, estamos muy mediatizados por el refranero, que tiene perlas como el archiconocido "de tal palo tal astilla", o uno muy curioso "pariente que no luce, una pedrada lo desmenuce", es decir, un familiar que no honra el linaje familiar, mejor no hacerle caso... ¡y los hay peores! como éste otro "puta la madre, puta la hija, puta la manta que las cobija"...

BETSABÉ, obra de WILLEN DROST (1654)
Y todo esto es lo que nos enseña, precisamente, el Evangelio de hoy (Mateo 1,1-17) pese al coñazo que es escucharlo en misa, que esa retahíla de nombres, padres e hijos se convierte en adormecedora para los oyentes, y casi un martirio para el sacerdote que lo proclama, en una cultura como la judía, tan obsesionada con las genealogías y la pureza de la sangre del pueblo escogido (cogeros el libro de los NÚMEROS de la Biblia, titulado así porque son listas y listas, números, al fin y al cabo, de genealogías), viene a recordarnos que JESUCRISTO, aparte de demostrar su procedencia y linaje davídico, como habían anunciado los profetas, con todo, para demostrar que la obra de Dios no depende de nosotros, cuenta entre sus antepasados con perlas como RAJAB (la prostituta de JERICÓ, que por ayudar a los espías judíos fue salvada de la destrucción de la ciudad y se unió al pueblo elegido); o RUT (pagana, no judía de nacimiento, que siguió a su suegra, judía, NOEMÍ y terminó siendo aceptada, también, en el pueblo elegido); otra mujer, TAMAR, que engañó a su suegro para tener un hijo y BETSABÉ que comete adulterio con DAVID ¡otro que tal baila! -nunca mejor dicho-que lo mismo se sometía dócilmente a Dios, elevando cánticos inspirados como los Salmos, pero que era un poco "putero" (diríamos hoy en día), que mandó a una muerte segura al marido de BETSABÉ para poder trabajarse a su mujer, BETSABÉ. 

La de Cristo es una descendencia que se mueve entre fortalezas y debilidades, la gracia y el pecado. El Mesías es un hijo de un pueblo donde hay de todo: bueno y malo. Y Jesús haciéndose hijo de este pueblo se hace hermano de toda la humanidad: “El santificador y los santificados proceden todos del mismo. Por eso no se avergüenza de llamarlos hermanos”. Dios cuenta con las cualidades y deficiencias de todos. El Reino es siempre incluyente, solidario y encarnado en la historia y la cultura de cada pueblo. Hoy, sin duda, es un día para acordarnos de nuestros antepasados, los buenos y los malos, y dar gracias a Dios por "todos los que nos precedieron" porque todos ellos, aunque sea solo genéticamente, han dejado su impronta en nosotros, somos lo que somos por ellos, estamos aquí por ellos, vivimos por ellos, y eso, siempre es de agradecer.

viernes, 16 de diciembre de 2016

SEAMOS PREGONEROS
¡QUE EL ADVIENTO VA ACABANDO!


En el Evangelio de hoy (Juan 5,33-36) se nota que estamos ya apurando el Adviento, el anuncio gozoso "Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor" que los ángeles cantaban alborozados en el cielo, al cumplirse las promesas, los profetas y toda la Escritura, en el nacimiento de Cristo, es ya casi inminente, por eso este texto habla de mensajeros "enviasteis mensajeros a Juan (bautista), y él ha dado testimonio en favor de la verdad", así debería ser nuestra actitud estos días, de tensa espera, de alegría, como "mujer que gime casi con dolores de parto" (Cfr. Romanos 8,22), deberíamos estar ya anunciando a todos que está por suceder, como decía esa el título de esta otra película sobre la vida de Jesús, que seguramente puede que nos echen, si no en estos días, en Semana Santa, otra vez por la tele, "la historia más grande jamás contada".

Curiosamente el Señor nos recuerda que "no es que yo dependa del testimonio de un hombre", es verdad, la fe es un don, para empezar, por mucho que la sintamos, la vivamos, la experimentemos, es un don de Dios, y por mucho que intentemos compartirla, siempre nos quedaremos cortos, nosotros  mismos no valemos para dar testimonio de Cristo, del Señor a los demás, primero por nuestra flaqueza "llevamos este tesoro en vasijas de barro", nos recuerda San PABLO (2 Corintios 4,7) y en segundo lugar porque como pecadores e incoherentes podemos ocultar, empañar, esconder el debido testimonio, y eso que nadie como JUAN BAUTISTA para dar testimonio "Juan era la lámpara que ardía y brillaba", y con todo su testimonio era "un instante de luz".

Y pensando en JUAN BAUTISTA, su anuncio, su papel de mensajero, me he acordado de un villancico popular, llamado EL MENSAJERO, cuya letra dice lo siguiente, me interesan las estrofas, más que el estribillo(por cierto ¡bastante pegadiza!):


Lo anunció, pregonándolo en la Plaza Mayor,
la venida al mundo del Niño Dios,
el pregonero fue y lo anunció.

Sí, se enteró, todo el pueblo pudo así conocer
que algo grande acaba de suceder
en la cueva de Belén.

Sí, lo anunció, el pregonero se enteró y lo anunció,
Dicen porque un ángel a él le informó
y que venía enviado por Dios.

Lo pregonó, él no sabe lo que va a suceder,
pero cumple siempre con su deber,
y la nueva anunció.

Ojalá sea esa misma nuestra actitud en esta recta final del Adviento, seamos como JUAN BAUTISTA, como un pregonero de loa antiguos, "él no sabe lo que va a suceder, pero cumple siempre con su deber, y la nueva anunció", porque aunque no sepamos como, es decir, sabemos el acontecimiento, que el Señor va a nacer, pero que no sea porque lo marca el tiempo litúrgico, no sabemos ciertamente en qué forma este año nos enteraremos de verdad de ello, qué sentiremos en nuestro corazón, en qué forma transformará nuestra vida, en qué le experimentaremos, no lo sabemos, tiempo al tiempo, pero "cumplimos con nuestro deber y lo anunciamos", a nuestros amigos, a nuestros familiares, a nuestro entorno, en nuestro trabajo "pregonándolo en la Plaza Mayor", y es verdad, la fe es un don, porque no es nuestro al anuncio, a nosotros nos fue dado primero "porque un ángel a él le informó que venía enviado por Dios", así puede que quizás sea Navidad para todos "todo el pueblo pudo así conocer que algo grande acaba de suceder en la cueva de Belén", es decir, ahora sí, el estribillo:

Ha nacido un niño en Belén,
al que llaman el Salvador,
ha nacido un niño en Belén, 
demos gracias al Señor.



martes, 13 de diciembre de 2016

HA LLEGADO EL TIEMPO DEL SEÑOR


Este icono que fue pintado por @cuartapobreza, para PENTECOSTÉS, representa a Cristo exhalando, entregando el Espíritu Santo (Cfr. Juan 19,30), a su autor le gusta llamarlo "mis dulces ojos de miel", mientras que yo, en una ocasión, pensando en el icono, me vino el siguiente pensamiento, o palabra inspirada -para los familiarizados con la jerga de la Renovación Carismática Católica- "Desde Tiro y Sidón vendrán todos, a ser sanados, por tu mirada".

Como ya sabéis, lo he compartido ya, tengo un principio de cataratas en el ojo derecho, que hacen que vea borrosillo por ese ojo, aunque aparentemente en el izquierdo no tengo nada, me he dado cuenta de que se me está volviendo un poco vago, es como si se negara a enfocar con toda su fuerza, ¡total, para qué, si el otro ojo compañero no le ayuda en la tarea!, así que al final termino viendo borroso con ambos, se me hace muy cuesta arriba leer, escribir, ponerme en el ordenador, ver la tele, etc, etc... ahora comprenderéis el gran número de erratas que se me escapan al escribir, o letras que me como, en el blog o en las redes sociales.

El caso, es que el otro día, pasando por el oratorio, me fijé de refilón en el icono, y suspire diciendo "¡Señor, lo que quieras, pero no me pidas la vista! ¿No digo yo que se sanará bajo tu mirada?", pero el Señor, que no es tonto, me tenía la respuesta preparada: "¿Y cómo vas a sanar, si la condición es "venir" bajo mi mirada? ¡Porque lo que es venir, vienes poco, lo que es mirarme, me miras poco...!" 


Y claro, sólo queda decir, porque el Señor conoce bien los corazones y no se suele equivocar sobre nosotros ¡Touchè,Señor! ¡Tocado y hundido! Por si acaso no me quedaba claro el reproche, o la regañina, hete aquí que una amiga nuestra me ha prestado un libro sobre la oración de intercesión, titulado "INTERCESIÓN DEL REINO", su autor es un laico, llamado ALEX VÍCTOR LENGEJA, que vive en TANZANIA, y que está dotado de una profunda oración de intercesión, el libro lo avala y lo autoriza la Renovación Carismática Catolica de TANZANIA, y lo prologa Monseñor JOSAPHAT L. LEBULU, Arzobispo de la diócesis de ARUSHA, y me lo ha prestado porque sabe, y tengo discernido, que la oración de intercesión es primordialmente mi principal y única forma de orar, siempre ha sido así.

Pues bien, cojo el libro, empiezo a leerlo y, como se suele decir, "la primera en la frente", pues me encuentro con el siguiente párrafo, demoledor:


Es ilustrativo advertir que cuando la primera comunidad de cristianos de JERUSALÉN aumentó en número de creyentes y de problemas la reacción de los apóstoles fue reducir su carga de trabajo para poder dedicar mas tiempo a la oración y la predicación:

"En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra" (Hechos 6,1-4)

La mayoría de nosotros hubiéramos reaccionado al revés, reduciendo las horas de oración para ponernos manos a la obra en atender los problemas y buscar soluciones. BYLL HYBES, autor de un libro titulado "TOO BUSY NOT TO PRAY" ("Demasiado ocupado para no rezar") cita en su obra a LUTERO que en una ocasión se decía "Tengo tanto trabajo que hacer que no concibo sino hacerlo después de tres horas de oración". Es decir, ejemplos de personas que sabían que "la obra de Dios no puede hacerse sin Dios"


Quiere esto decir que, aunque venía tiempo dándome cuenta de ello, de que en efecto, yo he caído en la misma trampa, querer hacerlo todo, abarcarlo todo, ayudar a todos, pero restando el necesario tiempo a Dios, es decir, arañando tanto tiempo a la oración, la adoración y el estar en calma en el oratorio, que prácticamente se puede decir que ya no rezo, sino es de forma puntual, pero no un continúo, como solía ser.... Así que he tomado la determinación de restar tiempo al ordenador, a las redes sociales, a las cosas sin importancia, ¡hay algo más importante que Dios, que "es un Señor celoso"!, para sacar ese tiempo que hasta ahora le he estado robando al Señor, quizás así recupere la fuerza intercesora que antes me caracterizó.

Y concluyo con otro aspecto que señala el libro, estar con el Señor, es estar en su intimidad y ésta sólo se consigue con tiempo:


La intimidad es lo mismo que el amor y el amor se deletrea T-I-E-M-P-O. La única manera de progresar en cualquier relación es el tiempo que pasan juntos los enamorados. La profundidad de la intimidad depende de la longitud y calidad del tiempo que pasen juntos los enamorados, así como de los sacrificios que estén dispuestos a hacer para conseguir ese tiempo. Si queremos dar un tiempo de calidad y adecuado al Señor hay que, literalmente, quitárselo a otros menesteres, e incluso, a otras personas. Dios no puede tener su tiempo si es que se lo queremos entregar a otros. La regla es simple, quien quiera o lo que sea importante para nosotros será a lo que dediquemos nuestro tiempo, y a lo que dediquemos nuestro tiempo será lo que consideramos primordial. Si no le podemos dedicar tiempo al Señor es señal inequívoca de que no es lo primordial en nosotros. 


jueves, 8 de diciembre de 2016

JE SUIS L'IMMACULÉE CONCEPTION


"El Espíritu y la Esposa dicen: «¡Ven!» Y el que oiga, diga: «¡Ven!» Y el que tenga sed, que se acerque, y el que quiera, reciba gratis agua de vida.

(Apocalipsis 22,17)

ADVIENTO: Y nuevamente en este tiempo de espera se erige la figura de MARÍA, animada por el Espíritu Santo, "gimiendo con dolores de parto" (Cfr. Romanos 8,22) ¡VEN, Señor, Jesús! Es casi ya inminente el nacimiento del Señor. 

El día 25 de de Marzo del año 1858, en LOURDES, BERNARDETTE SUBIROUS pidió a la Virgen: "Señora, ¿tendría la bondad de decirme quién es usted, por favor? " y entonces la Virgen dijo:

JE SUIS L'IMMACULÉE CONCEPTION

Adviértase el detalle de que MARÍA no dijo de sí misma "Yo fui concebida sin pecado original" sino que usa toda la fuerza ontológica de decir "YO SOY la INMACULADA CONCEPCIÓN", lo que significa que MARÍA es perfecta, MARÍA es la nueva creación de Dios, "sobre la que aleteaba al comienzo el Espíritu Santo" (Cfr. Génesis 1,1-2), y desde esta nueva creación se nos va a dar al nuevo Adán, Jesucristo, Nuestro Señor, naciendo de esta tierra nueva y sin mancha, que es MARÍA, tierra que ya no puede ser mancillada por ningún atisbo de derrota, imperfección o pecado "haré que haya enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya. Ella te pisará la cabeza mientras tú herirás su talón"  (Cfr. Génesis 3,15) ¡Ella es nuestra Madre!

De esta forma MARÍA es nuestra madre. Cuando nacemos de nuevo, en nuestro bautismo, por el poder del Espíritu Santo, MARÍA está siempre presente, literalmente co-engendra a los hijos de Dios. La evidencia de ello es la se concepción misma en su virginal e Inmaculado seno, del primogénito de la nueva humanidad, Dios hecho hombre, Jesucristo. Y ahora todos los nacidos de nuevo por la fe en Jesucristo, somos hijos también por el Espíritu Santo  "a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. Éstos no nacieron de sangre, ni por voluntad de carne, ni por voluntad de varón, sino de Dios" (Juan 1,12-13) y todos ellos lo serán también de MARÍA: "He ahí a tu madre" (Juan 19, 27).

¿No vemos esto también María en el Cenáculo, en medio de los Apóstoles en el día de Pentecostés? María siempre está presente, donde está presente la acción del Espíritu Santo: "Entonces regresaron a Jerusalén desde el monte llamado de los Olivos, que está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo. 13 Cuando hubieron entrado en la ciudad, subieron al aposento alto donde estaban hospedados, Pedro, Juan, Jacobo y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo, Santiago hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas, hijo de Santiago." (Hechos 1,12-13). MARÍA está presente en el Cenáculo y sin él no habría habido ningún Pentecostés, no habría habido ningún descenso del Espíritu Santo; sin MARÍA presente con su prima ISABEL no habría habido ningún JUAN BAUTISTA lleno del Espíritu Santo para ser el profeta que iba a allanar el camino para preparar la venida del Mesías.

"Si en muchas culturas la esposa toma el apellido del marido, al casarse, ya que le pertenece, se hace uno con su esposo, se convirtió en su igual y es con él principio creador de la vida ¡Cuánto más Dios Espíritu Santo "Yo soy el que soy" (Éxodo 3,14) no iba a unir este misterio con el de MARÍA "El Espíritu y la Esposa dicen: «¡Ven!» (Apocalipsis 22,17) al afirmar "Yo soy la Inmaculada Concepción", que es el nombre de MARÍA, en la que se encuentran el amor, el principio de la vida, en todo el orden sobrenatural de la gracia!" 

(MAXIMILIANO KOLBE)