jueves, 13 de julio de 2017

EL EVANGELIO DE HOY
¡MÁS VIVO QUE NUNCA...!


En el Evangelio de hoy el Señor envía a sus discípulos con una serie de instrucciones (Mateo 10,7-15):

Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis. No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni túnica de repuesto, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento.

Dad gratis lo que gratis hemos recibido, lo que se refiere tanto a la predicación del Evangelio, como poner en servicio en beneficio de nuestros hermanos los dones y carismas que tengamos, porque la fe, los dones y los carismas no es algo, en absoluto, que merezcamos, ni tengamos derecho a tener, pues el Señor nos los ha dado, el Espíritu Santo los ha suscitado "como quiere, cuando quiere, donde quiere y en quien quiere" sin tener en cuenta nuestra condición, ni nuestro mérito, y por suuesto no es algo que podamos adquirir al modo humano, con nuestros trapicheos, corruptelas, nuestros escalafones o nuestras formas de medrar, ¡y menos mal que no es algo que podamos comprar!, como quiso proponerles SIMÓN, el mago, a los apóstoles.

Aunque dice la Escritura "Señor, tu Palabra es eterna, y es perfectamente estable" (Salmo 119,89), ahora es cuando, pese a ello, hemos de actualizar un poco las instrucciones:


No llevéis en la mochila dinero, ni comida, que todo eso pesa, mucho más ahora en el camino, con este calor; ya encontraréis alguien de buena fe que os dé de comer y os ponga un vaso de agua, ¡siempre hay gente buena para eso!, no hace falta mucha ropa, con unas chanclas, unos vaqueros y un par de camisetas, ya vas que vuelas... Y por favor, usar el transporte publico, en la medida de lo posible, y viajad en turista, que váis a lo que váis, no a disfrutar de comodidades.

Puede que la actualización me haya salido un poco así o asá, pero una cosa está clara, porque estas instrucciones del Señor son "el manual del misionero", que cada uno se las aplique como pueda, haga mejores actualizaciones que la propuesta por mí, pero nunca olvidemos que esto, como se suele decir "es así, sí o sí", fijáos la fuerza de estas palabras del Señor que, escuchándolas en misa el propio San FRANCISCO de ASÍS, fueron las que le dieron el empujón definitivo a su proceso de conversión, y desde ese día se ató una soga a la cintura y comenzó a vestir el hábito del tejido mas pobre que encontró.


Y rezad, porque estas instrucciones del Señor se van a poner por práctica, a lo largo de todos estos días, por todos esos jóvenes que van a aprovechar sus días de verano para echarse a los caminos en el nombre del Señor, se nos van a llenar los caminos de jóvenes de vaqueros y camisetas, mochileros, y chanclas, llevando en sus mochilas cuatro cosas, puede que una guitarra y siempre, sus biblias. Son los jóvenes que irán de misiones a tierras de misión, ciertamente, acompañando a los religiosos que allí están todo el año; otros irán de peregrinación, otros a campos de trabajo, a construir un pozo, cuidar las vacas de una aldea africana, o echar una mano en un asilo de ancianos; otros serán monitores de niños y jóvenes en los tantos campamentos de trabajo, de verano, de profundizcación en la fe, que se realizan por todo el mundo.


Rezad por todos ellos, porque de estas entregas y vivencias radicales del Evangelio, digo parciales por ser en vacaciones ¡y ya es mucho sacrificar el verano por los demás!, surgen las vocaciones que descubren que es bonito, emocionante, entregar la vida a tiempo completo, y no sólo en vacaciones. Me acuerdo, por ejemplo, del Padre DAMIÁN, Redentorista, que de joven pasó un verano con las MISIONERAS DE LA CARIDAD, y volvió tan afectad por ese contacto brutal con la pobreza, que su abuela dice que al regresar "regaló casi toda su ropa, mientras lloraba por el cargo de conciencia de tener tanta"...


... Y descubrió precisamente eso que la vida no se puede entregar a jirones, por entregas, por fascículos, al Señor, sino que la vida se entrega toda ella, sin guardarse nada, y ahí lo tenéis, un jovencísimo sacerdote y misionero redentorista. 


Para que os ayude, en esta oración, por todos nuestros jóvenes mochileros, os dejo el vídeo del himno oficial de la MRCIA FRANCESCANA A ASSISI, un encuentro de jóvenes, de todas las partes del mundo, al que hay que llegar andando, que se celebra todos los años en ASÍS como consecuencia de la fiesta del PERDÓN DE ASÍS, el día 2 de Agosto: