martes, 11 de julio de 2017

EUROPA y San BENITO...
Y LOS QUE VINIERON DESPUÉS


Celebramos hoy a San BENITO, patrón de EUROPA, que así fue nombrado el Papa PABLO VI mediante la Carta Apostólica Pacis Nuntius de fecha 24 de Octubre de 1964. Cabría preguntarse por qué un monje a caballo entre los siglos V-VI es patrón de EUROPA, y ello se debe a que fue el gran impulsor del monaquismo, pero no sólo desde el punto de vista religioso, sino además como salvaguarda de la cultura y la cohesión de todos los pueblos bárbaros que asentándose en el viejo continente iban haciendo añicos lo que fue la EUROPA del Imperio Romano:

Los monjes fueron los que orientaron a la nueva sociedad naciente en su configuración social, política, económica, cultural y religiosa; los que hicieron de la diversidad de esos pueblos una comunidad cohesionada en torno a los mismos valores espirituales, morales y humanistas. Los instrumentos de esa obra fueron tanto la cruz como el arado, la oración y el trabajo, la Biblia y el Derecho Romano, el libro y la estética litúrgica, la disciplina y la pax monástica. Por eso los monasterios guardan la memoria y el secreto de EUROPA. Su recinto es el símbolo de ese espacio occidental: En los monasterios europeos se condensa el espíritu, la fuerza y la tensión que engendraron al hombre y al alma europeos.

Sin embargo EUROPA no es sólo su región occidental, por eso, para reconocer la misma e idéntica labor llevada a cabo por San BENITO en la EUROPA occidental, mirando a oriente, al Imperio Bizantino, que atravesaba por circunstancias de descomposición análogas al romano, los impulsores de la nueva tarea de conservación y construcción fueron los Santos CIRILO y METODIO, nombrados también patrones de EUROPA por San JUAN PABLO II el 31 de Diciembre del año 1980 en su Carta Apostólica Egregiae Virtutis.

Y para que luego digan, los demagogos y desinformados de siempre, que la Iglesia no considera a la mujer, pensando en que EUROPA no sólo es el fruto de la reflexión y el trabajo de hombres insignes, sino también de mujeres valientes, que no dudaron en enfrentarse a Papas, Reyes y regímenes opresores, por defender los valores de EUROPA y denunciar los excesos de la autoridad, cualquiera que fuera su origen, también San JUAN PABLO II por medio de un Motu Proprio de 1 de Octubre de 1999 designa patronas de EUROPA  a Santa CATALINA de SIENA, Santa CATALINA de SUECIA y Santa TERESA BENEDICTA de la CRUZ (que puede que os suene más como EDITH STEIN):



Quizás, para entender qué supone lo que hemos de aprender hoy, como europeos y ciudadanos de la UNIÓN EUROPEA, como cristianos al que la Iglesia propone modelos de conducta en sus santos y beatos, y cuáles son los valores que nos han de mover como creyentes en la construcción de este proyecto común, nos sirvan las palabras del Motu Proprio antes referido:

Crezca, pues, EUROPA. Crezca como EUROPA del espíritu, en la línea de su mejor historia, que precisamente tiene en la santidad su más alta expresión. (...) Para edificar la nueva EUROPA sobre bases sólidas, no basta ciertamente apoyarse en los meros intereses económicos, que, si unas veces aglutinan, otras dividen; es necesario hacer hincapié más bien sobre los valores auténticos, que tienen su fundamento en la ley moral universal, inscrita en el corazón de cada hombre.

Y aunque ahora EUROPA se vuelve a fragmentar por nacionalismos mal entendidos, que dieron lugar incluso a guerras, en pleno Siglo XX, como las de YUGOSLAVIA y BOSNIA, en la que el desmoronamiento económico es evidente, con el famoso "Brexit" del REINO UNIDO, que cierra los ojos y las fronteras al drama humano de los emigrantes y los refugiados, y que se ha convertido en un "mercado de mercados" carente de conciencia social, donde las diferencias entre los pobres y los ricos son más evidentes, y el capital parece devorarlo todo (cierre de pequeños comercios, desahucios, recortes sociales...) de tal suerte que queda bien lejos de ser la EUROPA de la que, por su belleza, se enamoraban dioses como el mismo ZEUS, se está convirtiendo en una especie de SATURNO insaciable que devora a sus hijos en aras de intereses meramente mercantiles y económicos.

Miremos hoy a políticos valientes, padres de la UNIÓN EUROPEA, como el alemán ROBERTS SCHUMANN o el italiano ALCIDES DE GASPERI, ambos "siervos de Dios", es decir, en proceso de beatificación, porque fueron capaces de soñar su EUROPA unida y cohesionada sobre valores sociales, morales y religiosos, y porque en aras de este bien común, supieron sacrificar sus vidas en el servicio público, no a sus intereses personales o de partido; ROBERT SCHUMANN soñaba una EUROPA de progreso y crecimiento para sus gentes y que, además debía salvar una deuda histórica, ayudar al continente africano a crecer, en la misma medida por todo lo que la expoliamos y explotamos "EUROPA se ofrecerá a todo el mundo sin distinción ni exclusión, para contribuir al aumento del nivel de vida y al progreso de las obras de paz. Europa podrá, con mayores medios, proseguir la realización de una de sus tareas esenciales: el desarrollo del continente africano" (9 de Mayo de 1950), por su parte ALCIDES DE GASPERI define su papel como diputado italiano diciendo que es "un servicio público, para el bien de todos, un ejercicio de caridad en acción" (creo que voy a imprimir esta cita y se la voy a mandar con una foto suya a todos nuestros diputados y senadores).

Esto es lo que yo quiero celebrar hoy.